Extremadura no alcanza el pico de la segunda oleada con una incidencia 10 veces mayor que a finales de julio

El vicepresidente segundo de la Junta durante la rueda de prensa de este jueves en Mérida

Santiago Manchado

1

La segunda oleada de la pandemia en Extremadura aún no ha llegado a su pico más alto de contagios, pero la región se encuentra en un contexto sanitario más positivo que el de los meses de marzo y abril, ya que el perfil de los casos confirmados y la presión hospitalaria son muy diferentes a los de entonces.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha explicado este jueves que Extremadura se encuentra “en un momento de ascenso de la incidencia” de casos de covid-19 “y, aunque no hemos logrado estabilizar la curva, sí estamos alcanzado el pico”.

Un nuevo perfil

Desde el 27 de julio al 2 de septiembre, la incidencia acumulada de casos se ha multiplicado por 10, al pasar de 11,6 por cada 100.000 habitantes, a los 117,7 positivos. En España la incidencia acumulada de los últimos 14 días es de 211,84 casos por cada 100.000 habitantes, “lo que no quiere decir que en nuestra Comunidad no tengamos que estar preocupados”, ha aclarado.

A pesar de este incremento, “ni por asomo la situación se parece a la de marzo y abril”. En primer lugar, porque el porcentaje de asintomáticos es mucho más alto (67% en la última semana) gracias, según ha explicado, “a la buena labor de rastreo que se está llevando a cabo en la región, que permite detectar contagios precozmente”. Además, se hacen 1.600 PCR de media y se someten a pruebas diagnósticas en las primeras 24 horas al 94% de los sospechosos que acuden a las consultas de Atención Primaria. Pero este dato sube hasta el 97% en el caso de los centros hospitalarios.

En segunda lugar, la edad medio de las personas que dan positivo es más joven. Se ha pasado de los 62 años del peor momento de la pandemia, a los 41 años actuales.

Por último, Vergeles ha indicado que el crecimiento de esta segunda oleada es más lento y sostenido en el tiempo.

Todo ello está permitiendo que el sistema sanitario extremeño “esté abordando la situación mucho mejor” y que se vea lejana la posibilidad de un colapso. En estos momentos, hay 1.524 casos activos, de los que 45 están ingresados en centros hospitalarios y, de ellos, ocho están en la UCI .

Situación actual en Extremadura

Salud Pública está realizando un seguimiento sanitario a 7.238 personas, de las que 1.524 son positivos activos en covid-19 y 5.714 contactos estrechos en estudio.

Entre ellos, hay 71 brotes activos, que suman 906 positivos y 3.69 contactos. De ellos, “algunos están acotados y en franca recesión”, por lo que podrán ser cerrados en los próximos días, según el consejero de Sanidad.

Vergeles ha destacado que no haya ningún brote en centros residenciales de la región, una situación positiva que ha achacado al plan de contingencia puesto en marcha por la Junta y que la logrado detectar a 16 trabajadores positivos que iban a incorporarse a algunos de los centros sociosanitarios.

Por último, el consejero ha recordado que hay seis localidades con aislamiento social y en fase 2: Alcántara, Alía y La Barquilla, en la provincia de Cáceres; y Villarta de los Montes, Llera y Valencia de las Torres, en Badajoz.

También ha anunciado que la Junta de Extremadura ha solicitado a la autoridad judicial una segunda prórroga para el asilamiento de Villarta de los Montes “para un plazo de siete u ocho días más”, y una primera prórroga de 14 días para la pedanía La Barquilla.

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2020 - 13:12 h

Descubre nuestras apps

stats