La portada de mañana
Acceder
Europa da pasos hacia la 'gripalización' de la COVID
ERC mantiene su rechazo a la reforma laboral y acusa al Gobierno de dar largas
Opinión - 'Crónica escéptica de la guerra sobre Ucrania', por Rosa María Artal

El presidente de Kazajistán ordena “disparar a matar sin previo aviso” contra los manifestantes

Las fuerzas kazajas han abatido a 26 personas en la operación "antiterrorista" que efectúan sobre todo en la ciudad de Almaty para acabar con las violentas protestas que sacuden al país centraosiático, informaron las autoridades. Fotografía de archivo. EFE/ Kulpash Konyrova

elDiario.es/Efe


14

Las fuerzas kazajas han matado a 26 personas en la operación "antiterrorista" que efectúan principalmente en la ciudad de Almaty para acabar con las violentas protestas que sacuden al país centraosiático, según han informado las autoridades. De acuerdo con el Ministerio del Interior, se ha detenido a más de 3.000 "delincuentes" y hay 18 personas "armadas" heridas. Las autoridades habían reconocido previamente la muerte de al menos 18 agentes del orden, dos de los cuales fueron hallados decapitados, siempre según la versión oficial.

Además, el presidente ha afirmado este viernes en un discurso a la nación que ha dado la orden expresa de "disparar a matar" sin previo aviso contra los manifestantes que "vienen ocasionando graves disturbios los últimos días", si ofrecen resistencia a las autoridades. "Di la orden a los órganos de la policía y el Ejército de disparar a matar sin previo aviso", ha expresado, al alertar de que no dialogará "con bandidos armados y preparados, tanto locales como extranjeros".

El presidente kazajo, Kasim-Yomart Tokáyev, califica de terroristas y bandidos a los manifestantes que salen desde el pasado día 2 a las calles del país, inicialmente por el alza del precio del gas licuado, y asegura que las protestas están siendo orquestadas por un grupo de instigadores, aunque no ha revelado su identidad.

Ante la "amenaza terrorista" pidió ayuda a la Organización de Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), un bloque militar en el espacio postsoviético que agrupa a seis países y está liderado por Rusia, parte de cuyas fuerzas de pacificación ya llegaron al país con el objetivo de "estabilizar la situación".

"Este contingente llegó para un periodo limitado de tiempo para proteger objetivos estratégicos", ha dicho Tokáyev en una reunión en la sede antiterrorista, sin revelar el número de tropas extranjeras que apoyarán la operación kazaja, aunque se calcula que serán más de 3.000.

Según ha asegurado, el orden constitucional "ha sido básicamente restaurado en todas las regiones del país y las autoridades locales tienen bajo control la situación". Eso sí, ha añadido que las "acciones antiterroristas continuarán hasta la destrucción completa de los militantes terroristas".

Según informa en su cuenta de Telegram el portal kazajo Tengrinews.kz, se ha introducido en todo el país el nivel "rojo" de amenaza terrorista, lo que da a las fuerzas especiales un amplio margen de maniobra en su operativo y permite restringir temporalmente el movimiento de ciudadanos. De acuerdo con Interior, hay 70 puntos de control instalados en todo el país.

El mandatario prevé dirigirse este viernes, día de la Navidad ortodoxa, a la población en una locución televisada.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats