La portada de mañana
Acceder
El portazo de Junts empuja a Aragonès a buscar el apoyo de PSC y comuns
España inicia el otoño con los embalses más vacíos de este siglo
OPINIÓN | 'Viviendo sobre arenas movedizas', por Rosa María Artal

La Xunta pretende paliar el colapso de la atención primaria con una subida de sueldos por prolongar jornada

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, interviene este martes en el pleno del Parlamento de Galicia, en Santiago de Compostela.

El Servizo Galego de Saúde pagará más a los médicos por prolongar sus jornadas laborales, hacerse cargo de los pacientes de un compañero o dar servicio en el rural. Esta es la principal medida con la que el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, pretende hacer frente al colapso de la atención primaria que denuncian desde hace meses organizaciones profesionales, sindicatos y pacientes. García Comesaña lo anunció en una comparecencia parlamentaria en la que insistió en que faltan médicos de atención primaria y no por un problema de presupuesto.

La Atención Primaria de Feijóo en datos: diez años de contrataciones congeladas

La Atención Primaria de Feijóo en datos: diez años de contrataciones congeladas

La posición del conselleiro contasta con las reiteradas denuncias por parte de facultativos sobre la precariedad de las condiciones laborales en el Sergas. Pese a que su intervención en la Cámara gallega era a petición propia, utilizó buena parte de su tiempo para volver a exponer reclamaciones dirigidas al Ministerio de Sanidad. Reprocó al Gobierno central que la elección de plazas MIR dejase 200 plazas desiertas, “aunque afortunadamente solo nueve afectaron a Galicia”. Solicitó la especialidad de urgencias “para que el personal que se forma en ejercer” en ese servicio “no ocupe plazas formativas en medicina familiar” y una convocatoria extraordinaria de plazas MIR en medicina de familia.

A pesar de que las competencias en materia de salud y sanidad son desde hace décadas del Gobierno gallego, el grueso de lo que ofreció el conselleiro para salir de la situación de colapso estructural que criticó la oposición de BNG y Partido Socialista fueron subidas de sueldos. “Un conjunto de medidas con incentivos para aquellos profesionales sanitarios que tengan que hacer jornadas complementarias, atender a los pacientes de un compañero ausente o dar servucui a centros sanitarios en el rural que necesitan atención de proximidad”, lo resumió su departamento en un comunicado.

“Queremos ofrecerles a los profesionales que tienen que trabajar en un marco global complicado como el actual unas mejores condiciones”, dijo, “por eso llevaremos a la mesa sectorial la negociación de mejoras como el incremento del precio de intersusbtitución que se abona a médicos de familia, pediatras de primaria, odontólogos, fisioterapeutas y personal de enfermería”. El aumento de precio también será para las prolongación de jornada, que “tendrá mejor fijados sus objetivos”, y para los “puestos de difícil cobertura” en “lugares aislados”. El malestar en la plantilla del Sergas es público y notorio desde hace años, y se ha intensificado por las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

La cifra propuesta por el Sergas fue de 10.000 euros más al año a médicos de primaria que prolonguen jornada cuatro horas y media a la semana para hacer frente al déficit de profesionales, mientras que los sindicatos reclaman que sean 12.000 euros, mil euros al mes, para incluir las vacaciones. Y en el caso de las prolongaciones de jornadas sobrevenidas, Sanidade ofrece un aumento por cobertura de baja en el caso de médicos de 187 euros a 200 euros mensuales y a las enfermeras de 122 a 130 euros. En el plan de reordenación de recursos humanos en atención primaria, para la intersustitución la Administración sanitaria propone un 90% de la retribución del profesional a sustituir, frente al 100% que reivindican los sindicatos y que esperan lograr en la negociación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats