La Junta pide tranquilidad al campo, que contará con el mismo presupuesto de la PAC de años anteriores

Campo de cereales en Extremadura

La consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García, ha llamado a la tranquilidad del sector agrario extremeño, ya que según afirma la Política Agraria Comunitaria (PAC) contará en el periodo 2021-2027 con el mismo presupuesto que los años anteriores.

García compareció este viernes en una rueda de prensa, acompañada por el director general de la PAC, Javier Gonzalo Langa, para informar de la cumbre europea y de la Conferencia Sectorial de Agricultura celebradas esta semana.

El nuevo marco financiero aprobado hace unos días en el Consejo Europeo fue refrendado este jueves por el Parlamento comunitario. Ha aseverado que los fondos de la PAC relativos al primer pilar (FEAGA) hay que compararlos con el periodo anterior (2014-2020) a precios corrientes y no constantes porque en definitiva es "el dinero que le va a llegar a los agricultores y ganaderos" y porque no se sabe cómo se va a comportar la inflación.

Ha recordado que cuando se negoció el periodo anterior el ministro español de entonces, Miguel Ángel Arias Cañete; y el consejero extremeño, José Antonio Echávarri, hablaron siempre de precios corrientes.

El presupuesto, en diferentes pilares

Del presupuesto aprobado para el primer pilar, 291.091 millones de euros, la estimación es que España reciba 39.156 millones, de los que 34.811 millones son ayudas directas y el resto para intervención en mercados, el pago específico del algodón y otras inversiones.

Para el segundo pilar de la PAC, relativo a desarrollo rural, Europa tendrá 87.603 millones, de los que a España le corresponderán 7.756 millones, más 750 millones del fondo de reactivación, por lo que para desarrollo rural habrá 8.526 millones.

De esta forma, el dinero que llegará a España de la PAC de los dos pilares, FEAGA y FEADER, registra un ligero incremento respecto al periodo anterior al pasar de 47.500 millones a 47.682, ha detallado la consejera.

A su juicio, en la negociación se ha cubierto el objetivo de garantizar el mismo presupuesto, como acordaron el Ministerio y las CCAA en julio de 2018 y que fue refrendado el mes pasado. También ha resaltado el acuerdo alcanzado por el contexto en que se ha conseguido, tras el abandono de la UE por parte del Reino Unido, que aportaba el 12,5 % del presupuesto y después de aprobarse un fondo para la reconstrucción por la crisis del COVID-19 de 750.000 millones.

De ellos, llegarán a España 140.000 millones, 72.750 millones son ayudas no reembolsables y, de éstas, 59.000 millones son para al Plan Nacional de Reformas, en el que también va a estar el sector agroalimentario, ha subrayado.

La consejera ha abogado por transmitir tranquilidad y seguridad al sector, y ha pedido seriedad y coherencia, ya que las subvenciones no se revalorizan con el IPC, y ha advertido que se cobraba más en 2019 que en 2014 porque disminuyó el número de perceptores y debido a la reorganización de las explotaciones.

García ha explicado que la entrada en vigor de la nueva PAC será el 1 de enero de 2023 tras dos años de periodo transitorio en los que las ayudas se regirán por los reglamentos actuales, pero se pagará con el nuevo presupuesto.

Los nuevos reglamentos se prevé que estén a mediados de 2021 y la aprobación de los planes estratégicos nacionales a principios de 2022. España lleva muchos meses trabajando en el suyo, cuyo borrador definitivo se podría presentar a Bruselas en julio de 2021.

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2020 - 13:24 h

Descubre nuestras apps

stats