La abogada de los dos acusados por el robo de vinos de Atrio pide su libertad y pone en duda el valor de las botellas

Imagen de los detenidos mientras esperaban a declarar ante la jueza

La abogada de los dos acusados por el robo de los vinos millonarios del hotel restaurante Atrio de Cáceres, Sylvia Córdoba, ha presentado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Cáceres la solicitud de libertad de ambos, argumentando que no se dan las circunstancias necesarias para mantenerlos en prisión, ni por la duración de la pena, “que en el peor de los escenarios sería de 5 años”, ni por el riesgo de fuga “porque ambos tienen su residencia en Madrid, su familia y su trabajo”.

En declaraciones a elDiario.es Extremadura, Córdoba ha indicado que el lunes mismo presentó el escrito solicitando la libertad de sus clientes en el juzgado, que ahora deberá ser estudiado por la Fiscalía y por la misma jueza que instruye el caso, que este martes se incorpora de sus vacaciones.

La defensa argumenta en su escrito que son muy pocos los indicios existentes de que los dos detenidos, en prisión desde el pasado 4 de agosto, hayan sido los autores del robo de los vinos del hotel restaurante Atrio, perteneciente a la exclusiva y lujosa cadena hotelera Relais&Chateau.

Además de defender que hay escasas pruebas, según su abogada, “tampoco se puede discutir su arraigo porque tienen un domicilio conocido en Madrid, que es importante. ”Además, es ciudadano de la Unión Europea, con doble nacionalidad, neerlandesa y rumana, y se le debe dar idéntico tratamiento que a un ciudadano español“.

Ambos tienen trabajo en Madrid, aunque la abogada ha preferido no dar detalles de estos, y “allí viven las hijas de él, y su pareja, que también está prisión”. Además, indicó, se pueden tomar otras medidas cautelares sin tener que ser la de prisión, como imponerles una fianza, retirarles la la documentación, comparecencias apud acta, etc.“

Pone en duda el valor de los vinos robados

Otro de los argumentos que aduce Córdoba en su escrito es que no está acreditado el valor de los vinos robados a Atrio. “Yo no entiendo de vinos, pero me estoy asesorando con expertos que me dicen que el Chateau D’Yquem de 1806 no tiene valor ninguno, una botella que se descorcha y le entra aire, el caldo pierde fuerza, pierde todo, y esa botella cuando la adquirieron estaba rota como ellos mismos (los propietarios) reconocieron en su día, por lo que no puede valer 300.000 euros como dicen”.

“Que ellos la quieren tener como muestra de recuerdo, pues quedará muy bonita de decoración, pero por lo que me dicen ese vino no es apto para beber y el único valor que puede tener es sentimental”.

La abogada tiene previsto encargar una peritación del valor de esos vinos, pero “a priori parece que su valor se aleja bastante de los 1,7 millones de euros”. El valor de los caldos es importante para calificar el delito que se les atribuye porque “podemos hablar de un presunto robo o puede ser que de un hurto”.

Aún faltan muchas diligencias por practicar, entre ellas, la toma de declaración al personal que trabaja en Atrio y los propietarios, José Polo y Toño Pérez, como ya solicitó la defensa de los acusados, aunque “aún no me consta que haya sido admitida a trámite”, cuestión que espera que ahora se agilice, una vez incorporada de sus vacaciones la titular del juzgado.

Según decía Córdoba a este diario días atrás, se trata de una diligencia que se suele practicar de oficio, “es lógico que se tome declaración a todas las personas que pudieran haber tenido contacto con los autores o haber visto algo aquel día”.

En este caso, la defensa va a pedir que testifiquen todos los trabajadores, más allá de los que lo hicieron en su día en sede policial.

Otro juicio en Madrid por un vino de 39.000 euros

El próximo 18 de octubre es el día señalado por el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid para juzgar un delito de hurto, del que también es acusado Constantin Gabriel Dumitru, que será igualmente defendido por Sylvia Córdoba. Se le acusa de ser el presunto autor del robo de una botella de vino valorada en 39.000 euros de una bodega gourmet del barrio de Salamanca.

Sobre si su cliente también se declara inocente de este delito, Córdoba ha señalado que aún no ha podido hablar con él de este caso, y que aún no tiene en sus manos las diligencias, ya que hasta ahora lo estaba llevando un abogado de oficio. No obstante, indica que espera que sea dejado en libertad por el caso de Atrio para que “pueda venir a mi despacho y tratar este otro juicio que creo que no es un delito de robo sino de hurto”.

Córdoba ha restado importancia al hecho de que su cliente, antes beneficiario de justicia gratuita, pueda ahora permitirse una defensa de pago, manifestando que “no siempre los honorarios de los abogados son altos, depende del caso, aquí estamos tratando de unos delitos de hurto o de robo que no tienen ninguna complejidad como pudiera tener un juicio por estafa o administración desleal, que conllevan muchas periciales”. Dumitru tiene además otra causa abierta en Suiza como presunto autor del robo de una botella de whisky en el aeropuerto de Ginebra.

Mientras todo se dirime en los tribunales, Dumitru, de 48 años, y su pareja, Priscila Lara Guevara, de 29 años, permanecen internos en el Centro Penitenciario de Cáceres, donde ingresaron acusados por el robo en Atrio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats