La portada de mañana
Acceder
El rey emérito se blinda de pagar impuestos con su residencia fiscal en Abu Dabi
Investigación - Tres años sin noticias de la mitad oculta del archivo de Villarejo
Opinión - 'El machismo y sus burlas, herencia española', por Rosa María Artal

Un alcalde del PP controla el acceso de los vecinos que asisten a la llamada de las autoridades sanitarias para hacerse la prueba del coronavirus

El alcalde de Ribadavia (en el centro, papeles en mano) a la entrada del local habilitado para hacer pruebas de coronavirus.

Daniel Salgado


0

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) organizó este viernes una sesión de pruebas para detectar coronavirus en Ribadavia (Ourense). En concreto, se dirigía a 750 pacientes del centro de salud de la localidad, en el corazón de la comarca de O Ribeiro. En colaboración con el ayuntamiento, instaló el material y los trabajadores necesarios en el antiguo colegio de la Alameda. Pero con lo que no contaban los vecinos convocados era con que fuese el mismo alcalde, César Fernández, del PP, el que se encargara de pasar lista y comprobar quien asistía y quien no al cribado.

Fernández pasó la jornada a las puertas del colegio junto a una integrante de Protección Civil. Lista de pacientes en mano, anotaba los asistentes, como se puede comprobar en el vídeo difundido por el Partido Socialista de la villa. Preguntado por elDiario.es, el regidor asegura ser voluntario de Protección Civil -aunque no vestía el uniforme- y por eso se dedicó al “control de la gente que viene o no viene”. A las 19.08 horas, continuaba en el lugar.

No comparte la justificación el portavoz del PSdeG en Ribadavia, Ignacio Gómez, para el que se trata de simple “caciqueo en un tema tan sensible como el sanitario”. “¿Quién es él para saber quien va o quien no va a un cribado?”, se pregunta, “una cosa es que el alcalde pase por allí, pero ponerse con la lista...”. De hecho, el propio Gómez y otros concejales de la oposición -conformada también por Ribeiro en Común y BNG- acudieron al lugar a saludar a los implicados y se toparon con el primer edil en funciones de portero. El Partido Socialista ha anunciado además que consultará a la Agencia Española de Protección de Datos por si ha existido una “vulneración” de la normativa al respecto, al manejar Fernández un censo de usuarios del ambulatorio propiedad del Sergas.

Consultada por esta redacción, la Consellería de Sanidade quita hierro al asunto y explica que en este tipo de cribados “se cuenta con la colaboración y participación del ayuntamiento”. “Este grado de participación ha sido y es variable. No ha sido el de Ribadavia el único alcalde que ha colaborado a nivel personal. Su grado de conocimiento del concello y su implicación se agredecen, como en todos los casos que ha sucedido”, afirma.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats