El ministro portugués de Exteriores confirma que los trenes con Madrid no son ahora prioritarios

El ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, este lunes en Lisboa

JLA / Efe

0

El ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, ha confirmado que las conexiones ferroviarias de su país con Madrid y el centro de la Península no son prioritarias respecto a sus propias conexiones interiores en alta velocidad, como es la unión de las dos principales ciudades, Lisboa y Oporto.

Algo que ya anunció hace más de dos meses el ministro de Infraestructuras y Vivienda, Pedro Nuno, cuando estableció en un foro ferroviario que la gran apuesta del país era esa en cuanto a líneas, y que la Lisboa-Oporto tienen mucho interés en prolongarla hasta Vigo en Galicia; el motivo de esto último, admitió posteriormente en la presentación del Plan Ferroviario Nacional, es que quieren convertir a Oporto en la capital económica del noroeste peninsular y particularmente atraer viajeros a su aeropuerto.

Ahora en una entrevista con la agencia Efe, el titular de Exteriores Augusto Santos no descarta por completo una línea de alta velocidad entre Madrid y Lisboa pero admite que no está entre las prioridades actuales y advierte que las conexiones ibéricas deben tener en cuenta los intereses de España y Portugal.

"Hay que abordar la red de alta velocidad en la península ibérica desde el punto de vista de los intereses de los dos países. El interés de Portugal no es tener sólo una conexión a Europa a través de Madrid. Es tener conexiones en alta velocidad ferroviaria en plural, varias conexiones".

Aunque respondió con un "no" al ser cuestionado sobre si la alta velocidad entre las dos capitales ibéricas está descartada -de hecho ya fue confirmada por su compañero Pedro Nuno, tanto por Badajoz como por Salamanca-, refirió que actualmente Portugal tiene dos prioridades para invertir en sus redes ferroviarias, y ninguna pasa por Madrid.

La primera es aproximar más las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto a través de la alta velocidad, para acortar el tiempo de viaje. La segunda, "prolongar esa línea hasta Galicia".

El Plan Ferroviario Nacional, aún en embrión, contempla tres conexiones internacionales, dos de ellas con España, Lisboa/Sines-Badajoz-Madrid y Oporto-Vigo, y una tercera que podríamos llamar mixta con España (Madrid) y Francia (Hendaya) a través de Salamanca, con Medina del Campo (Valladolid) como punto de división o unión de ambas direcciones, que es lo que viene sucediendo en los últimos años.

Portugal insiste en los trenes nocturnos

El único enlace ferroviario que existía entre Lisboa y Madrid hasta marzo del año pasado era el Lusitania, un tren nocturno que las unía en 10 horas cuyo servicio fue interrumpido de la pandemia de coronavirus y desde entonces no se ha reanudado porque Renfe no quiere seguir acumulando pérdidas dado según ella su escasa demanda; ese servicio como el Sudexpreso Lisboa-Salamanca-Hendaya, operaban en cooperación Renfe-Comboios de Portugal.

Portugal quiere recuperarlo pero fundamentalmente para conectar con Francia.

"Para nosotros es muy importante", añade el ministro de Exteriores luso, "mantener el tren nocturno y tenemos mucho trabajo por hacer con Renfe. Queremos mantener el servicio. Podemos financiar nuestra parte, pero tenemos que hacerlo con los españoles", dijo su compañero de Infraestructuras y Vivienda Nuno Santos como recogió ya recogió elDiarioex.

En el norte la situación es diferente y sí se ha mantenido el servicio entre Oporto (Portugal) y Vigo (España).

El pasado 25 de abril Portugal estrenó el servicio comercial con trenes eléctricos entre Oporto y Valença do Minho, justo en la frontera con Galicia, que permite acortar el viaje en 15 minutos; pero desde ahí hasta Vigo van con tracción diésel.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats