Fumata blanca en el sector del tabaco de Extremadura tras conseguir que Cetarsa suba el precio de compra

Los tabaqueros del norte de Extremadura realizaron diversos actos de protesta durante noviembre por el precio de compra por parte de Cetarsa

Tras varias semanas de protestas y tensiones, llega la paz al sector del tabaco en Extremadura. Las organizaciones agrarias Asaja Extremadura, UPA-UCE y Cooperativas Agro-alimentarias y la empresa pública Cetarsa han constituido este jueves la mesa de seguimiento y han llegado a un acuerdo sobre los precios del tabaco, que se incrementarán con respecto a los del año pasado para valorar la calidad de la producción extremeña.

Además, el acuerdo lleva aparejado la desconvocatoria de las movilizaciones del sector anunciadas para los días 9 y 10 de diciembre.

Todo ello en un contexto en el que "ha habido un cambio de dinámica en las entregas, que se están produciendo con absoluta normalidad" en la planta de Cetarsa de Navalmoral de la Mata (Cáceres), ha asegurado el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco. La semana pasada se habían entregado cerca de 1,2 millones de kilos de los 29 millones previstos en la campaña actual.

"Vamos a estar vigilantes para que se cumplan los compromisos", ha advertido García Blanco, que ha valorado que Cetarsa ha cambiado "radicalmente su posición con respecto a la línea de compra que había tenido, y está acorde con lo establecido en los contratos firmados con los agricultores. Y creemos que con un pequeño esfuerzo se superarán los precios del pasado año".

La mesa también trabajará para dar estabilidad al sector de los tabaqueros del norte de la provincia de Cáceres, que representan el 95 % de la producción nacional con 9.000 hectáreas de cultivo, del que viven unas 20.000 personas de forma directa. Por eso, se abordarán asuntos como los contratos bianuales, los costes, temas fitosanitarios, etc.

Junto a Blanco, a la reunión del sector en Cáceres ha asistido el presidente de Cetarsa, Juan Andrés Tovar; el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas; y el presidente de Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura, Ángel Pacheco.

"Esta mesa supone dar una oportunidad al diálogo de las partes implicadas. Y lo más importante es hacer seguimiento hasta el final de la campaña, para que se reconozca la calidad de nuestro tabaco y que podamos estar en una dinámica de precio superior de la del año pasado", ha manifestado Huertas.

Por su parte, Tovar ha explicado que el compromiso adquirido es que al final de esta campaña, y cuando esté la totalidad del tabaco entregado, "el precio medio tendrá que ser superior al del año pasado", ya que la cosecha es de mayor calidad y los costes han subido.

"Ese es el compromiso y lo vamos a cumplir, además de trabajar en las próximas campañas para darles tranquilidad a los cultivadores para los próximos años", ha concluido Tovar, que asegura que, junto al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, han mantenido reuniones con multinacionales tabaqueras que "son receptivas" a la situación provocada por el aumento de los costes de producción. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats