La portada de mañana
Acceder
El Supremo entierra la vía penal contra los indultos al procés
¿Tras la erupción, qué? La lava puede tardar años en solidificarse
Podcast - La Palma - Lorca, un viaje en el tiempo

El conselleiro de Cultura y los diputados del PP organizan una visita privada en la catedral, vetada para la mayoría de ciudadanos por la dificultad para hacer reservas

Un grupo de diputados del PP en el Parlamento de Galicia visitan el Pórtico da Gloria

Unos 40 miembros del PP de Galicia visitaron de la mano del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, el Pórtico de la Gloria, uno de los principales reclamos del patrimonio de Santiago de Compostela, que acaba de reabrirse al público y para el que no es fácil conseguir entradas. Cualquier ciudadano tiene como única opción acercarse en horario de mañana al Museo de la Catedral y retirar con hasta una semana de antelación un máximo de dos invitaciones. Los aforos están limitados a 20 personas, lo que dificulta el acceso, en especial para quienes no están en la capital gallega. La reserva por teléfono tampoco es una opción. En los números que se ofrecen para pedir información salta un buzón de voz porque está colapsado, según explican a elDiario.es fuentes de la Fundación Catedral de Santiago. Organizar una visita al Pórtico de la Gloria para un grupo amplio como el de los diputados del Partido Popular es algo, por el momento, vetado para el común de los ciudadanos.

A media mañana de este viernes el grupo parlamentario del PP de Galicia envió una convocatoria urgente para la prensa: sus diputados se disponían a visitar esa misma tarde, en compañía del conselleiro, la obra más conocida del Mestre Mateo y llamaban a los medios a presenciarlo y a hacerles una foto en las escaleras de Praterías. Finalmente el grupo lo componían en torno a 40 personas, que se separaron dentro del templo para hacer la visita en dos turnos. La catedral limita a 20 el número de personas que pueden entrar a la vez a la zona del Pórtico por la COVID-19 y por la conservación del conjunto de esculturas. Fuentes del PP explicaron que la iniciativa partió de los propios diputados y que invitaron a Román Rodríguez, que ocupa también un escaño en la Cámara.

La visita provocó malestar en el PSdeG, que considera que supone una "utilización inaudita de las instituciones" por parte del Gobierno gallego y una "perversión de la función institucional" del conselleiro. La diputada Noa Díaz lo acusa de utilizar su cargo para organizar una visita "lúdico-cultural" con el fin de hacer "propaganda institucional". Pide explicaciones y saber cómo consiguieron los populares las entradas: "El resto de los mortales tenemos que guardar cola en las instalaciones de la Fundación Catedral". También afea la utilización del patrimonio público "como si fuera de su propiedad".

Fuentes de la Catedral han explicado que, además de la posibilidad de que una persona retire dos invitaciones, hay un canal para organizar visitas de grupos al Pórtico de la Gloria. Tras meses cerrado a visitas por las restricciones derivadas de la pandemia, se reabrió el pasado 14 de abril, con este sistema que permite acceder de forma gratuita. En la actualidad solo existe la posibilidad de reservar las entradas presencialmente.

La restauración de este conjunto en concreto se financió con más de seis millones de la Fundación Barrié, pero la catedral recibió para sus obras de recuperación 17 millones del Gobierno central y fondos de la Xunta. Este apoyo público fue el que provocó quejas cuando, al culminarse los trabajos de restauración del Pórtico en 2018, la Catedral decidió cobrar por la visita. Todos los grupos del Parlamento de Galicia pidieron entonces por unanimidad la gratuidad para que los ciudadanos pudiesen ver esta joya románica de nuevo con sus policromías. Una década de trabajos dejaron visibles de nuevo los colores con los que se pintaron las estatuas, apagados por las capas de polvo, la humedad y el moho. Los cuidados que requiere el conjunto han llevado no solo a limitar la afluencia de visitantes, sino a cerrar la puerta oeste del tempo, la que da a la Praza do Obradoiro y por la que se accede a la nave central tras pasar bajo el Pórtico.

La intervención en la catedral estaba ideada para que terminase a tiempo de recibir a los peregrinos en el Año Santo 2021. En pleno Xacobeo, junto a los diputados del PP, se paseaban apenas otra decena de personas por el edificio. El portavoz del grupo del PP en el Parlamento, Pedro Puy, animó a los gallegos a hacer la visita ahora, antes de que se abran las fronteras. Este y conocer de primera mano el resultado de la restauración son los motivos que llevaron a organizar la visita, dijo. El conselleiro, por su parte, destacó que fue la aportación de una entidad privada, la Fundación Barrié, la que permitió devolver el color al Pórtico.

Etiquetas

Descubre nuestras apps