La justicia tumba una autorización de la Xunta de Galicia para construir un parque eólico en zona protegida

Serra do Oribio

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha tumbado una autorización de la Xunta de Galicia para construir un parque eólico en una zona protegida en la montaña oriental de la comunidad. El Gobierno de Feijóo acordó en junio de 2019 una modificación del proyecto para instalar molinos en la Serra do Oribio, en el Courel, que ahora la justicia tumba por estar basado en una declaración de impacto ambiental de 2005.

El tribunal estima así en tres sentencias diferentes los recursos interpuestos por las entidades ecologistas Verdegaia, Petón do Lobo, Adega, Sociedade Galega de Ornitoloxía y Fundación Oso Pardo. Los dictámenes recuerdan que la declaración de 2005 acompañaba una resolución según la cual debería “el promotor tendría un plazo de 12 meses contados a partir de la fecha de ocupación de los terrenos para la puesta en marcha de la instalación”. No lo hizo.

Este documento resulta “obsoleto para amparar la evaluación ambiental del proyecto modificado de 2018”. Los cambios legislativos en la protección de los espacios naturales lo confirmaron. El terreno del parque eólico, cuyas obras ya habían comenzado cuando el propio Tribunal Superior ordenó, el pasado año, paralizarlas, es ahora parte de la zona de especial protección Os Ancares-O Courel y de la Rede Natura 2000.

“En estas áreas no están permitidos los parques eólicos, excepto la repotenciación de los ya existentes, conforme al plan director de la Rede Natura”, recuerda el Superior, para el que el parque eólico de Oribio no se puede considerar existente para su autorización, dado que no se había empezado a ejecutar el proyecto de 2007-2009 “no estando en explotación, ni instalados aerogeneradores”. “No puede modificarse lo que no existe”, concluye el tribunal.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats