El regadío de Tierra Barros costará 55 millones más de lo previsto y estará listo en 2026

La Junta y la Comunidad de Regantes han presentado este martes en Mérida el proyecto de regadío de Tierra de Barros

El proyecto del regadío de la comarca pacense de Tierra de Barros será una realidad en el año 2026 y supondrá una inversión total de 250 millones de euros, 55 millones más de lo que se había previsto. Pero este incremento obedece a una seria de mejoras energéticas y tecnológicas que se han introducido.

Entre ellas destaca la creación de una planta de energía fotovoltaica de 32 hectáreas, que costará 19 millones de euros, pero supondrá un ahorro de coste energético del 79 %, "44 millones a lo largo de 25 años", según ha resaltado la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García Bernal, ha presentado este martes el proyecto.

A pesar de ello, la comunidad de regantes mantendrá su aportación en los 66 millones de euros previstos. El resto lo financiarán la Junta y el Gobierno de España que en el proyecto de Presupuestos Generales recoge la declaración de interés general de esta infraestructura.

Además, García Bernal ha recordado que el regadío de Tierra de Barros será candidato a recibir los fondos que Europa pondrá en marcha para la recuperación económica y social de los estados miembro para paliar los efectos de la Covid-19.

Impacto económico y social

La responsable de Agricultura ha avanzado que este miércoles saldrá a información pública en el DOE la evaluación de impacto ambiental para continuar con la tramitación de la concesión de aguas con la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

La previsión es sacar el proyecto a licitación a finales de 2021, adjudicarlo durante 2022 y empezar las obras a comienzos de 2023 con un plazo de ejecución de cuatro años, dentro del planteamiento elegido de que "cuando acabe la obra se ponen a regar todos a la vez", frente a una ejecución por fases. "Son fechas prudentes, que creemos que podemos llegar", ha manifestado la consejera.

García Bernal ha asegurado que se trata del proyecto “de ámbito agrario de mayor impacto económico y social en nuestra región en los últimos años", pues "no existe ninguna actuación semejante en la historia reciente de Extremadura ni mejor plan de empleo rural, ni mejor programa de fijación al territorio".

En concreto, supondrá la transformación en regadío de 15.170,97 hectáreas de doce municipios: Almendralejo, Alange, Aceuchal, Villafranca de los Barros, Villalba de los Barros, Ribera del Fresno, Solana de los Barros, Torremejía, La Zarza, Fuente del Maestre, Mérida y Villagonzalo.

Se traducirá en 6.586 parcelas con una superficie media de 2,3 hectáreas, a cargo de 1.246 agricultores, y contará con una dotación de 2.765 metros cúbicos de agua por hectárea al año.

El agua, procedente de los embalses de Alange y Villalba, se destinará en un 63,4 % a regar viñas, en un 36,2 % a olivares y el 0,4 % restante a otras variedades de cultivo.

El sistema constará de dos captaciones de agua superficiales con sus respectivas estaciones de bombeo, una en Alange y otra en Villalba, así como una serie de conducciones de impulsión de las redes principales, secundarias y terciarias.

Se establecen 17 sectores de riego, tres balsas con una capacidad de almacenamiento de 14 hectómetros cúbicos -en Almendralejo, Villafranca y Villalba-.

Confianza de los agricultores

Por su parte, el secretario general de Población y Desarrollo Rural ha destacado el peso que han tenido en la elaboración del proyecto los criterios medioambientales, de respeto al patrimonio arqueológico, la seguridad de las balsas, la fiabilidad en el funcionamiento hidráulico y la apuesta por la energía fotovoltaica pues "aunque incrementa la inversión inicial, disminuye considerablemente los costes de explotación".

El presidente de la comunidad de regantes ha valorado las mejoras "muy importantes" que se han introducido en el proyecto, así como su declaración de interés general por parte del Estado, "que no ha sido fácil".

Ha trasladado además la "ilusión y confianza" de los agricultores con este proyecto, "que ya no tiene marcha atrás" y como prueba ha mencionado que hay una lista de espera de casi mil hectáreas para participar en él. 

Etiquetas
Publicado el
17 de noviembre de 2020 - 14:21 h

Descubre nuestras apps

stats