El influencer Andrew Tate forzaba a una de las víctimas a ganar 10.000 euros al mes como modelo erótica, según la Fiscalía

El influencer en las redes sociales, Andrew Tate, y su hermano, Tristan Tate, escoltados por agentes de policía tras la vista en el Tribunal de Apelación de Bucarest en Bucarest, Rumanía, el 1 de febrero de 2023.

elDiario.es / EFE


3

La fiscalía rumana acusa al influencer británico-estadounidense Andrew Tate, encarcelado en Rumanía por supuestos delitos de explotación sexual, de obligar a trabajar hasta 12 horas seguidas a una de las chicas a las que explotaba como modelos eróticas.

Pese a la caída de Andrew Tate, sus admiradores siguen teniendo ventaja

Pese a la caída de Andrew Tate, sus admiradores siguen teniendo ventaja

Según documentos redactados por los fiscales y recogidos por la agencia de noticias Reuters, Andrew Tate y su hermano Tristan, también en prisión preventiva por los mismos delitos, utilizaron el engaño y la intimidación para tener seis mujeres bajo su control y “transformarlas en esclavas”.

Ante estas declaraciones, el abogado Vidineac ha dicho que las presuntas víctimas de los hermanos no eran maltratadas, sino que “vivían a costa de los famosos Tates”, según el documento judicial. “Estaban alegres y nadie les obligaba a hacer estas cosas”, añadió.

Represalias

La publicación rumana News.ro, que cita documentos judiciales, dice que los hermanos Tate obligaron a una de las jóvenes que les denuncian a ganar un mínimo de 10.000 euros al mes amenazándola con pegarle si no conseguía el dinero.

Otra de las represalias implicaba publicar fotos o vídeos comprometedores en sus cuentas de redes sociales si no reunía esa cantidad, según la acusación contra los Tate, a quienes se acusa de delitos de trata de personas, violación y constitución de un grupo criminal.

Los testimonios recabados por los fiscales aseguran, además, que a las chicas se les exigía que pagaran una “deuda” si no publicaban contenidos eróticos o hacían directos en la plataforma para adultos OnlyFans y en TikTok.

Una de las supuestas víctimas contó que las modelos solían embolsarse la mitad de lo que producían en estas plataformas, y acusa a los hermanos Tate de no pagarles nada por su trabajo en algunas ocasiones.

Según informa el diario The Guardian, el mes pasado un juez extendió la detención de los hermano hasta finales de febrero, apelando a la “la capacidad… de los acusados ​​para ejercer un control psicológico permanente sobre sus víctimas, incluso recurriendo a constantes actos de violencia”.

Esa decisión fue aceptada por el tribunal de apelación de Bucarest el pasado miércoles después de una breve audiencia para la cual los hermanos Tate llegaron en una furgoneta de policía esposados, con Andrew proclamando su inocencia a los periodistas que le esperaban.

El excampeón mundial de kickboxing Andrew Tate participó en el Gran Hermano del Reino Unido y abandonó el programa en 2016 al ser acusado de agresión sexual. Tate tiene millones de seguidores en internet, donde publicaba vídeos en los que reivindicaba una masculinidad asociada al éxito económico agresiva y misógina.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats