Leandro Lorrio, Conservatorio de Cáceres: “Es enriquecedora la vía musical para crear una Europa mucho más unida”

Ensayo conjunto en la ciudad austriaca de Leonding; los alumnos cacereños van de blanco

Redacción

Leandro Lorrio dirige el Conservatorio de Cáceres, y en esta entrevista nos habla de un proyecto europeo para estudiantes de música.

El Conservatorio Hermanos Berzosa, del que usted es director, participa en el proyecto Erasmus + Muse ¿En qué consiste ese proyecto?

Tiene por título: “Connecting music schools and orchestras to favor job placement of students to implement and enhance the connection between  educational and professional sectors”.

Es un proyecto MUSE ERASMUS + en el que participan cinco entidades. En total participamos tres países y tres ciudades: La ciudad italiana de Forlì con la Orquesta “Associazione Musicale Bruno Maderna”  y centro de enseñanza musical “Istituto Musicale "Angelo Masini", la ciudad austriaca de Leonding  con la escuela de música “Landesmusikschule Leonding” y la banda sinfónica “Stadtkapelle Leonding”, y la ciudad de Cáceres con el Conservatorio Oficial de Música Hermanos Berzosa.

El proyecto es ciertamente utópico porque tiene por finalidad conectar los alumnos de los últimos niveles de estudios profesionales (Educación Secundaria) con orquestas profesionales con el fin de encontrar trabajo en la orquestas. Algo ciertamente difícil porque normalmene son los alumnos que han acabado estudios superiores los que suelen optar a los puestos vacantes en orquestas. Nuestra misión desde España es la parte más complicada: hacer la Guía de Implementación del Proyecto, es decir, buscar las estrategias y vías para conseguir los objetivos marcardos.

Es realmente complejo hacer algo así pero ya hemos encontrado una salida y hemos presentado una primera versión de la guía y todos han entendido que la única manera de conseguir algo así es entrando por la puerta de las orquestas jóvenes que tienen las orquestas profesionales. Otras vías son realmente difíciles porque el panorama laboral en orquestas profesionales es muy competitivo y hay muchos músicos con titulación superior que no encuentran trabajo. Esta es la pura realidad.

¿Qué les llevó a decidir formar parte de Muse y qué ha supuesto para los profesores y los alumnos del conservatorio?

Somos un conservatorio muy activo e intrépido, nos apuntamos a un bombardeo como se suele decir. Una vez leído el proyecto lo único que buscamos es “dónde había que firmar”. La verdad es que oportunidades como esta no se pueden perder porque son proyectos muy bien financiados que hacen mover a estudiantes y profesores por otros países. Es una manera de romper con los complejos que todavía existen en España en el sentido de que parece que todo lo de fuera es mejor que lo que tenemos aquí, cosa que no es cierta en este nivel de educación concretamente.

Nos incorporamos tardíamente a finales de enero y hasta la fecha hemos hecho tres viajes moviendo a catorce alumnos y siete profesores. La experiencia ha sido realmente buena. Todos los alumnos quieren volver a realizarla.

A través de este programa estudiantes viajarán a Italia y Austria donde compartirán experiencias con alumnos de esos países, ¿qué cree que pueden aportar esos intercambios?

Es totalmente enriquecedor. Anima mucho a nuestros alumnos saber que lo que están aprendiendo en España es realmente útil y valorado en otros países. Tocan con alumnos de su edad y reciben clase de otros profesores. En los intercambios se realizan conexiones para toda la vida porque son encuentros muy  intensos. Por otro lado se crean nuevas vinculaciones con nuestros propios alumnos y profesores. En definitiva, es todo muy positivo.

¿Cree que se conoce suficientemente los beneficios que los proyectos europeos pueden tener para el mundo de la cultura y de la educación?

Sí, se conocen muy bien porque cada vez hay más propuestas para conseguir proyectos europeos. Por poner un ejemplo, nosotros ya hemos conseguido un proyecto Grundvig  y hemos participado en tres Erasmus Plus, en uno de los cuales fuimos país anfitrión. En total cuatro proyectos europeos. También tenemos relación de intercambio con Alemania, Francia y Suecia.

¿Cómo se podría mejorar la cooperación entre centros como su conservatorio de diferentes países europeos?

 Pues ampliando la oferta de este tipo de ayudas para que más centros educativos las consigan. Es realmente competitivo. Por poner un ejemplo, el proyecto MUSE en el que participamos fue aprobado a la tercera vez que se presentó debido a la gran cantidad de propuestas y la limitación económica.

Usted trabaja día a día con jóvenes estudiantes ¿Creen que son conscientes de lo que la UE les puede aportar?

Desde luego que sí porque con los alumnos que tienen la oportunidad de ir, han sido seleccionados mediante audiciones. A su vez se lo comentan al resto de alumnos y se crea un ambiente muy disciplinado de estudio para conseguir entrar en la selección. Ahora estamos seleccionando alumnos para noviembre en Austria, diciembre en España y febrero en Italia. Cuando acabe el proyecto habremos movido a unos treinta alumnos y entre ocho y diez profesores.

¿Están a la altura del resto de Europa las escuelas musicales extremeñas?

En esta etapa educativa de nivel de Educación Secundaria  podemos decir que nuestros alumnos y profesores tienen un mayor nivel, comparativamente hablando, en este tipos de estudios musicales profesionales porque tenemos un sistema de enseñanza reglada en conservatorios que normalmente no existe fuera de España. Lo que sí hay que reconocer es que los conservatorios superiores del resto de Europa son realmente buenos y en eso sí que nos aventajan mucho.

Nuestro sistema de conservatorios es igual en Extremadura y en el resto de España por lo que los niveles son muy similares en toda la geografía española.

¿Despierta curiosidad nuestro sistema y nuestro talento en otros estados miembros?

La verdad es que despierta mucha curiosidad lo bien que tenemos ordenado el sistema educativo musical elemental y profesional porque ellos no tienen estudios reglados a estos niveles. En cambio, como decía,  sus estudios reglados en el nivel superior son muy buenos. La ventaja es que  nuestros alumnos pueden audicionar y entrar con cierta facilidad en centros de superiores de estudios musicales europeos.

¿Se podría decir que la música aporta savia nueva a la construcción europea? ¿Forma la Música en valores europeos?

Sin duda,  la música es una comunicación no verbal que no entra en discusión ni en políticas locales. Un buen ejemplo de ello es la orquesta que fundó Daniel Baremboim con integrantes de Palestina e Israel. Es ideal para que las diferencias se puedan resolver. No hay ideologías. Por algo todos los países tienen himnos, composiciones musicales que crean unión en los ciudadanos y que alguna vez nos hacen poner los pelos de punta en momentos determinados de sus vidas. Es realmente enriquecedora la vía musical para crear una Europa mucho más unida.

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2018 - 21:35 h

Descubre nuestras apps

stats