Estalla la protesta de más de 70 colectivos ourensanos por "la dejadez" de Jácome y el PP en la ciudad

Manifestación convocada por SOS Ourense el 18 de noviembre de 2021

Miles de personas, más de 7.000 según el cálculo de la organización, salieron este 18 de noviembre a las calles de Ourense convocados por la plataforma SOS Ourense. “Contra la vergüenza, contra la mentira, contra la apatía y la parálisis inducidas por las administraciones”, explicaba el llamamiento. La afluencia sorprendió incluso a los organizadores, y provocó la destemplada intervención del alcalde de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, en las redes sociales, que redujo a 2.000 los asistentes. Pero desde SOS Ourense hablan de “punto de inflexión” en la conciencia colectiva ourensana ante “la dejadez y el abandono y el insulto a la ciudadanía” que perciben en los gobiernos local y provincial.

El colectivo artístico que denuncia la falta de actividad cultural en Ourense con la agenda de los eventos que ya no hay en la ciudad

El colectivo artístico que denuncia la falta de actividad cultural en Ourense con la agenda de los eventos que ya no hay en la ciudad

“Ourense es básicamente rehén de los intereses de Núñez Feijóo y del presidente de la Deputación”, Manuel Baltar, sostiene Xosé Santos, militante ecologista y miembro de la plataforma que empujó la manifestación de esta semana. Según dice, que el ente provincial ourensano sea el único que preside el Partido Popular y que la de Ourense sea la única de las siete ciudades gallegas en la que esta formación gobierna, explica su alianza con la derecha populista de Pérez Jácome y Democracia Ourensana. “En el PP de Santiago hacen lo que sea para mantenerse ahí, y eso es un desastre para Ourense”, añade.

Para Santos, la situación es “límite”. Y el “desastre” del que habla se puede verificar por sectores, en la cultura, en el medio ambiente, en las políticas sociales, en la economía. Pone ejemplos, relacionados con su ámbito, el ambientalismo: la situación de los ríos, de la biodiversidad, de las zonas verdes y los parques, el recurso destrozado de lo termal.... “Nos estamos convirtiendo en una especie de territorio de sacrificio, al que se aplican políticas extractivistas sin ningún retorno”, afirma, no solo en relación a la ciudad sino también a la provincia. En la marcha del 18 de noviembre participaron numerosos colectivos ecologistas, entre otros los que denuncian desde hace años los vertidos de purín producidos por las granjas de Coren.

El mundo cultural, al que pertenecen algunos de los activistas más implicados en SOS Ourense, tampoco es ajeno a las consecuencias de dos años de alcaldía de Jácome en coalición con el PP. El Museo Municipal permanece cerrado y al Auditorio, sin actividad. “El acalde emite un mensaje ultraliberal sobre la cultura, y asegura que el que quiera cultura, se la pague. Pero por el Samaín gastó en un arrebato 48.000 euros en traer 200 artistas”, dice Santos. Mientras, el tejido cultural de la ciudad languidece.

En este paisaje de “hastío y cansancio” surgió SOS Ourense, a cuya convocatoria para la protesta del 18 de noviembre se sumaron más de 70 asociaciones, colectivos vecinales y entidades diversas. Al Pérez Jácome no le gustó, y en un vídeo grabado en su despacho de la Alcaldía y difundido por Internet arremetió contra la iniciativa, a la que acusó de “engaño masivo” y de estar “manipulada por grupos escorados a la extrema izquierda”. Comparó el movimiento con el 15-M que, en su opinión, fue retorcido para “dar lugar al partido Podemos”. “En Ourense es el mismo modus operandi”, dijo.

A Santos y a SOS Ourense no les preocupa la reacción de Jácome. Él se queda con que “en una ciudad difícil de movilizar, fueron familias entras, niños, personas mayores” a la marcha, y eso, dice, “da esperanza”. La plataforma, avisa, mantendrá la actividad y la “presión en la calle”. “Cuando cavas un pozo y llegas al fondo, solo queda resurgir e ir para arriba”, concluye.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats