Cuando pagar a escote entre los colegas es tan fácil como hablar por WhatsApp

Buscar suelto para pagar a medias, una labor titánica

Hoja de Router

Cada vez que toca salir de cañas con los amigos pasa lo mismo: llega la hora de pedir la cuenta, hacer cálculos para ver cuánto le toca a cada uno y... ¡Sorpresa! Hay que poner una cifra diabólica. Por ejemplo, 13.20 €.

Todo el mundo rebuscando las monedas necesarias en la cartera en una escena que, con el mítico tema principal de Benny Hill de fondo, bien podría parecer sacada de una serie de humor absurdo. Hasta que llega el elegido, ese que saca un billete de 50 euros mientras esgrime una disculpa encogiéndose de hombros.

Al final, de esa situación nadie sale bien parado. Algunos terminan perdiendo algunos céntimos por el camino mientras que el dueño del billete naranja casi nunca recupera todo lo que le corresponde.

Quizás, el final de una situación tan disparatada y habitual como esta se encuentra en un monedero. Pero no en el que has rebuscado, no. Lo tienes en el bolsillo. Pero en el otro. ¿Llevas solo el móvil? Perfecto.

El 'smartphone' y nada más

Manejar dinero sin necesidad de llevar un duro encima no es precisamente una novedad, aunque sí es cierto que es un concepto que está viviendo sus mejores días. No nos referimos a algo tan antiguo como las tarjetas de crédito (con más de medio siglo a sus espaldas), sino a nuevas formas de mover el dinero que tienen al 'smartphone' como protagonista.

Sin ir más lejos, hace unos días, Apple presentaba Apple Pay, su sistema de pagos móviles gracias a la tecnología NFC adoptada hace ya tiempo por otros fabricantes de móviles. Incluso un banco estadounidense permite a sus clientes mover dinero de una cuenta de ahorro a un fondo de inversión con un simple 'hashtag' en Twitter o Instagram. Por no hablar de las 'apps' de los bancos que te permiten hacer transferencias desde la pantalla de tu móvil.

Pero volvamos a la terraza en la que un grupo de amigos sigue haciendo cuentas para que cada uno se lleve las vueltas que le corresponden. La solución, efectivamente, está en tu otro bolsillo, donde tienes el móvil. Ese otro monedero es Yaap money, la aplicación que acabará con estos peculiares ajustes de cuentas.

La 'app', disponible tanto para dispositivos con Android como para los terminales de Apple, podría ser bautizada como "el WhatsApp de las transferencias", y es que su funcionamiento más básico es similar al del servicio de mensajería instantánea: buscas en tu agenda de contactos, eliges a la persona con la que quieres hacer 'negocios' y, en lugar de mantener una conversación con ella, le envías el dinero que le debes o, por el contrario, le recuerdas que tenéis cuentas pendientes.

Nada de comisiones ni otras complicaciones que enturbien algo que debería ser tan sencillo como enviar y recibir dinero. Para ello, al abrir una cuenta en Yaap money, indicas el número de tu tarjeta de crédito o de débito. Desde ese momento, la aplicación se convierte en un monedero digital, el cual rellenas o vacías pasando dinero de tu tarjeta a la 'app', y viceversa.

Llega el momento de darle uso. Otro ejemplo en el que la aplicación de la empresa española Yaap muestra su utilidad y su potencial es con los típicos regalos de cumpleaños financiados por un grupo de amigos con lugares de residencia diversos y dispersos: al ingenuo voluntario al que le toca poner el dinero de los que viven más lejos le apetece recuperar su dinero. Para ello, tiene que mandar por correo su número de cuenta a los amigos que viven lejos para que le hagan una transferencia con la guita que le deben (y por la que deberán pagar, probablemente, una comisión).

Pues no, ya no. Con Yaap money es infinitamente más sencillo y barato. Los deudores podrán localizar en la aplicación al valiente que ha puesto el dinero por ellos, bien porque lo tengan en su agenda, bien porque sean amigos en Facebook o bien porque les siga en Twitter. Desde la propia aplicación, saldará su deuda enviando a ese monedero virtual el dinero que le han adelantado. Y se acabó. Recibes el dinero y puedes decidir si moverlo de la aplicación de Yaap a tu tarjeta o si dejarlo en ese monedero virtual para pagar ese pico que, tarde o temprano, tendrás que poner.

Si eres el valiente que ha decidido ponerle el dinero a los demás tienes una opción más allá de esperar a que te envíen el dinero. Para poder avisar a los otros de cuánto costó al final este o aquel regalo, los usuarios de Yaap money pueden reclamarle el dinero a los contactos de su agenda o de sus redes sociales enviándoles un mensaje en el que se les señala amablemente cuánto dinero se les pide.

El gran reto de Yaap móvil es obvio: que haya un número de usuarios importante o, al menos, el suficiente como para que las transferencias de dinero de Yaap money a Yaap money sean posibles. Para ello, la compañía española incluye en su nueva aplicación una característica que a buen seguro terminará atrayendo gente, aunque sea solo por aquello de recuperar su dinero.

Si envías dinero (o lo reclamas) a alguno de tus contactos sin que este tenga una cuenta en Yaap money, la aplicación enviará un antiguo pero eficaz SMS en el que se informará de que uno de tus contactos quiere enviarte dinero (o reclamártelo). En el segundo caso, es posible que más de uno se haga el tonto, pero en la primera situación, ¿quién no descargaría inmediatamente la 'app' para cobrar por fin lo que le deben de aquel regalo?

-----------------------------

Las dos primeras imágenes utilizadas en esta artículo son propiedad de Lars Plougmann y Eric Mueller

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2014 - 09:37 h

Descubre nuestras apps

stats