Escepticismo ante la supuesta carta de la tenista china desaparecida tras denunciar acoso de un antiguo viceprimer ministro

En la imagen, Peng Shuai durante un partido en 2019.

EFE / elDiario.es


0

El presidente de la Asociación de Tenis Femenino (WTA, por sus siglas en inglés), Steve Simon, ha expresado su "creciente preocupación" por la seguridad de la tenista china Peng Shuai después de que la televisión estatal CGTN difundiese una supuesta carta de ella en la que decía estar "bien". Peng denunció a principios de mes haber sido agredida sexualmente por un antiguo viceprimer ministro de su país y desde entonces no se tienen noticias de ella.

Según un supuesto correo electrónico de Peng dirigido a Simon -que ha difundido este miércoles CGTN en su página de Twitter-, la tenista estaría "bien y descansando". "En cuanto a las recientes noticias publicadas en el sitio web oficial de la WTA, el contenido no ha sido confirmado ni verificado por mí y se publicó sin mi consentimiento", dice la carta. "Las noticias publicadas en ese comunicado, incluido las acusaciones de agresión sexual, no son ciertas. No estoy desaparecida ni estoy en peligro. Estoy descansando en casa y estoy bien. Gracias otra vez por preocuparos por mí", afirma.

Peng también ha pedido en la carta que la WTA verificara cualquier declaración futura con ella y pidiera su consentimiento antes de publicarla. "Espero promocionar el tenis chino con todos vosotros si en el futuro tengo la oportunidad. Espero que el tenis chino sea cada vez mejor", finaliza.

Según informa The Guardian, la captura de pantalla de la carta, que incluía un cursor visible en el texto, no se publicó en ningún lugar dentro de China y ha provocado escepticismo.

Simon ha indicado este miércoles en un comunicado que la supuesta carta difundida por la CGTN no hace sino "hacer crecer" sus preocupaciones sobre la seguridad y el paradero de Peng.

"Cuesta mucho creer que Peng Shuai escribiese ese correo que recibimos o que se le pueda atribuir a ella. Peng mostró mucho valor al describir su denuncia de abusos sexuales contra un alto cargo del Gobierno chino. La WTA y el resto del mundo necesitan pruebas verificables de que está a salvo. He tratado de contactarla de varias maneras, sin éxito", ha afirmado el directivo.

El presidente de la WTA ha agregado que Peng debe poder hablar "libremente, sin coerción o intimidaciones de ningún tipo. Su denuncia debe ser respetada e investigada con total transparencia y sin censuras". "Las voces de las mujeres", ha aseverado, "deben ser escuchadas y respetadas, no censuradas".

La ONG Chinese Human Rights Defenders (CHRD) ha dicho que la declaración "no debe tomarse al pie de la letra". "El Gobierno chino tiene un largo historial de detenciones arbitrarias de personas implicadas en casos controvertidos, controlando su capacidad de hablar libremente y obligándolas a hacer declaraciones forzadas", ha declarado William Nee, coordinador de investigación y defensa de CHRD. "Hasta que Peng Shuai esté libre, la carga de la prueba debe recaer en el Gobierno chino para demostrar que no está detenida".

Acusaciones censuradas

El pasado 2 de noviembre, en una publicación ahora eliminada, Peng dijo que tuvo una "relación" extramatrimonial intermitente con el exviceprimer ministro de su país, Zhang Gaoli, durante varios años, informa The Guardian.

Según su relato, Zhang trató de mantener en secreto la relación y había dejado de ponerse en contacto con ella tras ascender en las filas del Partido Comunista. El político, de 75 años y viceprimer ministro de China entre 2013 y 2018, llegó a expresar preocupación por que ella pudiera grabar sus encuentros. Durante esos cinco años, Zhang fue uno de los siete miembros del Comité Permanente del Politburó, encabezado por el presidente de China, Xi Jinping.

La tenista, de 35 años, dijo que hace tres años Zhang volvió a contactar con ella para invitarla a jugar al tenis con él y su esposa y luego la agredió sexualmente en su casa. "Nunca se lo consentí esa tarde, [estuve] llorando todo el tiempo", escribió.

Durante el relato, Peng dice que no cuenta con pruebas que respalden sus afirmaciones. "No tengo pruebas. Ha sido imposible conseguir alguna. No hay registro de audio, ni de video, solo mi experiencia distorsionada, pero muy real".

Según informa The Guardian, la publicación de la tenista en Weibo, una red social china parecida a Twitter, se hizo viral en las redes sociales china pero fue borrada en cuestión de minutos y las búsquedas de Peng, exnúmero uno en el ranking de dobles de tenis, fueron aparentemente restringidas. También parece que se han bloqueado las publicaciones y reacciones posteriores, incluso palabras clave como "tenis". La cuenta de Weibo de Peng continua activa pero sin menciones a Zhang.

El Gobierno chino no ha respondido a las acusaciones. Durante una rueda de prensa hace dos semanas, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, dijo a los periodistas que no estaba al tanto de la situación. "No he oído hablar de la cuestión que han planteado", dijo. "No es una cuestión diplomática".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats