Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez impulsa la investigación a Gómez tras descartarse indicios
El PP escenifica una bronca con Vox en la campaña mientras blanquea a Meloni
Opinión - Valentía en tiempos de guerras. Por Rosa María Artal

Un Biden desatado reparte contra Carlson, Musk, Trump y DeSantis en la Cena de Corresponsales de la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca en Washington

Javier de la Sotilla

7

Joe Biden ha abandonado la solemnidad y ha sacado todo su arsenal humorístico este sábado, en la tradicional Cena de Corresponsales de la Casa Blanca en Washington, que se celebra cada año desde 1924. Su discurso, que no ha alcanzado los 20 minutos, se ha asemejado más bien a un monólogo, en el que ha aprovechado para repartir estopa contra las figuras más en boga de la derecha estadounidense: Tucker Carlson, Elon Musk, Donald Trump, Ron DeSantis, Marjorie Taylor Greene y Clarence Thomas, entre otros.

Es habitual que los presidentes abracen el tono jocoso y distendido durante su discurso en esta gala anual, pero los dardos de Biden han alcanzado el nivel de burla - un tono al que nos tiene más acostumbrados el líder republicano, Trump, que este jueves llegó a imitar al presidente perdiéndose en medio del escenario.

El mandatario bromeó con que le habían ofrecido 10 dólares si lograba terminar su discurso en menos de diez minutos. “Esto es nuevo, tratar de sobornar a un presidente para comprar su silencio”, dijo, en clara referencia a su rival republicano, que fue imputado a principios de mes por el soborno a la actriz Stormy Daniels para callar un escándalo sexual en plena campaña electoral en 2016.

Tampoco ha fallado su referencia a uno de los temas de la semana: el fusilamiento de las estrellas televisivas de Fox News y CNN, Tucker Carlson y Don Lemon. Recordando el lema de su campaña, “Terminemos el trabajo”, Biden ha dicho que “el trabajo no está acabado, bueno, sí lo está para Tucker Carlson”. No conforme con la risa mayoritaria del público y algunas quejas, Biden también se ha burlado de la cadena que despidió al presentador: “Fox News es propiedad de Dominion Voting Systems”, ha dicho, sacando a colación el acuerdo de 787,5 millones de dólares que el canal alcanzó con la empresa propietaria de máquinas de recuento electoral, para evitar el juicio por difamación por haber difundido mentiras sobre el fraude electoral.

“Decís que ya estoy acabado”, ha dicho luego Biden, en referencia a las críticas recibidas por su edad, “Don Lemon diría que estoy en la flor de la vida”. El expresentador de la CNN fue despedido por su comentario sexista contra la candidata republicana Nikki Haley, de quien dijo que “no está en la flor de la vida”, ya que “se considera que una mujer lo está a los 20 y 30 años”.

Además, incidiendo en el tema de la edad, Biden ha dicho que le gusta Rupert Murdoch, el presidente de Fox de 93 años, pues “¿cómo me puede caer mal un tío que me hace parecer a Harry Styles?”.

“La mejor manera de que NPR desaparezca es que Musk la compre”

El mandatario también ha ridiculizado en su discurso a otro de los nombres de moda, Elon Musk. Concretamente, ha mencionado la disputa con el medio de comunicación NPR, que dejó Twitter después de que Musk le pusiera la etiqueta “medio de comunicación afiliado al estado”, simplemente por recibir dinero público, como también hacen otros medios.

“No a todo el mundo le gusta NPR. Elon Musk tuiteó que debería desaparecer. Bueno, la mejor manera para que desaparezca es que Elon Musk la compre”, ha dicho, en clara referencia a los malos números que está teniendo Twitter -así como otras empresas del magnate- desde que Musk lo compró. Después de adquirir la red social por 44.000 millones de dólares en octubre, el valor del pajarito azul ha bajado hasta menos de la mitad.

“Tenía muchos chistes de Ron DeSantis preparados, pero Mickey Mouse se adelantó y llegó primero”, se burló el presidente, recordando la demanda que le ha puesto Disney esta semana al gobernador de Florida y probable candidato presidencial. El chiste ha sido correspondido por la risa de los mandamases de Disney, que también se encontraban entre el público del hotel Hilton de Washington.

La compañía de animación ha acusado al republicano de orquestar una campaña para castigar a la compañía por sus visiones políticas. DeSantis está tratando de terminar con el autogobierno que la empresa mantiene sobre el parque temático Disney World en Orlando. Este complejo tiene un estatus fiscal especial que le ha permitido hasta ahora funcionar prácticamente como un condado independiente. Hasta que en 2022 el congreso estatal, siguiendo los designios de DeSantis votó a favor de retirar el estatus especial de Disney, y en febrero de este año el gobierno tomó el control de la junta de supervisión de la zona. Disney considera que estas acciones son ilegales y ha denunciado a DeSantis por “utilizar el poder del gobierno como un arma”.

Al final del discurso, le ha puesto la guinda apropiándose un meme muy utilizado en los círculos de derechas en las redes sociales: Dark Brandon, el alter ego del presidente, dibujado con rayos láser en sus ojos, que nació en el foro ultraderechista de 4chan. Cuando estaba terminando su discurso para dar paso al siguiente orador, le ha dicho “tus chistes me van a sentar bien, pero no estoy seguro de cómo le sentarán a Dark Brandon”, y ha procedido a ponerse las gafas de sol a modo peliculero, imitando el meme.

Biden pide libertad para los periodistas estadounidenses detenidos

No todo han sido bromas en el monólogo de Biden. “Dejadme empezar con una nota seria. Los miembros de mi gobierno estamos aquí para enviar un mensaje al país y al mundo entero. La libertad de prensa es un pilar, quizás el principal pilar de toda sociedad libre, no el enemigo”.

El presidente se ha referido a los periodistas estadounidenses detenidos en el extranjero, como Evan Gershkovich, el corresponsal del Wall Street Journal en Moscú. Tras su detención a principios de mes, esta semana EEUU lo ha designado como “detenido indebidamente” por Rusia. “Esta noche, nuestro mensaje es el siguiente: el periodismo no es un crimen”, ha remarcado el presidente.

Etiquetas
stats