The Guardian en español

Quiénes son los favoritos para suceder a Boris Johnson

Junto a Boris Johnson, Ben Wallace, Rishi Sunak, Penny Mordaunt, Sajid Javid, Liz Truss, (fila superior),  Jeremy Hunt, Nadhim Zahawi, Suella Braverman, Thomas Tugendhat, Setve Baker, Priti Patel (fila inferior).

Ben Quinn


7

Tras la dimisión del primer ministro, Boris Johnson, la carrera por el liderazgo de los conservadores británico ya está en marcha, con varios diputados declarando públicamente que quieren ser el próximo líder o que están considerando seriamente presentarse.

Boris Johnson dimite obligado por su Gobierno y su partido

Boris Johnson dimitirá tras ser forzado por su Gobierno y su partido

La fiscal general Suella Braverman y el diputado Steve Baker ni siquiera han esperado a la noticia de la renuncia, mientras que hay otros que, desde hace tiempo, han sido considerados los principales candidatos, pero aún no han dicho abiertamente que se presentarán.

Todavía no hay un heredero claro. Aquí presentamos a los posibles sucesores, con una calificación sobre 10 de sus posibilidades.

Ben Wallace 6/10

El ministro de Defensa ha saltado a la palestra como el favorito de las casas de apuestas, impulsado por una encuesta de YouGov que muestra que es la primera opción de los miembros del Partido Conservador a los que se les preguntó, a lo largo del martes y el miércoles, a quién querrían ver como próximo líder. (Penny Mordaunt y Rishi Sunak ocupan el segundo y tercer lugar en la encuesta).

También ha encabezado las encuestas de Conservative Home sobre los ministros más apreciados tras su gestión de la guerra en Ucrania y de la evacuación en Afganistán.

Hasta ahora ha mantenido un perfil público relativamente bajo, pero hay diputados tories que creen que Wallace ha empezado a considerar una candidatura por lo apreciado que es. Muchos lo consideran como una persona que podría marcar un claro contraste de estilo respecto a Johnson.

Sin embargo, una cuestión pendiente es si Wallace quiere realmente el cargo. Por el contrario, se sabe que Mordaunt, Sunak, Sajid Javid y Liz Truss cuentan con equipos de campaña.

Rishi Sunak 6/10

Aunque Sajid Javid, el ministro de Sanidad, se le adelantó, es posible que la audacia que mostró el ministro de Economía en su decisión de abandonar el gabinete haya aumentado sus probabilidades de liderar el Gobierno, aunque sus esperanzas se vieron mermadas a principios de este año.

La imagen de Sunak, que durante mucho tiempo figuró entre los favoritos para suceder a Johnson, se ha visto afectada por el escándalo de las fiestas en Downing Street, el Partygate (por el que fue multado) y por la polémica en torno a los manejos financieros de su familia, algo que podría hacerle aún más daño.

Ese episodio hizo que cayese en picado la popularidad de Sunak, que se había labrado una convincente imagen dando ruedas de prensa para explicar los planes de ayuda por la COVID-19, que aprobó rápido para mantener a familias y empresas a flote y le valieron el reconocimiento público.

Pero últimamente también ha recibido críticas por su falta de agilidad a la hora de ayudar a los ciudadanos durante la crisis por la subida de precios, así como por meteduras de pata que le hacen parecer lejos del sentir general, como cuando se rodea de objetos de lujo o como cuando construyó una piscina en su mansión de Yorkshire. 

En la bancada tory sigue teniendo partidarios que lo ven tranquilo e imperturbable. También hay quien opina que tal vez no desee el puesto de primer ministro tanto como otras personas de su círculo íntimo lo desean para él.

Penny Mordaunt 6/10

El martes por la noche la exministra de Defensa saltó a la palestra como posible favorita, y la casa de apuestas Coral le dio el nivel más alto de probabilidades en la carrera para sustituir a Johnson.

Sin embargo, en medio de la catarata de dimisiones en las últimas 48 horas, su decisión de seguir siendo secretaria de Estado de Comercio ha levantado ampollas. En una aparente maniobra para desviar las críticas, Mordaunt ha roto su silencio este jueves por la mañana para tuitear que Wallace llevaba “toda la razón” cuando dijo: “La población no nos perdonaría si dejáramos estas oficinas de Estado vacías”

La diputada se había convertido en la preferida de los fieles tories. Este fin de semana se publicaron los resultados de una encuesta que Conservative Home pasó entre los afiliados del Partido Conservador, donde Mordaunt aparece como la segunda opción favorita, justo por detrás de Wallace.

Como defensora del Brexit, Mordaunt lleva tiempo siendo considerada como una candidata perfecta para lo más alto del Gobierno, pero su apoyo a Jeremy Hunt (otro rival de Johnson) la ha hecho parecer desleal durante el mandato de Johnson. Ha sido una de las políticas más directas a la hora de cargar contra Johnson por el llamado Partygate, y parece estar preparándose para competir por el puesto más alto.

Sajid Javid 5/10

Tuvo una actuación deslucida en la carrera de 2019 por el liderazgo tory (no llegó a la última ronda), pero Javid podría haber reavivado sus esperanzas de liderazgo tras dar el pistoletazo de salida de la nueva pugna.

El excanciller regresó de forma espectacular al gabinete en junio del año pasado como ministro de Sanidad, tras haber dimitido por un enfrentamiento con Dominic Cummings, el exasesor de Johnson y artífice del Brexit.

En su día, muchos hablaban de él como un claro aspirante a liderar el partido, pero el recuerdo de sus relativamente cortos 16 meses como ministro de Economía se fue desvaneciendo a medida que las decisiones tomadas por Rishi Sunak durante la pandemia elevaban el perfil del que lo había reemplazado en el cargo.

Javid tuvo el coraje político de lanzarse el primero al dimitir este martes por la noche con una carta que también era notablemente diferente a la de Sunak, quien se centró significativamente en la necesidad de una nueva estrategia económica. El tono de la de Javid, en cambio, era más furibundo, con el llamamiento a la integridad como eje. Su declaración en la Cámara de los Comunes el miércoles fue demoledora, aunque Javid escatimó en algunas de las cuestiones más fuertes.

Liz Truss 5/10

La ministra de Asuntos Exteriores se apresuró a declarar su apoyo a Johnson el martes tras las salidas de Javid y Sunak, pero ahora ha interrumpido un viaje oficial a Indonesia.

En la encuesta de YouGov de esta semana a los miembros tories, la ministra ocupa el cuarto lugar, con una distancia considerable entre ella y Wallace.

La decisión de respaldar a Johnson fue percibida como un intento de apuntalar los posibles apoyos de otros leales al líder británico, un grupo nada despreciable en la batalla por el liderazgo tory. Pero su estrella se ha apagado ligeramente en los últimos tiempos mientras que políticos como Mordaunt la han adelantado en los pronósticos de varias casas de apuestas.

No obstante, Truss sigue siendo una de las principales candidatas y cuenta con un equipo de campaña desde hace tiempo. Hasta el momento, ha estado ocupada puliendo su perfil público con la publicación fotos de Instagram o con la imitación en una visita a Estonia de la imagen de Margaret Thatcher a bordo de un tanque con un pañuelo en la cabeza. 

Pese a una débil reacción inicial por la invasión rusa de Ucrania, y a las acusaciones contra el Ministerio de Asuntos Exteriores por falta de preparación, la primera mujer tory en liderar el Ministerio se ha atribuido el mérito de liberar a la ciudadana británica-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe y el de imponer las sanciones a los oligarcas rusos.

Jeremy Hunt 4/10

Durante mucho tiempo las casas de apuestas lo consideraban el favorito para reemplazar a Boris Johnson, que en las últimas elecciones por el liderazgo tory lo derrotó, las posibilidades del exministro de Sanidad se han reducido. Aunque se suele hablar de él como el reemplazo “seguro” de Johnson, los movimientos de Javid y Sunak han dejado en evidencia su falta de audacia.

En términos de carácter, Johnson y Hunt siguen siendo polos opuestos. Si el primero es pura exageración y chistes fáciles, el segundo no es ninguna de las dos cosas. Pero su talón de Aquiles es ser uno de los tories que se opusieron al Brexit, algo que podría hacerle perder votos frente a rivales como Mordaunt. Quedó en último lugar en una reciente votación de Conservative Home sobre quién triunfaría en una segunda vuelta.

Nadhim Zahawi 3/10

El recién nombrado ministro de Economía se ha ido perfilando como un candidato de fuera que podría sumar una convincente historia personal a su buen desempeño en el Gobierno.

Sin embargo, sus esperanzas pueden haberse visto gravemente socavadas por su decisión de aceptar el puesto de Sunak como canciller y luego enviar una carta este jueves pidiendo a Johnson que se vaya.

Zahawi dejó impresionado a su partido cuando ejerció como gestor de la vacunación contra el coronavirus. En el cargo de ministro de Educación con el que fue recompensado ha hecho un gran trabajo neutralizando algunos de los complejos problemas que enfrentaban los tories en educación tras el caos sembrado durante el Ministerio de Gavin Williamson en la primera parte de la pandemia.

Su historia como refugiado iraquí que llegó de niño a Reino Unido es notable. Pero como ocurre con Sunak, a algunos diputados tories les puede preocupar su riqueza, y en particular, el escándalo de 2013 por calentar sus establos con electricidad subsidiada por el contribuyente y sus antiguos negocios en el sector del petróleo y el gas.

Suella Braverman 2/10

Después de declarar durante las entrevistas emitidas este jueves por la mañana que quiere ser la próxima líder tory, la fiscal general (asesora jurídica del Gobierno) Suella Braverman ha sido ridiculizada por su homóloga laborista, Emily Thornberry, durante la sesión de preguntas en el Parlamento. Thornberry ha provocado risas al decir que era un “honor” enfrentarse a la próxima primera ministra.

Sin embargo, los esfuerzos de Braverman por apuntalar el apoyo antes de una contienda oficial ya están relativamente avanzados entre los diputados y miembros del partido que se incorporaron en 2019. También ha estado tocando teclas de manera ruidosa–en entrevistas ha declarado regularmente una supuesta “guerra contra lo woke (algo así como ”progre“)– para atraer a algunos sectores del partido.

Tom Tugendhat 2/10

El exmilitar es uno de los favoritos de los tories de centro, algo que sin embargo puede ser obstáculo en un partido cuyos miembros y diputados se han desplazado a la derecha en muchos temas.

Sería muy inusual tener un nuevo primer ministro sin experiencia en el gabinete (tampoco ejerció las funciones paralelas dentro de la oposición), pero algunos diputados ven como positivo a un candidato no contaminado por el Gobierno de Johnson.

Sin embargo, Tugendhat no tiene experiencia y hay quien teme que le preocupen demasiado los asuntos internacionales y demasiado poco la agenda nacional como para ser una opción atractiva.

Steve Baker 2/10

El movimiento de Braverman para cosechar el apoyo entre los partidarios del Brexit puede dificultar a Steve Baker, una figura elocuente e influyente en los backbenches (los diputados sin cargo en el Gobierno) que ha dicho este jueves que está “considerando seriamente” su candidatura.

Sin embargo, su papel durante las turbulencias que rodean al Brexit le convertiría en una figura especialmente polarizadora. Otras opiniones, que le llevarían a desmantelar muchas de las políticas medioambientales de Boris Johnson, lo señalarían como más extremista que muchos otros colegas y, sin duda, la población general.

Priti Patel 2/10

A diferencia de los nuevos aspirantes, como Wallace, la ambiciosa ministra del Interior sí ha contado con un equipo. Sin embargo, aunque ha contado con el apoyo de un nicho duro del partido –un apoyo que puede estar desapareciendo, si la última encuesta de YouGov sirve de referencia–, le costaría ganar apoyo entre los diputados.

Las dudas sobre su competencia –ha sido criticada entre las filas tories por su gestión de la inmigración– también pesan sobre ella, al igual que las conclusiones de 2020 del entonces asesor de ética del primer ministro, según las cuales Patel infringió el código que rige el comportamiento de los ministros, al no tratar a los funcionarios con respeto, incluso “gritándoles e insultándoles”.

Traducción de Francisco de Zárate

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats