El pago de la renta básica se ha llevado 33 millones en solo 9 meses

Los Campamentos Dignidad llevan su protesta de las 'Sillas del hambre' a las puertas de la Presiencia de la Junta

La Junta de Extremadura ha destinado 33,4 millones de euros al pago de la renta básica en esta legislatura, ha reducido el periodo de tramitación de 8,5 a 2,5 meses de media, y ha realizado trámites para que los beneficiarios cobren esta prestación el día 4 ó 5 de cada mes a partir del próximo abril.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha ofrecido esta información en el pleno de la Asamblea de Extremadura, donde ha comparecido este jueves a petición propia para informar sobre la gestión de esta prestación económica de carácter social.

Según ha detallado, un total de 10.660 personas están cobrando actualmente la renta básica, a la que la Administración regional ha destinado 33,4 millones de euros en esta legislatura, que se suman a los 30 millones desembolsados que por este mismo concepto desde su puesta en marcha.

Ha destacado que el periodo de demora en el estudio y tramitación de las solicitudes ha pasado de 8,5 a 2,5 meses de media, y ha anunciado que los beneficiarios percibirán esta ayuda el día 4 ó 5 de cada mes, cuando hasta ahora "cobraban sin fecha cierta".

Este mecanismo, que era una de las reclamaciones del Campamento Dignidad, será efectivo en el cobro correspondiente a marzo, que se producirá el próximo abril.

El consejero, que no descarta abrir un debate para elaborar un texto refundido de la legislación de renta básica, ha criticado además que cuando el PSOE llegó al Gobierno se encontró 12.000 solicitudes sin revisar y 2.582 sin cobertura económica pese a contar con resolución favorable.

A ello ha sumado "innumerables incidencias sin tramitar", "opacidad", ausencia de una fecha de pago, la imposibilidad de que el programa informático de gestión interoperara con los servicios sociales de base, y la inminente finalización de los contratos de los trabajadores sociales de apoyo.

Por contra, ha apuntado que ya se han cubierto económicamente las 2.582 resoluciones no abonadas, que se ha pasado de 12.000 solicitudes pendientes a las 4.245 actuales, y que los datos de perceptores y expedientes se publican en el portal de transparencia de la Junta desde el pasado enero.

Justificar el retraso

Por el Grupo Popular, el diputado José Ángel Sánchez Juliá ha acusado al consejero de comparecer ante el pleno para justificar el retraso de cinco días que se ha producido en el abono de la renta básica correspondiente a enero, y le ha recriminado que achaque esta dilación a la prórroga de los presupuestos cuando desde el pasado noviembre se sabía que eso iba a suceder.

Asimismo, ha recordado que el PSOE se comprometió a modificar la ley en primeros sus primeros treinta días de gobierno y a blindar una partida 80 millones de euros para pagar la renta básica, algo que no ha cumplido, y ha apuntado que el 22 de junio de 2015, en los últimos días de gobierno del PP, se estaban pagando 12.110 rentas básicas en Extremadura.

Por el Grupo Parlamentario Podemos, el diputado Daniel Hierro ha recriminado al consejero que aún se haya realizado una auditoría de la renta básica, tal y como se comprometió, y ha considerado que "los datos no encajan", dado que el 9 octubre afirmó que se había gastado 16 millones y hoy, cuatro meses después, apunta 34, por lo que "esto es un milagro", ha ironizado.

Ha exigido también una agilización de los trámites, dado que se están dando citas para dentro de 5 y 6 meses y hay casos en los que la tramitación se demora 6-7 meses, y ha demandado también una ampliación de los beneficiarios para llegar a las 90.000 personas en edad de trabajar que no tienen ningún ingreso en la región.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, ha criticado que la Consejería haya culpado a la oposición del retraso en el abono de enero por no haber aprobado los presupuestos porque el gobierno es el que debería "haber puesto las soluciones para que esto no se hubiera producido".

Y por el Grupo Socialista, la diputada Marisol Mateos ha hecho un balance positivo de la gestión de la renta básica en los últimos siete meses tras un trabajo a "contrarreloj" para corregir una gestión que "el PP hizo inoperante". 

 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats