Imágenes de la “nueva normalidad” en la vuelta al colegio en Francia

Niños jugando en el recreo en cuadrados individuales pintados en el suelo, profesores con mascarillas y pupitres separados con cintas. Esta es la imagen que el periodista de la cadena francesa BFMTV, Lionel Top, se ha encontrado en el primer día de colegio en la localidad norteña de Tourcoing, a pocos kilómetros de la frontera belga.

Según ha explicado en su cuenta de Twitter, la dirección del colegio ha establecido estas medidas para guardar la distancia de seguridad entre los más pequeños. “Los niños juegan, bailan, ríen, saltan juntos... pero en sus respectivos cuadrados”. El periodista añade que los alumnos no se lo han tomado como un castigo aunque algunos profesores le han reconocido que haber tenido que verlo “les ha roto el corazón”.

Este martes ha sido el primer día de reapertura de los centros educativos, que según explicó el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, lo harían “entre el 80% y el 85% de las escuelas” y bajo estrictas medidas de seguridad, como clases de no más de 15 alumnos en el caso de primaria y 10 en el caso de las escuelas infantiles. Además, el Ministerio de Educación ha permitido la creación de “grupos de alumnos prioritarios” a la hora de admitir a los estudiantes en las clases. Entre estos alumnos “prioritarios” están las personas con diversidad funcional, en situación de vulnerabilidad social o escolar e “hijos de personal indispensable en la gestión de la crisis sanitaria y la continuidad de la vida de la nación”.

Cada centro establecerá también el sistema para cumplir el distanciamiento y no superar el número máximo de alumnos, como por ejemplo ir al colegio un día cada dos. Y en este sentido, el periodista que ha publicado las fotografías explica que las imágenes de Tourcoing no corresponden necesariamente con lo que ha ocurrido en otras zonas del país.

En otros colegios las imágenes han sido similares, aunque no tan llamativas: alumnos separados cada uno en una hilera de pupitres, algunos con mascarillas, y profesores con guantes y mascarillas. Además algunos centros han colocado geles hidroalcohólicos en la entrada y marcas en el suelo para entrar escalonadamente en las aulas.

Aunque varios sindicatos han rechazado la reapertura por considerarla precipitada, el Gobierno galo ha explicado que la vuelta es voluntaria, pero insiste en que la instrucción es obligatoria y los alumnos podrán encontrarse a partir de ahora en cuatro posibles escenarios: yendo a la escuela, siguiendo las clases desde casa, en salas de estudio habilitadas en los colegios para menos de 15 alumnos o en actividades extracurriculares.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats