La España Vaciada reclama un modelo de gestión forestal que luche contra la despoblación

La plataforma España Vaciada ha convocado concentraciones este sábado para reclamar un nuevo modelo de gestión forestal que luche contra la despoblación

Los movimientos sociales que integran la plataforma España Vaciada, entre los que se encuentra Extremadura Vaciada, han convocado concentraciones simultáneas en diferentes puntos del territorio nacional el próximo sábado, 8 de octubre, bajo el lema “La despoblación es la llama que quema nuestros montes”, para denunciar uno de los mayores problemas que afectan a las zonas despobladas, los incendios forestales.

Representantes de La Rioja, Zamora, Cáceres, Soria, Teruel, Cuenca, Jaén y León han denunciado este jueves en rueda de prensa la situación que vive la “España olvidada” y han insistido en la necesidad de afrontar los incendios forestales con una modelo de gestión de los entornos naturales que luche contra la despoblación.

Fernando Pulido, miembro de la plataforma Extremadura Vaciada, ha incidido en que se trata de una problemática compartida de las regiones más despobladas donde la falta actividad agraria desencadena los incendios “más severos con daños ambientales irreparables”. Por ello, ha reclamado la mejora de los medios técnicos de extinción, así como la necesidad de diseñar el paisaje futuro que “queremos en las zonas afectadas” por el fuego a través de una prevención de incendios que mitigue la despoblación y fomente la actividad agraria.

En este sentido, Inma Sáenz, de la plataforma SOS Cameros (La Rioja) ha denunciado que la falta de interés por la repoblación afecta a la prevención de incendios, que este año han obligado a evacuar a más de 24.000 personas en todo el país, y ha reivindicado una “correcta” gestión de las masa forestales, para lo que considera necesario un medio rural “vivo e implicado” en el mantenimiento de su entorno.

Para el portavoz de la Coordinadora Rural de Zamora, Chema Mezquita, hablar de incendios en Zamora, donde este año se han quemado más de 70.000 hectáreas, el 25 por ciento del territorio total afectado en España, es una “catástrofe”. “El corazón forestal de la provincia ha desparecido y a las pérdidas materiales se suma el drama humano”, ya que tres personas perdieron la vida en los incendios de este verano, por lo que ha destacado su “contundencia” para exigir responsabilidades a los responsables de la gestión del medio natural.

Los incendios que se producen “año tras año son un temor para los habitantes del medio rural”, ha manifestado el portavoz de la plataforma León Ruge, Sergio Díez, pues “destruyen el modo de vida de mucha gente, como si se quemasen la fábricas en una zona industrial”.

Agentes forestales

Desde la plataforma Soria ¡Ya!, han denunciado la falta de una política que “ataque de raíz el gran causante” el problema de los incendios, así como la “nefasta” gestión de la despoblación; “parece que ser pocos resta derechos”, han lamentado.

En la misma línea, el portavoz de la Teruel Existe, Amado Goded, ha indicado que la mayoría de ayudas para esta problemática, que es muy similar en los diferentes territorios, “llegan para la reparación del daño pero pocas para materia preventiva”, por lo que ha abogado por políticas que contribuyan a revertir la despoblación al mismo tiempo que se lucha contra los incendios como, por ejemplo, el uso de ganadería extensiva como agentes forestales. “El mundo rural conoce que el estado de abandono de los montes es generalizado”, lo que contribuye a que la velocidad de propagación aumente porque hay mucho material combustible, que se suma a las condiciones climáticas adversas como a ocurrió en los incendios de este verano, ha señalado.

Para Maribel Rescalvo, de la plataforma jienense por la A-32, la falta de prevención de incendios es “ineficiente, ineficaz e incluso nula” en la mayoría de los territorios que integran la España Vaciada y que han sido “ninguneados” por las administraciones. Además, éstas “hacen una gestión del dinero público que no recala en la población ni en el entorno rural por lo que termina siendo desperdiciado. Deben ponerse de acuerdo para que llegue y mejore los recursos naturales”, ha reclamado.

Por su parte, el portavoz de Cuenca Ahora, Jorge Garrosa, ha destacado la labor de los bomberos forestales y ha señalado que “el primer paso para construir espacios más resistentes y resilientes” ante los incendios es “estabilizar a este colectivo íntimamente ligado al mundo rural que sufre la temporalidad para que puedan construir un proyecto de vida en estas zonas”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats