Las autoridades ucranianas acusan a Rusia de usar Chernóbil como base logística

Imagen de un video facilitado el pasado lunes por el ministerio ruso de Defensa de la planta nuclear de Chernóbil en Ucrania.

Mariangela Paone

Enviada especial a Leópolis —

1

“Las tropas rusas usan la central de Chernóbil como una base logística”. Cuando han pasado ya veinte días del inicio de la ofensiva rusa en el país, Petro Kotin, el jefe de  Energoatom, la empresa estatal ucraniana que gestiona las plantas nucleares del país, ha vuelto a arremeter contra los riesgos que supone la presencia de tropas rusas en la central que fue escenario del desastre medioambiental en 1986.

Sin noticias de los niños de Chernóbil

Sin noticias de los niños de Chernóbil

“Los agresores rusos nos están chantajeando con su presencia en la central de Chernóbil. Es un chantaje a Ucrania y al mundo entero. Las centrales están bien protegidas y por eso los rusos las usan como unidades militares. Nadie irá a atacarlos allí. Por una parte es un acto de terrorismo nuclear, por otra se sienten protegidos”, dijo este martes Kotin.

La planta está bajo el control de las tropas rusas prácticamente desde el inicio de la ofensiva. Una semana después, tras un ataque que causó un incendio a las instalaciones de prueba de la planta, los rusos también tomaron el control de la central de Zaporiyia, en el sureste del país. Se trata de la mayor de Europa, con seis reactores. Las autoridades ucranianas creen que en la central hay entre 500 y 900 uniformados rusos. 

“Las tropas rusas usan Chernóbil como una base logística, porque que allí se sienten protegidos ya que está equipada con protección anti-intrusión y sistemas de vigilancia, y tienen suministros para quedarse mucho tiempo en la planta. Y piensan que los militares ucranianos ni siquiera pensarán en atacar la central por las consecuencias que acarrearían desde el punto de la seguridad medioambiental”, ha añadido Kotin.

“Es extremadamente peligroso, porque en Zaporiyia hay seis reactores como una capacidad de 1.000 megavatios cada uno. Y también hay una gran cantidad de material radioactivo almacenado allí”, dijo, remarcando que cualquier fragmento o misil que cayera podría desencadenar un accidente o una fuga radioactiva. 

El control ruso de la central de Zaporiyia

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) informó el sábado de que Rusia planea establecer un “control permanente” de la central de Zaporiyia, la más grande de Ucrania, algo que el Kremlin ha negado asegurando que tanto la central de Zaporiyia y la de Chernóbil “están a cargo del personal operativo ucraniano” y que un grupo de varios expertos rusos “tan solo” les asesora.

Sin embargo, el director del Segundo Departamento del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Alexey Polishchuk, dijo este lunes a la agencia Sputnik que militares rusos controlan las dos centrales junto con guardias y personal ucranianos. En declaraciones recogidas por EFE, Polishchuk dijo que las dos centrales habían vuelto a operar con normalidad y que los niveles de radiación eran también normales, “lo cual está confirmado por el Organismo Internacional de Energía Atómica”.

Desde la ocupación por parte de las tropas rusas ha habido varias alertas por los cortes de suministro eléctricos a la central de Chernóbil, el último este lunes. Pero la energía, esencial para que el sistema de refrigeración de los residuos nucleares funcione, pudo ser restaurada, según informaron las autoridades ucranianas. También preocupa la situación de los trabajadores de las dos plantas que no han podido salir. A ellos se ha referido el comisario europeo para el Medioambiente, Virginijus Sinkevičius, que este martes se reunió en Leópolis con el alcalde de la ciudad y el gobernador de la región.

La visita del político lituano es la primera de un miembro de la Comisión Europa a Ucrania desde que comenzó la ofensiva rusa en el país. “La situación es extremadamente preocupante. Sabemos que las personas que trabajan allí no han tenido la posibilidad de irse ni han podido ir nuevos equipos. Y están trabajando con presencia militar. No digo que con un arma apuntada pero casi. Creo que es la responsabilidad de Rusia que estas personas puedan irse y que lleguen otras; y que tanto Chernóbil como Zaporiyia vuelvan pronto bajo la supervisión de las autoridades ucranianas”, declaró el comisario en rueda de prensa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats