Irán culpa a Salman Rushdie y a “sus seguidores” del ataque contra el escritor

El escritor Salman Rushdie en una imagen de archivo.

elDiario.es

Agencias —

45

El Gobierno de Irán ha culpado este lunes al escritor Salman Rushdie del ataque que sufrió el viernes. El escritor, de 75 años, había acudido a un evento en Chautauqua, una localidad del oeste del estado de Nueva York, para hablar sobre la importancia de que Estado Unidos dé asilo a los escritores exiliados. Durante su intervención, un hombre subió al escenario y comenzó a golpear y a apuñalar al escritor.

Salman Rushdie, tres décadas bajo amenaza de muerte

Salman Rushdie, tres décadas bajo amenaza de muerte

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kananí, ha responsabilizado al propio Rushdie del ataque por “insultar” al islam y a 1.500 millones de musulmanes. “No consideramos a nadie más que a él [Rushdie] y a sus seguidores dignos de culpa e incluso de condena”, ha asegurado en una rueda de prensa. El portavoz también ha negado cualquier vinculación del atacante con su país. “Nadie tiene derecho a acusar a Irán”.

El escritor anglo-indio tuvo que permanecer conectado a un respirador artificial y someterse a una operación de más de seis horas después de ser atacado. Según ha confirmado su agente, Andrew Wylie, el sábado se le desconectó de la respiración asistida y el escritor ya ha podido hablar, aunque sigue hospitalizado con heridas graves con daños en el hígado, un riñón y un ojo, que podría perder.

En declaraciones realizadas este domingo a la BBC, Wylie ha asegurado que el escritor ha comenzado su recuperación y que ésta será larga. “Ya no necesita el respirador, por lo que ha emprendido su recuperación”, ha explicado el agente del escritor. “Será un camino largo, las heridas son graves pero su estado va en la dirección adecuada”.

Las autoridades en Nueva York han acusado este sábado a Hadi Matar, el presunto autor del apuñalamiento, de intento de asesinato y agresión. El joven, de 24 años, nació en EEUU de padres que emigraron de Yaroun, en el sur del Líbano, según ha explicado a Associated Press el alcalde del pueblo, Ali Tehfe. Matar vivía en el estado de Nueva Jersey y sigue detenido y sin derecho a fianza. La policía asegura que aún se desconocen los motivos que le llevaron a apuñalar a Rushdie.

Las banderas del grupo chiíta Hezbolá, apoyado por Irán son visibles en todo el pueblo, junto los los retratos del líder Hassan Nasrallah, Khamenei, Khomeini y el general iraní asesinado Qassem Soleimani. A los periodistas que han visitado Yaroun desde el sábado se les ha pedido que se marchen. Los portavoces de Hezbolá no han respondido a las peticiones de comentarios.

El gobierno teocrático de Irán y sus medios de comunicación estatales no han detallado los motivos del atacante. En Teherán, algunos iraníes han elogiado el ataque contra un autor que, según ellos, empañaba la fe islámica, mientras que a otros les preocupa que lo sucedido con Rushdie aísle aún más al país.

Rushdie había vivido escondido y bajo protección policial durante años después de que el difunto líder iraní, el ayatolá Ruholá Jomeini, emitiera una fetua en 1989 pidiendo su muerte como castigo por haber publicado Los versos satánicos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats