EEUU y Rusia se apropian del debate sobre Venezuela tras el fracaso del golpe

Lavrov: la solución militar en Venezuela sería "catastrófica e injustificada"

Rusia y Estados Unidos se han quedado el protagonismo internacional del debate político sobre Venezuela. Desde Washington y Moscú se suceden desde hace días las declaraciones explícitas sobre lo que debe ocurrir en el país latinoamericano y sobre lo que ocurrió en la trastienda del intento de golpe militar de la semana pasada.

Las declaraciones más recientes se han producido en Finlandia. Allí, en la reunión de ministros de asuntos exteriores del Consejo del Ártico en la ciudad finlandesa de Rovaniemi, han coincidido el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov. Lavrov ha advertido de que una intervención militar puede ser "catastrófica e injustificada" y ha acusado de "irresponsable" la actuación de Washington frente a una crisis que ambas potencias siguen avivando pese a la bajada de tono de la oposición venezolana en Caracas.

Por su parte, Pompeo ha asegurado que Nicolás Maduro "todavía manda, pero de ninguna manera puede gobernar. Esta semana, aunque Maduro logró mantener el control del ejército en algunos aspectos, hubo muchos militares que se fueron", ha insistido el secretario de Estado tras reconocer abiertamente planes frustrados de Estados Unidos de sacar a Maduro del poder.

Después de estas declaraciones ha tenido lugar el encuentro entre ambos dirigentes, que Lavrov ha calificado de constructivo y ha dicho esperar que Putin y Trump puedan volver a reunirse pronto tras la última cumbre el año pasado en Helsinki. Ayer domingo Lavrov también se reunió con el ministro de Exteriores venezolano Jorge Arreaza, que ha agradecido en Twitter en apoyo ruso al Gobierno de Maduro. "Lavrov en realidad no se reunió con un funcionario venezolano, se reunió con alguien próximo a Maduro, que es un renegado, no el líder de Venezuela", ha comentado Pompeo sobre estas conversaciones.

Un día antes, Lavrov ya había denuncado "una campaña sin precedente encabezada por Estados Unidos para derrocar a las autoridades legítimas de Venezuela, y nosotros condenamos esta campaña, que trasgrede todas la normas del derecho internacional". El ministro ruso indicó que es evidente que Washington apunta no solo contra Venezuela, sino que busca también "reformatear políticamente" América Latina, lo que es una "total falta de respeto" hacia sus pueblos.

Estados Unidos está utilizando el fracaso de la 'Operación Libertad' para crear discordia, desconfianza e intentar romper el Gobierno de Nicolás Maduro. El ejecutivo de Trump ha dado incluso tres destacados nombres que, según ellos, estaban involucrados en la operación: el ministro de Defensa, Vladímir Padrino, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, y el comandante de la Guardia de Honor Presidencial, Iván Rafael Hernández Dala.

Mientras tanto, la oposición venezolana a Nicolás Maduro rebaja sus expectativas después de que Juan Guaidó reconociera el apoyo militar a la 'Operación Libertad' no había sido "suficiente". Frente a una multitud, el primero de mayo el "presidente encargado" llamó a paros escalonados y movilizaciones laborales que deberán culminar en una huelga general que deponga al gobierno.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2019 - 21:20 h

Descubre nuestras apps

stats