La portada de mañana
Acceder
Los socios piden a Sánchez "recomenzar" la legislatura con un giro social
ENTREVISTA | Elma Saiz: “Feijóo tiene una relación tóxica con Vox"
OPINIÓN | Regeneración democrática sí, pero más, por Jose Luis Martí

Bengoetxea VI y Olaizola II jugarán la final manomanista

Bengoetxea VI y Olaizola II jugarán la final manomanista

Rioja2

0

Oinatz Bengoetxea dio buena cuenta el sábado en Pamplona de Mikel Urrutikoetxea (22-7); Y el domingo, en Vitoria, Aimar Olaizola pudo con el campeón del año pasado, Juan Martínez de Irujo (22-15).

Bengoetxea VI apalizó en el Labrit pamplonica a Urruti tras “sacarle de punto” en los primeros compases del partido. El excepcional momento de forma del delantero de Leiza obligó al vizcaíno a un esfuerzo tremendo en los tantos segundo, quinto y octavo, de los que el de Zaratamo ya no se recuperaría.

Tras el último de estos tantos largos y peleados, Bengoetxea se adelantaba ligeramente 5 a 3. A pesar de la paliza, Mikel no solicitó descanso, fallando por falta de resuello el siguiente resto (6-3), y logrando Oinatz su séptimo punto de saque-gancho. Entonces sí que solicitó Urrutikoetxea su primer descanso, pero al regreso a la cancha Bengoetxea no bajó el pistón, sino que a base de sotamanos se escapó hasta el 11 a 3.

Falló por fin el navarro, pero no llegó la tacada del vizcaíno, sino que Oinatz ganó el siguiente de preciosa carambola de sotamano con la zurda (14-4). Y esa fue la tónica hasta el final del partido: dominio claro de Bengoetxea VI, que mataba el tanto de gancho, dejada, carambola… 22 a 7 fue el contundente resultado final.

Un Olaizola perfecto doblega a un Irujo con problemas

El Ogueta vitoriano acogió la final anticipada entre los dos colosos de la pelota a mano del siglo XXI, Juan Martínez de Irujo y Aimar Olaizola. Una semifinal a la que el campeón de 2014 llegaba con problemas en una pierna, circunstancia que limitó su rendimiento. Aún así, y a pesar del partido casi perfecto de Olaizola II, Irujo logró hacerle 15 tantos, lo que da buena muestra del buen momento de juego en el que llegaba a la semifinal el de Ibero.

Comentó Irujo tras el encuentro que el dolor que sentía en el sóleo de su pierna le impidió sobre todo acertar en los remates. Será cierto, porque en el transcurso de las refriegas alcanzó pelotas imposibles. Pero a pesar de estos problemas físicos de Juan, el partido fue de gran calidad, jugando casi siempre de aire ambos pelotaris, y sacudiendo sotamanos y ganchos impresionantes con ambas herramientas.

Olaizola siempre fue por delante. Irujo logró empatar a 2 y a 7, y acercarse ya pasado el ecuador a solo dos tantos (13 a 15 y 15 a 17), pero fueron sus propios errores los que devolvieron el saque a Aimar en las dos ocasiones. Y ahí en 15 se quedó clavado el único representante de Aspe en las semifinales, porque Aimar se fue derechito al 22 solo con sacudir y esperar el fallo de su rival. Salvo en el tanto que puso el 21 en su marcador, que merece ser detallado: Irujo aguantó los pelotazos de Olaizola, pasó a dominar, marcó un gancho largo a los pies de Aimar, que soltó una carambola larga y recta que desarboló al hasta ahora campeón.

Así pues, la final enfrentará a Oinatz Bengoetxea, campeón este año del parejas y que ya ganó el manomanista de 2008, frente a Aimar Olaizola, cuatro veces campeón del mano a mano.

Inauguración frontón de Hormilla

El viernes por la noche tuvo lugar la inauguración del polideportivo multiusos de Hormilla, con dos partidos de profesionales. En el primero, Gorka y Urruzola dejaron en 15 a Jaka e Irusta. Y en el estelar, Ezkurdia y Merino se quedaron en 12 ante Altuna III y Barriola. El polvo en el suelo ocasionó restó estabilidad a los pelotaris, detalle remediable que no ensombreció el brillante estreno del recinto.

Etiquetas
stats