eldiario.es

9

Hoja de Router Hoja de Router

Nos pasamos el día en WhatsApp para no pensar (pero no es culpa suya)

Ordenadores, teléfonos, tabletas... De una forma u otra, nos pasamos el día pegados a una pantalla. El auge de los aparatos inteligentes y las redes sociales ha hecho que no tengamos ni un minuto para meditar, pero ¿es la tecnología la causa o la consecuencia de que no nos guste estar sin hacer nada?

A la mayoría de los participantes en el estudio no le gustaba estar sin nada que hacer

A la mayoría de los participantes en el estudio no le gustaba estar ociosos

Las opciones a la hora de disfrutar de nuestro tiempo libre se multiplican. Incluso en solitario, es fácil entretenerse viendo una película, navegando por internet o charlando por WhatsApp. Un grupo de investigadores de la Universidad de Virginia (EE.UU.) ha demostrado que las personas prefieren hacer cualquiera de estas cosas, y otras incluso menos agradables, que pasar unos minutos escuchándose a sí mismas.

El trabajo, publicado en la revista ‘Science’, incluye los resultados de 11 estudios en los que participaron 729 personas, desde estudiantes de facultad a mayores de 70 años. Todos tuvieron que estar a solas durante un periodo de tiempo que iba de seis a 15 minutos: algunos permanecieron en un laboratorio o una habitación y otros lo hicieron en sus propias casas.

Después, se les preguntó cuál había sido su experiencia. Como no era de extrañar, la mayoría preferían escuchar música o utilizar su móvil, y muchos de los que se quedaron en su domicilio confesaron haber hecho trampa. Además, varios tuvieron que ser eliminados del estudio. Entre ellos, uno por escribir una lista de tareas y otro por hacer papiroflexia con un trozo de papel.

A la vista de los resultados, los científicos fueron un poco más allá, y les ofrecieron la posibilidad de recibir una pequeña descarga eléctrica. Parece imposible, pero sí: hubo quien, incluso después de haberla probado, optó por apretar el botón con tal de no estar ocioso. Concretamente, seis de las 24 mujeres y 12 de los 18 hombres a los que se les brindó esta posibilidad. Según los investigadores, la diferencia entre sexos se debe a que ellos buscan sensaciones con más vehemencia que las féminas.

“Es asombroso que ni siquiera a los ancianos les apeteciera estar simplemente pensando”, afirma Timothy Wilson, uno de los autores. El psicólogo cree que esta reacción generalizada no se debe a la gran cantidad de dispositivos electrónicos que utilizamos, sino que, al contrario de lo que pueda parecer, ellos son precisamente una respuesta a la necesidad de las personas de estar continuamente entretenidas.

-------

Imagen principal: Peter

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha