La portada de mañana
Acceder
Quién es Carlos Lesmes y por qué no ha dimitido del CGPJ, por Ignacio Escolar
La tradición del PP de Madrid de enfrentarse a la dirección nacional
España y Francia vuelven a luchar por Picasso 50 años después

The Guardian en español

Claves de la ley antiaborto más estricta de EEUU: por qué es tan polémica y qué pasará ahora

Mujeres de la Universidad de Texas participan en una concentración contra la ley de aborto más estricta del país.

Amanda Holpuch

Nueva York —

2

La gran mayoría de las habitantes de Texas ya no puede acceder a un aborto en el estado, tras prohibirse el procedimiento excepto en las primeras semanas de embarazo, antes de que la mayoría sepan siquiera que están embarazadas. En una votación con un resultado ajustado de cinco votos frente a cuatro, el Tribunal Supremo estadounidense se negó este miércoles a bloquear la nueva ley, que permite a los ciudadanos particulares hacer cumplir la prohibición y posiblemente cobrar 10.000 dólares si ganan un caso contra una persona que ayuda a alguien a someterse al procedimiento médico.

Esto es lo que sabemos sobre la legislación más restrictiva sobre el aborto en los EEUU:

¿Cómo se puede acceder legalmente al aborto en Texas?

Para abortar según la ley texana, una persona debería darse cuenta de que está embarazada muy al comienzo de la gestación. La ley prohíbe los abortos a partir del momento en que un profesional médico pueda detectar la actividad cardíaca del embrión, lo que suele suceder entre la quinta y sexta semanas de embarazo. La actividad cardíaca no confirma si el embarazo es viable y se detecta con tecnología avanzada antes de que se forme el corazón.

La ley incluye una pequeña excepción para "emergencias médicas", pero no hay excepciones para violaciones o incesto.

¿Cómo de temprano son cinco o seis semanas en un embarazo?

Los médicos marcan el comienzo de un embarazo a partir del día de la última menstruación. Así, alguien con un ciclo menstrual regular de 28 días tendría un embarazo de cuatro semanas el primer día que no tenga la regla. Eso deja un margen de dos semanas para confirmar el embarazo y tomar una decisión sobre cómo afrontarlo, pero muchas mujeres tienen ciclos irregulares, lo que acortaría ese margen. Otras no llevan un registro de sus ciclos o no pueden permitirse fácilmente un test de embarazo o una cita médica.

Los prestadores de servicios de aborto y los grupos de derechos reproductivos de Texas han dicho que entre el 85% y el 90% de las intervenciones se efectúan después de la sexta semana de embarazo. Un embarazo de término completo dura 39 semanas. Antes de la decisión del Tribunal Supremo en Texas, el caso Roe contra Wade había frenado las leyes que intentaban prohibir los abortos antes de que el feto fuera viable fuera del útero, lo que generalmente se considera 24 semanas.

¿Qué hace que esta ley sea diferente de otras restricciones al aborto en EEUU?

Lo más importante es que ha sobrevivido a un recurso en el máximo tribunal del país. El Tribunal Supremo ya había bloqueado intentos anteriores de los estados de prohibir los abortos antes de que el embarazo sea viable, pero dejó pasar esta ley en una decisión tomada justo antes de la medianoche del miércoles.

Ya se habían aprobado otras leyes que prohibían los abortos después de la sexta semana de gestación, pero fueron bloqueadas por los tribunales antes de entrar en vigor. Esta ley también es única en el sentido de que es aplicada por individuos, y no por autoridades gubernamentales, quienes la aplican, lo que la hace más difícil de impugnar en los tribunales.

¿Los particulares pueden hacer cumplir esta ley?

Sí. Los ciudadanos particulares, incluyendo a personas que vivan fuera de Texas, pueden demandar a cualquiera que crean que "haya ayudado o instigado" a alguien a abortar después de la sexta semana. Si ganan la demanda, recibirán 10.000 dólares y se cubrirán sus costes legales. La ley es intencionalmente amplia y podría penalizar a familiares y amigos que lleven a las personas a sus citas médicas o ayuden a pagar el transporte para hacerlo.

En una demanda federal contra la ley, una coalición de proveedores de servicios de aborto y grupos de derechos reproductivos dijo que la ley "ofrece una recompensa contra las personas que practican o ayudan a practicar abortos, invitando a extraños al azar a demandarlos".

¿A quiénes perjudica más?

Los efectos de esta ley no se sentirán por igual. Investigadores de la Universidad de Texas dicen que la ley afectaría particularmente a pacientes negras y a quienes vivan con bajos ingresos. La principal razón por la cual las intervenciones médicas se demoran para las texanas es que necesitan reunir el dinero para pagarlas, viven lejos de los centros y carecen de tiempo para desplazarse al procedimiento a causa del trabajo, el estudio y el cuidado de los niños.

Cuando el acceso a los abortos es limitado, es probable que los abortos inseguros aumenten. Cada año, entre 4,7% y 13,2% de las muertes maternas se atribuyen a abortos inseguros, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS dice que casi todas las muertes y discapacidades producidas por los abortos podrían evitarse a través de la educación sexual, los anticonceptivos y el acceso a abortos seguros.

¿Saldrán las mujeres de Texas para abortar?

Ya era difícil abortar en Texas y en sus estados vecinos. Clínicas de otros estados han dicho que ya observan un aumento de las reservas de citas médicas.

Pero, una vez más, quienes tienen los recursos para salir fácilmente del estado son las que probablemente menos necesiten el procedimiento médico. Los fondos para financiar abortos recolectan dinero para ayudar a las mujeres a hacer el viaje, pero no es una tarea menor. A la vez, los fondos también podrían ser blancos de esta ley.

Texas tiene casi tres veces el tamaño de Reino Unido, y si su territorio fuera superpuesto con el europeo, París, Ámsterdam, Praga y Florencia podrían quedar dentro de los límites del estado. 

¿Qué pasará ahora? 

Hay múltiples demandas pendientes en Texas y la desobediencia civil está en auge, con protestas en marcha y donaciones que llegan a los fondos para abortos y grupos de derechos reproductivos. El grupo de servicios legales para la inmigración Raíces, situado en Texas, dice que continuará financiando y apoyando el acceso a los abortos. "Queremos dar un mensaje muy claro: Raíces no acatará esta ley arcaica y machista", dice el director y presidente del grupo, Jonathan Ryan, en un comunicado.

¿Qué está haciendo Joe Biden al respecto?

El presidente dijo este jueves que estaba dando instrucciones al Consejo de Políticas de Género de la Casa Blanca para responder a esta decisión, con la ayuda del Departamento de Salud y el de Justicia para "asegurar que las mujeres en Texas tengan acceso a abortos seguros y legales". La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha dicho que cuando el Congreso vuelva del receso, los demócratas presentarán un proyecto de ley reproductiva, pero es extremadamente improbable que se apruebe en el Senado.

Traducción de Ignacio Rial-Schies.

Etiquetas

Descubre nuestras apps