Ha muerto el político extremeño Alberto Oliart: de la Mérida ganadera a Suárez y la UCD, pasando por la Barcelona liberal y literaria

Alberto Oliart

El extremeño Alberto Oliart Saussol, que fue ministro de Defensa, Sanidad, y de Industria y Energía, entre 1977 y 1982 en los sucesivos gobiernos de UCD, ha muerto esta madrugada en Madrid a los 92 años.

Oliart, nacido en Mérida el 29 de julio de 1928 de padre catalán y madre extremeña, fue asimismo presidente de Radio Televisión Española, su último cargo público, entre 2009 y 2011. 

Alberto Oliart era abogado del Estado y entre 1965 y 1968 fue director administrativo y financiero de RENFE y secretario general. Posteriormente regresó al cuerpo de abogados del Estado en el Tribunal Supremo.

En 1973 dejó el Supremo y fue nombrado director general del Banco Hispano Americano, para cuatro años después entrar por primera vez en el Gobierno de UCD, que en 1977 presidía Adolfo Suárez.

Encadenó así sucesivamente las carteras de Industria y Energía, Sanidad y Seguridad Social y Defensa tanto con Suárez como con Leopoldo Calvo-Sotelo hasta 1982 cuando el PSOE accedió al Gobierno. 

Posteriormente se dedicó a la abogacía y fue miembro de la Comisión Ejecutiva del Banco Hispano Americano hasta 2009, cuando con José Luis Rodríguez Zapatero, ejerció el cargo de presidente de RTVE hasta 2011.

Fue también presidente del Consejo Social de la Universidad de Extremadura, y posee la medalla regional concedida por la Presidencia de la Junta.

Una vida en tres ciudades

Alberto Oliart vivió a caballo entre Mérida donde nació y procedía su familia materna, Barcelona de donde era su padre (y donde además de vivir, el joven Alberto estudió y se licenció en Derecho) y posteriormente Madrid donde desarrolló su carrera profesional, política y empresarial (abogado del Estado, ejecutivo de empresas públicas y financieras privadas); la familia mantiene una explotación agropecuaria en las inmediaciones de la capital extremeña, y la casa familiar en la plaza de España fue comprada hace unos años por el Ayuntamiento para ampliar sus oficinas.

Era hijo de padre catalán establecido en Mérida procedente de Barcelona, y de madre emeritense descendiente por línea paterna de un tratante de lanas francés (Saussol) que se trasladó a la capital extremeña en el siglo XIX.

En Barcelona por sus inquietudes políticas y literarias estuvo en contacto con círculos liberales, críticos con el régimen franquista y amantes de la escritura, él de hecho en 1997 obtuvo el X Premio Comillas de Biografía, Autobiografía y Memorias por «Contra el olvido», un libro autobiográfico, en el que rememora hechos que marcaron su vida desde la infancia hasta la edad adulta, entre los cuales figura su experiencia como niño de la Guerra Civil en Mérida.

En ese libro, entre otros episodios, narra la fuga de la ciudad al ser avisados de que el comandante de la Guardia Civil Gómez Cantos tenía en mente fusilar a su padre al considerarle desafecto al régimen y un espía que informaba a la aviación republicana de los objetivos a bombardear en Mérida.

Etiquetas
Publicado el
13 de febrero de 2021 - 11:19 h

Descubre nuestras apps

stats