El PP vuelve al Gobierno de Ourense tras nueve meses y olvida sus acusaciones de corrupción contra el alcalde de la ciudad

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome

El Partido Popular se ha rendido frente al inclasificable Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de Ourense, y a quien abandonaron en septiembre de 2020, dejándolo al frente de la tercera ciudad de Galicia con el único apoyo de dos concejales. Entonces se escudaron en las denuncias por corrupción que miembros de la formación liderada por el regidor de Democracia Ourensana -formación de derecha populista- llevaron a la mesa de la Fiscalía. En aquel momento el PP ostentaba un total de siete concejalías. El alcalde se quedaba solo.

El alcalde de Ourense, los "bolardos asesinos" y los imitadores de Rudolf Hess

El alcalde de Ourense, los "bolardos asesinos" y los imitadores de Rudolf Hess

La ruptura hizo presagiar la dimisión pero Jácome siguió adelante y asumió, junto a otros dos concejales, todas las competencias municipales que había compartido con los populares en régimen de coalición. Las denuncias contra el regidor por el uso de fondos municipales a beneficio propio no prosperaron y ahora el PP se rinde a la evidencia de tener que volver a entenderse con el polémico alcalde.

El anuncio de reconciliación ha sido anunciado a través de un comunicado del ayuntamiento. El PP recupera el mando en los departamentos de deportes, hacienda, medio ambiente, servicios sociales, comercio-termalismo-turismo y urbanismo. Además, la nueva Junta de Gobierno Local estará formada por tres concejales de Democracia Ourensana y tres del Partido Popular.

La decisión, autorizada por Alberto Núñez Feijóo, confirma la victoria de Gonzalo Pérez Jácome frente al aparato del PP de Galicia, incapaz de descabalgarlo del Gobierno por las bravas. Como si nada hubiera pasado los dos grandes enemigos olvidan ahora las gruesas palabras que se dedicaron en el pasado. Feijóo llegó a calificar a Jácome como "letal". Poco después el alcalde diría en una entrevista en elDiario.es que "la escoria que está en el PP es responsabilidad de Feijóo". Todo eso queda ahora en el pasado, a dos años de que las dos partes en conflicto tengan que volver a competir en las urnas.

Antes de iniciar el camino hacia el reencuentro con Jácome, el Partido Popular ensayó una moción de censura para desbancar al primer edil de la ciudad. Para ello inició una negociación con el PSOE, primera fuerza en votos y asientos, que no llegó a buen término. El PP quería que los socialistas les regalasen la alcaldía y, aunque se acercaron a esa reclamación, el PSOE solo aceptó sacrificar a su candidato, Rafael Villarino, por las reticencias de los populares. Entre un gobierno de coalición liderado por la izquierda y la reconciliación con quien habían acusado de corrupto, el PP eligió lo segundo. Ahora, nueve meses después, el PP confirma la marcha atrás.

El poder de Jácome en Ourense trasciende a la ciudad. De su formación, con representación en la Diputación de Ourense, depende la tranquilidad del poder que el PP ostenta en el organismo. La de Ourense es la única de las cuatro diputaciones gallegas cuya presidencia está en manos del Partido Popular. De carácter autoritario y dialéctica tabernaria, Jácome ve como su lista de enemigos decrece por la rendición del mismo Partido Popular que le afeaba sus salidas de todo y sus quejas hacia casi todo. Una de las más polémicas y recientes, dirigida a los funcionarios del ayuntamiento a los que retó en mayo con la siguiente frase: "Si tan buenos sois, ¿por qué no os vais a la NASA?".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats