La Sanidad vasca asegura que ninguno de los positivos detectados en 60 centros escolares se ha contagiado en las aulas

Dos profesores miden la distancia entre mesas en un instituto de Vitoria

El coordinador del programa de vigilancia y control de la pandemia en Euskadi, Ignacio Garitano, ha garantizado este miércoles que la tendencia de la curva de contagios es positiva desde finales de agosto y que el inicio del curso escolar no ha supuesto un incremento de riesgo para los menores de 18 años, ya que el volumen de casos diarios en esa franja de edad es similar al previo al 7 de septiembre, alrededor de 80 diarios. De hecho, ha indicado que hay unos 2.800 menores aislados por un número indeterminado de positivos detectados en estudiantes de hasta 60 centros -uno está cerrado en Soraluze y 59 tienen aulas clausuradas- y que "todavía no se han encontrado chavales que se contagien en el colegio". Según Garitano, "tres cuartas partes" de estos casos proceden de contagios en el propio domicilio y por ser "contacto estrecho de los progenitores".

Tercera jornada consecutiva en Euskadi con menos de un 5% de casos positivos respecto a las pruebas realizadas

Tercera jornada consecutiva en Euskadi con menos de un 5% de casos positivos respecto a las pruebas realizadas

No obstante, aunque el balance inicial es "satisfactorio", el Gobierno desea ser prudente y continuará "monitorizando" la red educativa, ya que es esta semana cuando se han terminado de incorporar los estudiantes del último ciclo de Secundaria, de Bachillerato o de ciclos de Formación Profesional. Por el momento, el volumen de menores en cuarentena solamente representa el 0,75% del total de alumnos de entre 0 y 18 años, según los datos oficiales.

Garitano ha hecho estas consideraciones en la primera rueda de prensa en dos semanas de algún responsable del Departamento de Salud. La última la hizo el 2 de septiembre Nekane Murga antes de ser relevada por Gotzone Sagardui. En este tiempo, la pandemia no sólo sigue dando muestras de estabilidad sino que incluso está marcando una tendencia favorable y "en los tres territorios", creen los responsables sanitarios. "No es una impresión de una sola gráfica. Son varios indicadores a la vez y la situación está mejorando bastante", ha insistido. Eso sí, los efectos del gran volumen de casos de finales de agosto se nota aún en la actividad hospitalaria y en la mortalidad, pero "no se ha llegado ni muchísimo menos a lo que fue marzo". Las UCI están "en escenario 1", ha señalado como ejemplo.

El portavoz de Salud, en cambio, no se ha querido pronunciar por si este cambio de tendencia podría suponer el final de la emergencia sanitaria decretada en agosto, cuya mesa de crisis no se reúne tampoco desde hace semanas. "Yo estoy un poco aquí para aclarar los datos. Esto son cosas que trascienden un poco mi materia", se ha disculpado el coordinador del plan de vigilancia y control. Sí que ha enfatizado que los datos de la primera ola y los de la segunda no son comparables aunque en agosto haya habido días con más incidencia en la estadística que en marzo. Ha explicado en la primera ola la mayoría de infectados nunca se detectaron y que ahora se conoce que pasaron la enfermedad por los estudios serológicos.

Según Garitano, por otra parte, no se han detectado nuevos focos en estas semanas vinculados al ocio o a la hostelería. Los únicos programas de cribado que se han puesto en marcha en este tiempo tienen que ver con los temporeros de la vendimia en Rioja Alavesa (7 casos de 896 PCR realizadas) y en la campaña del txakoli (7 de 655). Salud asegura que tiene "capacidad de diagnóstico" y una "potente" atención primaria y red de rastreadores. En este momento hay 4.000 casos activos -alrededor del 50% son asintomáticos- y 12.000 personas en cuarentena (hace un mes eran los mismos casos y 20.000 aislados).

Etiquetas
Publicado el
16 de septiembre de 2020 - 18:27 h

Descubre nuestras apps

stats