El BNG acusa a Rueda de “comentarista de la realidad” ante el “colapso” de la sanidad pública y pide que comparezca

La líder de la oposición en Galicia, Ana Pontón, con Alfonso Rueda

Los síntomas de que la sanidad pública gallega atraviesa enormes dificultades se multiplican. Enumeró algunos, recientes o no tanto, la portavoz del BNG, Ana Pontón: la dimisión del jefe de Medicina Interna del Hospital de Santiago por falta de personal, el cierre en pleno verano del centro de salud de Raxó (Poio) o la renuncia en bloque en 2018 de los jefes del área sanitaria de Vigo. “La situación de la sanidad pública después de 13 años de recortes [los que el PP lleva en la Xunta de Galicia desde que Feijóo ganó las elecciones por primera vez] es de asfixia”, aseguró. Y ante ello, Alfonso Rueda, el presidente gallego, “se cruza de brazos y ejerce de comentarista de la realidad”. Los nacionalistas solicitarán la semana que viene su comparecencia en un pleno parlamentario extraordinario y monográfico.

Los otorrinos del Hospital de Santiago cumplen medio año de huelgas por el “trato profesional y organizativo”

Los otorrinos del Hospital de Santiago cumplen medio año de huelgas por el “trato profesional y organizativo”

La retórica de Rueda a respecto de los problemas de la sanidad pública no difiere excesivamente de la de su antecesor. Admite que hay dificultades, pero, sobre todo en las últimas semanas, tilda las críticas de la oposición de catastrofistas y exageradas. Aprueba medidas como el aumento de salarios por prolongar jornada que los médicos juzgan insuficientes. Y carga con la mayor parte de las responsabilidades al Gobierno central, pese a que las competencias en la materia son, desde 1991, de la Xunta. “Lo que sucede es un problema de voluntad política”, resumió Pontón en la rueda de prensa de este viernes para anunciar que quieren llevar a Rueda al Parlamento, “se trata de cambiar recortes y privatizaciones por inversión y condiciones de trabajo dignas”.

Lo cierto es que las denuncias sobre la situación de la sanidad pública no proceden únicamente de la oposición nacionalista o socialista. Sindicatos, agrupaciones de pacientes, colegios profesionales o asociaciones gremiales advierten desde hace años de que las políticas sanitarias del PP ponen en riesgo el servicio. Y, en los últimos tiempos, con especial hincapié en la atención primaria. Ana Pontón le puso algunas cifras. Galicia ocupa el puesto 14 entre las 17 comunidades autónomas en inversión en medicina de familia. Dedica el 12% del prespuesto sanitario, cuando la media es del 14,2%. Entre 2009 y 2022, la diferencia a la baja en las cuentas de la comunidad autónoma es de 47 millones.Y entre el año pasado y este, de un millón.

“Pese a este colapso, el PP va en dirección contraria”, añadió, “y es necesario que haya una respuesta. No podemos mantener un gobierno cruzado de brazos, haciendo de comentarista de la realidad, cuando hay una situación tan grave”. El BNG propone, para atención primaria, un “plan de choque” de 200 millones de euros y una modificación de la ley de salud que incorpore la obligación de que el 25% del presupuesto vaya a la medicina familiar y comunitaria. “Para sacar la atención primaria del colapso, es evidente que se necesitan más recursos y más personal”, concluyó.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats