La portada de mañana
Acceder
Cuenta atrás para Madrid: las medidas tienen que tomarse "en las próximas horas"
La división en el CGPJ permitirá nombramientos en el Supremo
Opinión - España, la nuestra, la suya y las cajas de cerillas, por Rosa María Artal

The Guardian en español

China pone en marcha su moneda digital bajo control estatal

Ligero repunte de los nuevos casos "importados" y locales en China

Helen Davidson

5

China está comenzando a experimentar en cuatro ciudaes del país con una moneda digital que acaba de desarrollar. Según la prensa local, el Banco Central de China ha acelerado la puesta en marcha del e-RMB, un yuan electrónico que se convertiría en la primera moneda digital manejada por una de las economías más potentes del planeta.

Siempre según las mismas fuentes, las pruebas de lanzamiento comenzaron en varias ciudades; Shenzhen, Suzhou, Chengdu y en Xiong’an, una zona al sur de Pekín en la que se celebrarán algunas de las competiciones de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

China Daily, una web del gobierno, informó de que la moneda digital ha sido adoptada formalmente en el sistema monetario de esa ciudades. Como prueba, funcionarios y empleados de la administración pública comenzarán a recibir sus salarios en e-RMB este mes de mayo. Sina News desveló que la nueva moneda servirá para subsidiar el transporte en Suzhou mientras que en Xiong’an las pruebas giran en torno al intercambio de alimentos y pequeños bienes de consumo. Desde mediados de abril circula una captura de pantalla de la que se supone es la aplicación necesaria para almacenar y usar la moneda.

Algunos medios han llegado a decir que McDonald's y Starbucks han aceptado formar parte de los ensayos. Pero Starbucks confirmó a The Guardian que no es cierto. Se ha hecho la misma pregunta a McDonald's, aunque no ha habido respuesta.

Las plataformas de pago digital están muy extendidas por China. Alipay, propiedad de Alibaba’s Ant Financial, es la más usada. Otra de las establecidas es WeChat Pay, propiedad de Tencent, pero no sustituyen a la moneda oficial.

Xu Yuan, profesor asociado en el Instituto de Desarrollo Nacional de la Universidad de Peking declaró al canal CCCT que el Banco Central no puede registrar el flujo monetario del país en tiempo real por dos motivos. El primero, que las transacciones en moneda oficial suceden muchas veces en el mundo real, fuera del alcance de la red, y que los datos de las transacciones de las monedas virtuales están dispersos en diversas plataformas.  “Aunque el cambio desde el punto de vista del usuario sea mínimo, desde la perspectiva de la supervisión del Banco Central, que en el futuro los pagos financieros, a empresas o en las relaciones sociales suceden así es uno de los mayores cambios registrados en la historia”.

El 17 de abril, el instituto de estudios sobre la moneda digital del Banco del Pueblo de China, entidad encargada de desarrollar el sistema, dijo –según el canal CCTV- que la investigación y desarrollo de un yuán digital “avanza a paso firme” y que tanto las fases avanzadas de su funcionamiento como los últimos toques al diseño de toda la plataforma así como los controles de seguridad han finalizado hace tiempo de manera satisfactoria. Los últimos pasos se dieron más rápido de lo que se esperaba una vez Facebook anunció en junio del año pasado que tenía intención de lanzar su propia moneda digital.

La moneda digital soberana, que nacerá vinculada a la moneda reconocida internacionalmente, es un proyecto de años que en agosto pasado escaló a la fase de “casi lista” según el banco que la tiene bajo su responsabilidad. Pero en septiembre Yo Gang, el gobernador de la entidad dijo que no había fecha para su puesta en circulación.  En el China Daily Report de la semana pasada podía leerse que “una moneda digital soberana ofrece una alternativa funcional al sistema de pagos en dólares y diluye el impacto de posibles, sanciones o amenazas de exclusión hacia un país o empresa”. También “que podría facilitar la integración en mercados de moneda globales reduciendo el riesgo de anomalías de inspiración política”.  

Se espera que el uso del dinero en efectivo siga disminuyendo a medida que aumenta la popularidad de las plataformas de pago digitales y en un contexto, el del coronavirus, en el que la ciudadanía tiende a evitar el conacto físico.

Traducción de Alberto Arce

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2020 - 22:40 h

Descubre nuestras apps

stats