La portada de mañana
Acceder
La alcaldesa de Marbella cancela en Luxemburgo la hipoteca de tres millones
La última entrega de MAR confirma el fraude fiscal de la pareja de Ayuso
Opinión - El problema de los tres gorros. Por Elisa Beni

Entrevista a Andrés García: “Un buen resultado lo va a cambiar todo”

Rioja2

0

Andrés García Soler (Madrid, 10-04-84, 39 años) lleva un par de semanas trabajando en la SD Logroñés y aunque su balance en el Grupo 1 de 1ª Federación es de un empate (2-2 contra el Cornellà en casa) y una derrota (2-1 en Fuenlabrada), desprende positivismo y augura un buen futuro a su equipo.

El madrileño recalca su alegría por estar en un club como la Sociedad Deportiva Logroñés y asegura trabajo para sacar adelante la difícil papeleta de competir en la división de bronce. Con las ideas claras, charla con Rioja2 sobre sus primeros días en la capital riojana.

¿Cómo está el equipo después de la cruel derrota en Fuenlabrada?

Anímicamente, está claro que fue un palo bastante duro, después del partido, a nosotros los primeros, como cuerpo técnico, te afecta la derrota por la manera en la que se produjo. Pero, a la vez, desde el lunes que hemos empezado a trabajar le hemos hecho ver al grupo que son cosas del juego, que nos tiene que hacer más fuertes como equipo. Hay ciertas victorias que no te llevan a ningún lado y derrotas que, luego, te hacen aprender y a largo plazo te llevan lejos. Esta puede ser una de ellas. Es cruel la manera en la que se produjo, pero les hemos hecho ver también la parte positiva de esa derrota. De cómo compitieron con diez jugadores, de la capacidad de sufrimiento como equipo. Se nos fue el partido en dos jugadas.

También hemos visto una actitud muy buena por su parte. Cuando nosotros les hemos preguntado a ellos sobre las sensaciones del partido, ninguno ha buscado la excusa del árbitro ni de la mala suerte. Han sido autocríticos, han admitido los errores que tuvimos antes de la expulsión y que no supimos gestionar los últimos minutos del partido, independientemente del arbitraje. Eso se escapa de nuestro control.

Para mí, es el primer paso para ganar el siguiente partido. Si yo hubiese escuchado excusas de arbitrajes, mala suerte y demás, estaría bastante más preocupado. Sin embargo, he escuchado autocrítica, convencimiento en lo que se está haciendo y he escuchado un grupo bastante comprometido y positivo de cara a lo que nos viene. Que nos sirva de aprendizaje y que nos haga crecer, si seguimos en esa línea, estamos cerca ya de revertir la situación y empezar a ganar.

Estuvistéis prácticamente una hora con un jugador menos y casi sin sufrir, pero en dos acciones seguidas os meten dos goles. No sé si te has parado a analizar esas acciones o las tomas como algo aislado…

Estamos con un jugador menos, pero la capacidad de compromiso de todos fue espectacular, por eso duele un poquito más. Porque si tú estás con diez y pierdes el partido fácil, lo has perdido, te has quedado con diez y te puede servir como excusa. Ellos tuvieron el balón en la segunda mitad, sin embargo nos generaban poco. Lo que nos generaron era asumible, porque estaban con un jugador más y tenían que ir a ganar el partido, más cuando les hicimos nosotros el cero a uno.

Si me limitase a decir que son acciones del juego sin más, sería el primero que no soy autocrítico e iríamos en mal camino. Es completamente evitable, porque en el minuto 94 no te pueden sacar de banda rápido y buscar un dos para uno contra Damià, y que metan esa situación de centro tan fácil con la línea tan hundida. Porque estábamos defendiendo con la línea defensiva prácticamente dentro de área pequeña, entonces cualquier rechace, prolongación… tienes mucho riesgo de que vaya dirección portería, como así fue. El remate no es limpio, en la marca está bien defendido, pero en el inicio de la acción no nos pueden ganar en una situación de dos para uno.

En el segundo gol sin embargo, en el primer centro lateral, creo que estamos bien en ese despeje orientado a dar en el exterior, priorizando lo de dentro. Es cierto que desde el lado opuesto viene un jugador liberado, pero nosotros les damos las premisas de que hay que marcar a lo más cercano. En este caso, lo más cercano era lo que quedaba hasta el segundo palo. En la continuación de la jugada, hay un mal despeje, un segundo rebote y nos lo terminan metiendo fácil.

Igual si hubiésemos defendido diez metros por delante o hubiésemos parado la acción, no dando a pie a ese centro lateral, lo hubiésemos evitado. Hay que ganar en esa madurez, en esa competitividad en los minutos finales, ser muy autocríticos en eso. Porque lo del arbitraje no lo podemos controlar, pero sí controlar esos detalles para ser un equipo mucho más competitivo que sepa gestionar esas ventajas en los últimos minutos, más por el esfuerzo del equipo si cabe. Creo que son dos goles bastante evitables. Tenemos que seguir incidiendo en ello y corrigiendo, pero todo parte desde la autocrítica. El grupo ha sido autocrítico, es consecuente de que se ha perdido un partido, pero que a nivel de grupo y de imagen, por ese esfuerzo que se hizo durante 60 minutos, salimos reforzados. Hay que darle continuidad a los que hemos hecho y tratar de corregir esos detalles, esos matices, que nos están penalizando muchísimo.

El fútbol no va de merecimientos, pero ¿crees que es demasiado poco un punto de seis, con lo que se ha visto en el campo?

Al final se valoran los puntos conseguidos, es uno de seis, los puntos son los que son. Creo que se mereció más a través del juego contra Cornellà y sacamos sólo un punto y en lo anímico, salimos bastante reforzados. Quizás se mereció más en Fuenlabrada y no salimos reforzados por cómo se dio el final de partido. Que fue bastante cruel. Nosotros como cuerpo técnico, nos tenemos que quedar con las sensaciones y como digo, dónde te llevan ciertos empates, derrotas y otras victorias, cuando no has merecido nada. Creo que este empate y esta derrota nos acerca más a ganar, que si hubiésemos ganado de una manera inmerecida o de una manera que nosotros consideramos que a largo plazo no nos va a dar nada. Estamos en ese proceso de levantar al equipo, vamos en una buena línea y creo que tenemos una final este fin de semana contra Tarazona. Hablar de finales a 28 jornadas de acabar, suena un poco ilógico, pero creo que todos los partidos que juguemos en casa son importantísimos, porque contamos con esa ventaja de jugar en casa, con nuestra gente y ahí tenemos que hacernos muy fuertes y sumar de tres.

Este partido con Tarazona sabemos que va a ser durísimo. Para mí, lleva menos puntos de los merecidos. El domingo hizo un muy buen partido contra el Sestao, lleva cuatro puntos de seis. Es un equipo muy sólido, que en ese orden por detrás de balón tiene las ideas muy claras.

Sabemos lo que nos estamos jugando, la mentalidad y la actitud de todos es positiva, estamos contentos con eso. Más allá de estos dos resultados, no me quedo con si hemos merecido más o menos. Tenemos que seguir trabajando, y si hubiéramos sacado seis de seis, la idea sería la misma: seguir trabajando, porque creo que hay mimbres para ello y que a medio-largo plazo, nos va a ir bien seguro.

Lo positivo está claro, pero quitando resultados, ¿qué es lo que menos te está gustando?

A nivel de actitud, nada que reprochar al equipo. A nivel de predisposición de todos para tratar de adaptarse a la idea que nosotros queremos, también. Es cierto que lo que les estamos pidiendo con balón es un poquito más diferente a lo anterior en cuanto a intención y ser más verticales cuando encontramos ventajas. Nos está costando un poco más interpretarlo y el jugar juntos a partir de pérdidas, para no tener que hacer tanto esfuerzo de correr hacia atrás.

En el primer partido contra el Cornellà estuvimos bastante bien. El otro día, hasta cinco minutos antes de la expulsión, nos costó interpretarlo. Cinco o seis minutos antes de la roja ya estábamos controlando bastante mejor el juego y estábamos más juntos en momentos de pérdida. Creo que en eso es en lo que tenemos que seguir incidiendo y mejorando, en esa interpretación de juego. Y sobre todo, interpretar situaciones de partido para controlar esos detalles que hagan que caiga de tu lado, como puede ser la gestión de minutos finales y ganar en esa madurez que, de momento, no estamos teniendo y que nos está costando puntos.

Cuando tengamos eso, vamos a estar muy cerca de enganchar una dinámica positiva. Estoy completamente convencido que un buen resultado lo va a cambiar todo.

¿Notas que hay ansiedad por ganar un partido?

Como cuerpo técnico y llegados nuevos al club, tú puedes tener una idea y el jugador puede estar convencido. Pero lo que le refuerza ese convencimiento es el ganar. Pienso que estamos bastante cerca de ganar, pero no nos puede generar esa sensación de ansiedad. Si nosotros afrontamos el encuentro contra Tarazona de tener que ganar y querer hacerlo en cinco minutos, creo que estamos equivocados. Va a ser un partido largo que hay que madurarlo y que entendemos que, hayq que jugar a lo nuestro. Tenemos que ver las fortalezas que tiene el rival, a mí parecer muchas, para protegernos y quitando esa ansiedad al grupo, que nosotros se la tratamos de quitar en el día a día, estoy completamente seguro de que vamos a ganar el domingo. Pero no podemos jugar con esa ansiedad a 28 jornadas para el final.

Si viésemos que el equipo está muy lejos de ganar los partidos, sí que nos podrían entrar esos nervios o esa precipitación. No obstante, vemos que el equipo está cerca de ganar, si terminamos de mejorar esas pequeñas cositas, que son más que nada a nivel competitivo. Opino que de ansiedad nada. Tenemos que jugar nuestro partido, sabiendo y siendo conscientes de que son tres puntos importantísimos, pero que jugando a lo nuestro y corrigiendo ciertos matices, en Las Gaunas lo vamos a sacar seguro.

¿Que te está pareciendo el club? ¿Te ha sorprendido algo? y, ¿cómo de a gusto estás tanto en la entidad como en la ciudad?

Lo que me ha sorprendido es la predisposición que tienen todos para trabajar y ayudar. Dentro de que somos un club que no tiene muchos recursos, el club se está volcando en dirección deportiva, directiva… Están intentando darnos todas las facilidades para que trabajemos lo más a gusto posible. Es un club que está 100% profesionalizado, en el que todos los trabajadores están aportando y dando el máximo en el día a día. Ahí nos sentimos muy cómodos y a gusto.

A nivel personal, por cercanía con Madrid, el poder ver a mi familia habitualmente es algo muy positivo y uno de los motivos, aparte de otros muchos, por los que decidí venir aquí. Estoy muy cómodo, asentado y con muy poco tiempo libre porque le echamos muchísimas horas a ésto. Vamos de Pradoviejo a Las Gaunas a trabajar, de Las Gaunas salimos tarde, vamos a casa y seguimos trabajando. No tenemos tiempo para ocio. No he tenido tiempo de ver el centro de la ciudad, pero ya estoy bastante aclimatado, asentado y con las ideas muy claras. Sabiendo que este club y esta ciudad se merecen tener a la SD Logroñés en la categoría más alta que pueda, tenemos que seguir con todo para mantenernos, y así va a ser.

Foto: @SDLogrones en X / Foto de portada: SD Logroñés

No dudaste mucho para aceptar la propuesta, pero, ¿te sorprendió la llamada del club? Justo estabas de vacaciones en Madrid...

Mi idea era tomarme un periodo de vacaciones, porque después de cinco años fuera de España quería aprovechar el estar en casa, con la familia. Las ligas en las que me he movido hasta ahora van a año natural, entonces, acaban ahora y vuelven a empezar en enero. Y tenía esa intención de descansar hasta enero, teniendo ya en la cabeza, algo que no tenía en años anteriores, que era el plantearme quedarme a entrenar en España. Por cercanía y porque eran muchos años fuera de casa. Ya que había vuelto de fuera de Europa a Europa, entrenando en segunda división en Suecia, tenía esa idea de quedarme más cerquita de casa y dar un paso más, y entrenar en España.

Está claro que hay proyectos y proyectos y clubes y clubes. La 1ª Federación es una categoría profesional y preciosa, pero obviamente, no es lo mismo que te llamen ciertos equipos a que te llame la SD Logroñés. Si te llama, tienes que venir y aceptar, no hay mucho que pensar. Te cambia todos los planes, vacaciones incluidas y el estar con la familia.

Teníamos que venir, porque si te llama la SD Logroñés es porque cree en tu trabajo y, si cree en tu trabajo en una situación compleja, hay que aprovechar la oportunidad y ayudar al club. Y aquí estamos.

¿Qué mensaje le das a la afición?

Simplemente que crean, que sigan creyendo. Nosotros nos debemos a la afición. El fútbol sin aficionados no sería absolutamente nada. Estamos completamente en deuda con la gente que fue el otro día a ver el partido a Fuenlabrada desde el parking, que invirtió todo el sábado, dinero en gasolina, tiempo, el no estar con la familia por animarnos; y no les pudimos dar esa alegría de la victoria. Que sigan creyendo, que sigan estando juntos, porque estoy completamente seguro que pronto van a llegar las alegrías y se va a traducir todo en forma de victoria. Este domingo les necesitamos más que nunca contra el Tarazona.

Etiquetas
stats