Macron logra que el Consejo de Europa retire una campaña contra los discursos de odio que pedía “respeto” para el hiyab

Campaña del Consejo de Europa contra la discriminación de las personas con hiyab.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

10

“La belleza está en la diversidad como la libertad está en el hiyab”. Es uno de los lemas de una campaña del Consejo de Europa contra los discursos de odio que pedía “respeto” para el uso del hiyab y que apenas ha durado pocos días por la presión del Gobierno francés y la extrema derecha del país, todos en precampaña para las elecciones presidenciales de la próxima primavera. Un portavoz del Consejo de Europa ha afirmado: “Los tuits se han eliminado, y vamos a pensar en una mejor presentación del proyecto”.

“Los tuits reflejan declaraciones hechas por participantes individuales en uno de los talleres del proyecto, y no las opiniones del Consejo de Europa o su secretaria general [, Marija Pejcinovic Buric]”, según el comunicado trasladado a Politico, sobre la campaña contra los discursos de odio impulsada por la división de inclusión y lucha contra la discriminación del Consejo de Europa.

El Consejo de Europa, organismo paneuropeo no dependiente de la UE y que reúne a medio centenar de países, puso en marcha una campaña de derechos humanos para promover la diversidad entre las mujeres, y su libertad para usar el pañuelo musulmán en la cabeza, que ha sido duramente contestada por Francia, un país de arraigado laicismo que se encuentra en profundos debates sobre el uso del hiyab, tema a menudo utilizado políticamente por la extrema derecha.

La campaña, cofinanciada por la Comisión Europea, fue lanzada la semana pasada por la institución con sede en Estrasburgo (Francia). Las imágenes tuiteadas mostraban retratos de dos mujeres jóvenes sonrientes divididas por la mitad y fusionadas para mostrar una con la cabeza descubierta y la otra con el hiyab.

“La campaña es un proyecto del Consejo de Europa”, ha explicado este miércoles el Ejecutivo comunitario, “y está financiada como parte de la convocatoria de propuestas sobre racismo que se lanzó en 2019. El objetivo general es combatir los discursos de odio online y offline, por ejemplo, contra las comunidades judía y musulmana mediante la participación de jóvenes y organizaciones de la sociedad civil. La Comisión no participa en la evaluación de los componentes individuales del proyecto, que se benefician de las subvenciones de la UE, y tampoco ha validado los materiales en cuestión. El Consejo de Europa desempeña el papel principal cuando se trata de la puesta en práctica del programa”.

Según la Comisión Europea, “en términos generales, el convenio de subvención firmado el 9 de diciembre de 2019, asciende a 340.000 euros. Pero eso no es solo para esta campaña, es para la campaña en general, no solo para los tuits”.

“La belleza está en la diversidad como la libertad en el hiyab”, decía uno de los lemas. “Qué aburrido sería que todos tuvieran el mismo aspecto Celebre la diversidad y respete el hijab”, sentenciaba la campaña.

El gobierno de Macron intervino, y reconoció que había instado al Consejo de Europa a retirar la campaña. Francia es uno de los 47 estados miembros del Consejo, institución encargada de velar por el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

“Esta campaña en general se trata de combatir el discurso de odio online y offline, por lo que empodera, por ejemplo, a los jóvenes y las ONG para que hagan más en este sentido”, afirma Bruselas: “La Comisión no promueve ninguna vestimenta religiosa. Y no estamos involucrados en la evaluación de los materiales individuales de los proyectos que reciben subvenciones. No los hemos validado. Los beneficiarios llevan a cabo dichos proyectos de forma independiente y de acuerdo con los acuerdos de subvención, y la Comisión evalúa los resultados una vez finalizadas las tareas”.

“Estoy profundamente conmocionada”, dijo a LCI TV la ministra francesa para la Juventud, Sarah El Hairy. “Es lo contrario de los valores que defiende Francia, está promoviendo el uso del hiyab”.

“Esto debe ser condenado y por eso Francia ha dejado clara su fuerte desaprobación y, por lo tanto, la campaña se ha retirado a partir de hoy”, dijo el martes por la noche, confirmando la protesta oficial francesa.

La campaña, que había pasado inicialmente inadvertida, cogió relevancia al ser usada por la extrema derecha antieuropea y antiinmigración francesa.

“El Islam es el enemigo de la libertad. Esta campaña es el enemigo de la verdad”, tuiteó el populista de extrema derecha Eric Zemmour, quien coquetea con su candidatura, y que según algunas encuestas podría llegar a una segunda vuelta frente a Macron.

Zemmour fue condenado en 2018 por discurso de odio basado en la religión después de que dijera que Francia “ha sido invadida durante los últimos 30 años” por musulmanes.

“Esta campaña europea que promueve el velo islamista es escandalosa e indecente en un momento en que millones de mujeres luchan valientemente contra esta esclavitud”, añadió la líder de extrema derecha Marine Le Pen, principal rival de Macron en las urnas en 2017.

“Recordar que las mujeres son libres de usar el hiyab es una cosa”, dijo la senadora socialista Laurence Rossignol, “pero decir que la libertad está en el hiyab es otra. Lo están promocionando. ¿Es este el papel del Consejo de Europa?”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats