El Gobierno de Joe Biden es el más diverso de la historia de EEUU

Miembros del gabinete de Joe Biden

Dejar de lado las divisiones que marcaron el periodo presidencial de Donald Trump, esa es una de las prioridades del nuevo mandatario de EEUU. Desde su campaña, Joe Biden ha prometido "unir a Estados Unidos", y ha sido el presidente que más veces ha usado las palabras unión y unidad en el discurso de la toma de posesión en la historia de su país.

La primera vitrina ya ofrecida como prueba de su compromiso con el cumplimiento de esa promesa de campaña es la conformación de su gabinete, el más diverso en la historia de EEUU. "El gabinete tiene más de una docena de nombramientos históricos, incluida la primera mujer secretaria del Tesoro, el primer secretario de Defensa afroamericano, el primer miembro del gabinete abiertamente homosexual y la primera secretaria de origen nativoamericano", aseguró el nuevo inquilino de la Casa Blanca. Además, por supuesto de la primera vicepresidenta mujer de la historia, Kamala Harris, negra e indioamericana.

El Gobierno de Biden tendrá un 48% de mujeres frente al 21% en el mandado de Trump y un 52% de personas negras, latinas y otras minorías, un porcentaje que durante el anterior Gobierno era del 17%. Desde un principio, Biden prometió un gabinete "que se parezca a EEUU".

No se trata solamente de dar prueba de su política de diversidad. También, de aprovechar la oportunidad para demostrar que en todos los grupos hay profesionales de máxima excelencia en las áreas de las carteras para las que fueron designados y de consumada competencia política, según Biden. Aunque Trump contó con varias mujeres –muchas veces, en áreas tradicionalmente consideradas femeninas como la educación o la salud pública–, el suyo fue un gabinete donde las mayores figuras eran blancos y varones, algunos provenientes del showbusiness y sin experiencia política ninguna. Estos son algunos de los miembros del equipo de Biden.

Lloyd Austin, la primera persona negra al frente del Pentágono

Después de servir por más de cuatro décadas ininterrumpidas en las Fuerzas Armadas de EEUU, este general es el primer afroamericano de la historia al frente del Pentágono. Es decir, ocupa el Departamento de Defensa y se sentará como tal con rango ministerial en el gabinete de la Administración Biden en la Casa Blanca. Para ello ha sido necesario un permiso especial del Senado. La ley vigente favorece la designación de civiles al frente del Departamento de Defensa y si se trata de militares, les exige al menos siete años de distancia con respecto a su último cargo en las FFAA. En el caso de Austin, jubilado en 2016, cuenta con sólo cuatro de los siete años requeridos.

El permiso y la designación para Austin fueron votados la semana pasada con un récord histórico de votos favorables. Sobre los 100 escaños del Senado, 97 votaron a favor, dos en contra y uno se abstuvo. A Austin no le falta experiencia de trato directo con el nuevo presidente: en 2008 estuvo al frente de las tropas de EEUU que combatían en suelo iraquí mientras Biden era el vicepresidente de la Administración de Barack Obama. Más del 40% del personal de las fuerzas armadas es afroamericano, sin embargo, un porcentaje mucho menor ocupa cargos de responsabilidad. En la cúpula, la representación es inferior al 10%.

Janet Yellen, la primera mujer al frente de la economía

Economista de 74 años, Yellen, con una extensa e intensa trayectoria profesional –que incluye el haber sido presidenta de la Reserva Federal (el Banco Central de EEUU) y consejera de la Casa Blanca– será la primera secretaria del Tesoro de EEUU. Yellen, que ya ha sido confirmada por el Senado, se enfrenta el urticante desafío de sacar al país de la crisis económica y financiera provocada por la pandemia de la COVID-19. Algunos de sus máximos desafíos como líder del Departamento del Tesoro serán la revisión de los gastos fiscales y la redistribución de recursos a fin de inducir mayores oportunidades de apertura de mercados.

Deb Haaland, una secretaria indígena para gestionar la política indígena

La designación de Deb Haaland, de origen nativoamericano, se considera una de las decisiones que mejor representa la diversidad que busca el presidente Biden. Haaland, congresista, será la primera persona indígena al mando de un ministerio. Como secretaria de Interior, Haaland, de la tribu Laguna Pueblo, será la encargada de gestionar la mayor parte de las tierras de propiedad federal, además de liderar las políticas que afectan a los 574 gobiernos tribales reconocidos por EEUU.

Pete Buttigieg, primer secretario abiertamente homosexual

Político activo y militar retirado, ejerció como alcalde de South Bend, en el estado de Indiana, entre 2012 y 2020 y compitió en las primarias como rival de Biden por la candidatura presidencial del Partido Demócrata. A cargo del Departamento de Transporte, tendrá el desafío de dirigir otro de los sectores más afectados por la pandemia del coronavirus.

"Lo nomino para secretario de Transporte porque está preparado para enfrentar los desafíos en la confluencia entre empleos, infraestructura, equidad y clima”, escribió Biden en su cuenta de Twitter.

Alejandro Mayorkas, primer latino al frente de la Seguridad Nacional

Nacido en la capital de Cuba, La Habana, Mayorkas había ejercido en el segundo mandato de Obama como subsecretario de Seguridad Nacional. Su buen desempeño resultó crucial en el marco del desarrollo de las conversaciones diplomáticas con el gobierno de Raúl Castro en Cuba. Es experto en los campos de vigilancia aérea y terrestre y es considerado por analistas como una pieza clave para la mejora actual de las relaciones entre la isla y el territorio estadounidense.

Xavier Becerra, el hijo de migrantes mexicanos que dirigirá Sanidad

En medio de la pandemia, este hijo de migrantes de origen mexicano tendrá a su cargo el Departamento de Salud. Por lo tanto, las miradas del país y del mundo estarán puestas permanentemente sobre sus gestiones gubernamentales. Para una parte de los medios de EEUU, Becerra representa el 'sueño americano' cumplido: el de quien, con esfuerzo y dedicación, logró convertirse en el primer profesional de su familia y en obtener un diploma universitario en Economía.

Jen Psaki, secretaria de Prensa en un equipo exclusivamente femenino

Psaki está al frente del que será el primer equipo de relaciones públicas presidenciales integrado completamente por mujeres. Con 42 años y experiencia en la comunicación diplomática, en su rol como portavoz del presidente, esta experta en asesoría de corte político se convertirá en la llave de los mensajes oficiales enviados desde la Casa Blanca.

Avril Haines, la segunda mujer al frente de la CIA

La formación de esta joven abogada de 51 años "es tan amplia como ecléctica", dijo el nuevo presidente. Biden puso de relieve que su candidata para estar al frente de la inteligencia y el espionaje de EEUU estudió Física antes de graduarse en Derecho, estudió judo en Japón y cuenta con formación como piloto de aeronaves. Tiene amplia experiencia de trabajo en el marco de la CIA por los cargos que allí desempeñó bajo la presidencia de Barack Obama. Se trata de la segunda mujer que estará al mando de la agencia. La primera fue su predecesora, Gina Haspel, nombrada por Donald Trump

Susan Rice, la líder del Consejo de Política Interior

Antigua embajadora ante la ONU y asesora de Seguridad Nacional durante la Administración Obama, Rice será la nueva responsable del Consejo de Política Interior de la Casa Blanca y coordinará la formulación y aplicación de la agenda de política interior de Biden.

Gina Raimondo, la empresaria que hará frente al reto comercial

Esta política y empresaria fue gobernadora del pequeño pero próspero estado de Rhode Island, en la costa Este. Raimondo apuntará en el Departamento de Comercio a construir una superación de las dependencias comerciales como piedra angular para vencer a la crisis desatada por la pandemia. La secretaria también tiene experiencia en el manejo de capitales de riesgo.

Linda Thomas-Greeinfield: embajadora de EEUU ante la ONU

Con una gran experiencia a sus espaldas, esta diplomática afroamericana tiene por delante reconstruir el juego de alianzas multilaterales que ha dañado la Administración Trump con su política de America First. En tiempos de Obama, Thomas-Greeinfield estuvo al frente de la Oficina de Asuntos Africanos del Departamento de Estado.

Otros cargos relevantes en la nueva administración son los que ocuparán Antony Blinken (secretario de Estado) y Jake Sullivan (asesor de Seguridad Nacional). Blinken ha sido asesor de política de exterior de Biden y fue vicesecretario de Estado con Obama. El nuevo secretario de Estado es justo lo contrario a lo que representan Mike Pompeo, que a lo largo de su mandato como secretario de Estado no ha dejado de hacer política interior.

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 22:41 h

Descubre nuestras apps

stats