Israel mata a un líder de la Yihad Islámica en Gaza en un ataque contra un edificio residencial con una niña entre los fallecidos

Ataques de Israel en Gaza este viernes.

Agencias/elDiario.es


31

El Ejército israelí ha matado este viernes al número dos del grupo Yihad Islámica Palestina en la Franja de Gaza durante un ataque aéreo contra un edificio residencial que dejó al menos otros siete muertos y más de 40 heridos. Fuentes médicas y de seguridad palestinas en Gaza han confirmado la muerte de Taysir al Yabari, líder del brazo armado de la YIP en la zona centro y norte de la Franja, que encabezaba la unidad responsable del lanzamiento de cohetes hacia Israel.

El Ministerio de Sanidad palestino ha detallado que una de las víctimas mortales es una niña de cinco años. Otras fuentes palestinas en Gaza han destacado que el edificio residencial atacado, ubicado en el centro de Gaza capital, alberga oficinas de medios de comunicación y de organizaciones no gubernamentales.

El asesinato de Al Yabari tiene lugar en el marco de una ofensiva lanzada por el Ejército israelí contra objetivos del grupo palestino en el enclave, en el marco de un repunte de tensión tras el arresto el lunes de otro de sus líderes en Cisjordania ocupada.

En un breve comunicado, el Ejército anunció el comienzo de una operación contra el grupo islamista, que esta semana amenazó con ataques de represalia tras el arresto, desencadenando un refuerzo de las tropas israelíes en la frontera de Gaza y un estado de alarma por el posible lanzamiento de cohetes.

Desde hace varios días, Israel mantiene cerrados los cruces fronterizos con la Franja, así como múltiples carreteras en las comunidades israelíes colindantes con el enclave.

El ataque israelí de este viernes en Gaza marca un cambio de tendencia respecto a ofensivas previas, cuyos desencadenantes suelen incluir hostilidades por parte de grupos palestinos en la Franja contra territorio israelí.

Tras los bombardeos, que según fuentes palestinas alcanzaron múltiples objetivos en distintas ciudades gazatíes, el Ejército decretó la interrupción de casi todas las actividades en las comunidades cercanas a la frontera y estableció múltiples medidas de protección en zonas aledañas, pero no tan cercanas.

Estas medidas incluyen la interrupción de todas las actividades educativas y un límite al aforo, que no se puede extender a más de 10 personas en espacios cerrados al menos hasta mañana por la tarde.

Tras la ofensiva, el primer ministro israelí, Yair Lapid, que se enfrenta a unas nuevas elecciones en noviembre, las quintas en menos de cuatro años, ha asegurado que “el gobierno israelí no permitirá que las organizaciones terroristas en Gaza establezcan la agenda en el área adyacente a la Franja y amenacen a los ciudadanos del Estado de Israel. Cualquiera que intente dañar a Israel debe saberlo: lo encontraremos”.

Lapid ha asegurado que Israel “no está interesada en un gran conflicto” con la Yihad Islámica Palestina, pero ha advertido de que ese escenario “tampoco le genera temor”. “Israel no se quedará de brazos cruzados cuando haya quienes intenten dañar a sus civiles. Este gobierno tiene una política de tolerancia cero para cualquier intento de ataque, de cualquier tipo, desde Gaza hacia el territorio israelí”.

Continuarán los ataques 

Un portavoz del Ejército israelí informó este viernes de que sus fuerzas continuarán atacando en la Franja de Gaza en el marco de la Operación Despuntar del Alba, una ofensiva contra el grupo palestino.

“Tomamos la iniciativa y aún no hemos terminado”, dijo este viernes un portavoz militar durante una llamada con periodistas. Además, destacó que se han movilizado reservistas y desplegado sistemas de defensa antiaérea en distintas partes del país ya que esperan una fuerte respuesta, incluyendo el lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia el centro de Israel.

Según el Ejército, la ofensiva de este viernes alcanzó múltiples edificios utilizados por “terroristas” palestinos –sin mencionar a los civiles– y se trata de un “ataque preventivo” tras lo que describieron como una “amenaza inminente” de un ataque por parte del grupo palestino contra territorio israelí.

“La ocupación ha cruzado las líneas rojas”

El movimiento palestino de la Yihad Islámica ha señalado este viernes que ha lanzado más de 100 cohetes hacia el centro de Israel en respuesta a los bombardeos previos israelíes contra la Franja de Gaza, en lo que representa la escalada de violencia en el territorio más importante desde mayo de 2021. 

“Estamos atacando Tel Aviv y las ciudades del centro con más de 100 cohetes, en respuesta al crimen del asesinato del líder Taysir al Yabari y sus hermanos mártires”, han indicado en un comunicado, en referencia a la amplia ofensiva israelí contra sus miembros e instalaciones en Gaza.

El secretario general del grupo, Ziad al Nakhala, ha asegurado que “la ocupación pagará un alto precio por su agresión contra Gaza, Tel Aviv será un objetivo para nuestros misiles”. El líder del movimiento islamista advirtió de que el “enemigo debe asumir la responsabilidad de su agresión” y que “debe esperar una respuesta fuerte y decisiva”, para lo que instó a la movilización de “todo el pueblo palestino”.

Hamás, el movimiento islamista que gobierna de facto Gaza desde 2007, se solidarizó con la Yihad Islámica y afirmó que “la resistencia armada palestina está unida contra la agresión”. “La ocupación ha cruzado las líneas rojas y ha llegado el momento de que le demos una lección a la ocupación y paguemos el costo”, indicó en un comunicado el portavoz de Hamás, Hazem Qasam.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats