El Año Nuevo Lunar coreano llega a Madrid con La Fiesta Seollal

Cartel de la Fiesta Seollal 2023

El Seollal es el primer día del calendario lunar coreano, una de las fechas más importantes de Corea. Con la celebración de esta fiesta se abre paso un nuevo año que este 2023 dará comienzo el domingo 22 de enero. Los tres días posteriores al inicio del calendario lunar son toda una fiesta, las familias se reúnen para comer tteokguk, una sopa elaborada con rodajas de pastel de arroz, y para celebrar que todos son un año más mayores. 

Como símbolo de respeto a los más mayores, los jóvenes y niños realizan una ceremonia denominada sebae que consiste en lanzar deseos de buena salud y longevidad a sus familiares. Como esta, hay muchas otras costumbres que el Centro Cultural Coreano ha querido importar desde el país asiático hasta Madrid con motivo del Año Nuevo. 

Durante tres días, del 23 al 25 de enero, el centro acogerá La Fiesta Seollal en la que se podrá disfrutar del acontecimiento de la forma más tradicional, conociendo los rituales ancestrales ligados al nuevo año y jugando a juegos como el Yutnori, el Cheguichagui o volando cometas. Todos los participantes del evento recibirán un obsequio de parte de la organización y podrán degustar bebidas y galletas coreanas. Para acceder a las actividades es necesario registrarse rellenando este formulario con los datos pertinentes y la fecha y hora elegidas. 

Además, las personas que se acerquen al lugar podrán conocer el estilo de vida coreano de primera mano mediante la exposición gratuita El Hanok lleno de vida. La muestra de artesanía permanecerá en la Galería Han-ul del Centro Cultural Coreano del 20 de enero al 10 de marzo, una oportunidad para admirar la belleza de piezas artesanas y conocer la sabiduría de los antepasados coreanos a través de los objetos expuestos.

Una Hanok coreano en el paseo de la Castellana

El Centro Cultural Coreano se ha transformado en una Hanok, el modelo de casa tradicional coreano, para acoger una muestra de los elementos más tradicionales del día a día en Corea. Una exposición costumbrista que ha sido dividida en dos espacios: el Sarangbang, un área exclusiva para la vida masculina, y el Anbang, la habitación principal destinada a las mujeres. Esta distribución refleja a la perfección la forma de vida que a día de hoy todavía se mantiene en Corea, los hombres por un lado y las mujeres por otro. 

Visitar este espacio es viajar en el tiempo experimentando el estilo de vida de la hanok y haciendo uso de todos sus elementos, como el ondol, un sistema de calefacción formado por lozar irradiantes en el suelo que data del 600 A.C. y que, a día de hoy, con algunos retoques modernos, se sigue usando en las casa de Corea. La vida en este tipo de casas se concentra en el daecheongmaru, un salón diseñado de modo que puedan abrirse las puertas y ventanas permitiendo la circulación fluida del aire.

Dentro de la hanok, se alberga una exposición formada por una veintena de piezas elaboradas por artesanos coreanos. Los objetos de la muestra están hechos con laminados de cuernos de toro, nácar y abulón iridiscentes, también hay esculturas, lozas y un biombo ilustrado con el sol, la luna, las montañas y el océano. Además, es posible ver el mobiliario típico de estas casas, simple y austero en el espacio masculino y detallado con toques de nácar y cuerno de buey en la habitación para mujeres. 

Otro de los objetos expuestos es un Hojokban, un tipo de mesita muy popular en la antigua provincia de de Jeolla-do de la dinastía Joseon que históricamente se usaba en los palacios para presentar alimentos al rey, para llevar agua a los aposentos de las mujeres y para los niños. En las defunciones hacía de mesa ritual para presentar el incienso y también se usaba como mesa de té. La vestimenta coreana también es protagonista en la galería, de la que se podrá ver una pequeña muestra del estilo hanbok o “ropa del viento”, junto a otros elementos que son capaces de traer hasta Madrid el alma de Corea. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats