Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

Noveno día de asedio en el hospital Al Awda de Gaza: “Disparan contra las ventanas y apenas nos queda agua”

Heridos tras un ataque israelí en el hospital Al Aqsa en Deir Balah, en el centro de la Franja de Gaza este pasado lunes.

Olga Rodríguez

39

“La situación empeora cada hora”, alertan desde el interior del hospital Al Awda, situado en la mitad norte de la Franja de Gaza. Desde hace nueve días unas 250 personas están atrapadas dentro del centro médico, asediadas por disparos israelíes que han matado ya a una paciente y a un enfermero y herido a dos trabajadores más, el último de ellos el doctor Mohammad Obaid.

elDiario.es mantiene contacto con el interior del hospital a través del teléfono de uno de los trabajadores sanitarios, que dispone de una tarjeta SIM europea, lo que facilita la conexión. “El Ejército israelí bombardeó los tanques de agua del hospital, por lo que ya solo disponemos de algunas garrafas. La comida también se agota, tenemos arroz para algunos días, comemos poco y solo una vez al día”, cuenta Mohammed Salah, colaborador de la ONG catalana Creart.

Un francotirador israelí ha disparado a mi amigo el doctor Mohammad Obaid, un hombre maravilloso

“Desde hace dos noches los francotiradores israelíes disparan aleatoriamente contra las ventanas, lo que ha provocado que tengamos que trasladar a los enfermos y heridos a pasillos y escaleras, donde dormimos todos para refugiarnos de las balas”, relatan varios presentes. “El doctor Mohammad Obaid ha resultado herido, forma parte de la organización Médicos sin Fronteras, tiene una herida cerca de la oreja. Afortunadamente no es grave”.

“Un francotirador israelí ha disparado a mi amigo el doctor Mohammad Obaid, un hombre maravilloso que ha resultado herido esta mañana en el hospital Al Awda”, ha denunciado desde Londres el cirujano Ghassan Abu Sitta, quien salió recientemente de Gaza tras trabajar en varios hospitales durante las seis primeras semanas de bombardeos.

Tenemos que amputar la pierna de una niña porque se le ha infectado por falta de suministros médicos

Varias niñas heridas o enfermas permanecen en las salas interiores del hospital. “Hoy tendremos que amputar la pierna de la primera niña que aparece en el vídeo porque se le ha infectado y no hemos podido curársela debidamente, por falta de suministros médicos”, indican integrantes del personal sanitario en un mensaje telefónico acompañado del vídeo. [Vídeo a continuación]

Médicos Sin Fronteras ha confirmado que uno de sus doctores ha resultado herido en el hospital Al Awda: “Según nuestros colegas, hay francotiradores alrededor del hospital y disparan contra los que están dentro”. El coordinador general de Médicos Sin Fronteras (MSF), Renzo Fricke, ha calificado la situación de “desgarradora”:

“Seamos claros. Al Awda es un hospital en funcionamiento con personal médico y muchos pacientes en situación vulnerable. Atacar a los trabajadores médicos mientras atienden a sus pacientes es totalmente censurable, totalmente inhumano”.

El director del hospital, Ahmed Muhanna, ha indicado que “la situación es seria, crítica. Entran en casas cercanas, destrozan cosas, registran las viviendas. En la puerta del mismo hospital hay un tanque israelí y sacos de tierra. Los tanques dan vueltas día y noche por las calles y en el propio perímetro del hospital”.

Atacar a los trabajadores médicos mientras atienden a sus pacientes es totalmente censurable, totalmente inhumano

Médicos Sin Fronteras

La OMS denuncia el asedio contra el Al Awda

Este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha denunciado la situación en el Al Awda y en otros hospitales situados en la mitad norte de la Franja de Gaza, donde los ataques israelíes –y las órdenes lanzadas en octavillas– han forzado el desplazamiento hacia el sur de la mayoría de la población.

Los heridos y los enfermos que no pueden trasladarse permanecen en los hospitales, pero ni siquiera los centros médicos son lugares seguros, a pesar de estar protegidos por la IV Convención de Ginebra, como recuerdan estos días representantes de Naciones Unidas. La Organización Mundial de la Salud insiste en alertar de “los continuos ataques contra la atención médica en Gaza”.

“El Al Awda sigue asediado desde el 5 de diciembre. Dos trabajadores sanitarios han muerto por disparos mientras trabajaban dentro del hospital. La OMS está gravemente preocupada por la seguridad de los pacientes, trabajadores sanitarios y otros que permanecen en el Al Awda, al igual que por la seguridad de las infraestructuras sanitarias, equipo médico y pacientes en toda la Franja de Gaza”, han indicado desde la OMS.

El pasado mes de noviembre varios ataques israelíes mataron a tres médicos de MSF en el mismo hospital Al Awda. Uno de ellos escribió poco antes de morir en una pizarra del hospital una frase que ha hecho suya Médicos Sin Fronteras en su petición pública de alto el fuego inmediato: “Hicimos lo que pudimos. Recordadnos”.

Los acontecimientos que estamos presenciando apuntan a intentos de trasladar a los palestinos a Egipto

UNRWA

El empuje de población hacia el sur

Este martes tropas israelíes han entrado y tomado otro hospital de la mitad norte de la Franja, el Kamal Adwan. Según testimonios de algunos presentes, los soldados israelíes han forzado a todos los hombres –personal sanitario, pacientes, enfermos y heridos– a concentrarse en el patio. Las comunicaciones con el centro médico están cortadas desde la tarde del martes.

Los asedios y ataques contra los hospitales están reduciendo de forma alarmante la atención sanitaria en la mitad norte de la Franja y contribuyen a forzar el desplazamiento hacia el sur de los residentes en la zona. Tras su visita a Gaza esta semana el Comisionado General de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) ha advertido de que “los acontecimientos que estamos presenciando apuntan a intentos de trasladar a los palestinos a Egipto”, cuya frontera está en el sur de la Franja.

También este martes las fuerzas militares israelíes han provocado la demolición con explosivos de una escuela de la UNRWA en Beit Hanoun, el norte de Gaza. La Agencia de Naciones Unidas ha expresado su rechazo a ese ataque: “Es indignante. Todas las instalaciones públicas, incluidos los hospitales y las escuelas de la ONU, están protegidas por el derecho internacional. Las partes en esta guerra brutal tienen las coordenadas de todas nuestras instalaciones”.

Cada vez hay más familias que no comen durante un día entero, dos o incluso tres

Hospitales cerrados, hambre y enfermedades

La Organización Mundial de la Salud ha denunciado que la situación del hospital de Al Ahli, el último con capacidad para ofrecer atención médica en el norte de Gaza, es de una “zona de desastre humanitario” y ha informado de que menos de un tercio de los hospitales de toda la Franja están en funcionamiento.

Mientras tanto, siguen registrándose ataques también en el sur, en Khan Younis y Rafah, donde se concentran cada vez más desplazados internos, cada vez más cerca de la frontera con Egipto. Las organizaciones humanitarias alertan de que no hay capacidad para atender a tanta gente y advierten de que muchas personas ya están pasando hambre. “Cada vez hay más familias que no comen durante un día entero, dos o incluso tres”, han informado portavoces de Naciones Unidas.

Según cifras de la ONU ya hay 18.000 palestinos muertos en la Franja, entre ellos más de 4.000 mujeres y más de 7.000 niños.

Voto mayoritario en la ONU por el alto el fuego

Tras el veto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado jueves, la Asamblea de Naciones Unidas ha apoyado este martes por la noche de forma abrumadora un alto el fuego inmediato en Gaza, en una nueva sesión extraordinaria convocada a petición de los embajadores de Egipto y Mauritania, en nombre de los países de la Organización de la Conferencia Islámica.

Las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, cuando alcanzan una mayoría de dos tercios, tienen carácter orientativo, pero no son vinculantes como las del Consejo de Seguridad. Este martes 153 países han votado a favor del alto el fuego inmediato en Gaza, 23 se han abstenido y solo 10 han votado en contra: Estados Unidos, Israel, Austria, República Checa, Liberia, Micronesia, Guatemala, Paraguay, Nauru y Papúa Nueva Guinea.

Entre las abstenciones destacan las de Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Italia o Ucrania. La resolución también demanda la puesta en libertad de todos los rehenes, el acceso humanitario, el respeto de la ley internacional y la protección de la población civil por todas las partes implicadas.

En octubre la Asamblea de Naciones Unidas ya adoptó una resolución que solicitaba “una tregua humanitaria duradera y sostenida que conduzca al cese de las hostilidades”. Obtuvo entonces 120 votos a favor -ocho de ellos de países de la Unión Europea-, 14 en contra -entre ellos los de Israel, EEUU y cuatro países de la UE- y 44 abstenciones, entre ellas las de quince países de la UE, además de Reino Unido, Canadá, Australia o Japón, entre otros. Estos tres últimos han votado ahora a favor.

Ya en octubre esa votación representó una imagen simbólica. En la sesión extraordinaria celebrada este martes se pone de manifiesto más aún la posición de una abrumadora mayoría frente a una reducida minoría que sigue dando luz verde a los ataques israelíes contra Gaza, con Washington como apoyo clave.

Etiquetas
stats