La portada de mañana
Acceder
Los socios piden a Sánchez "recomenzar" la legislatura con un giro social
ENTREVISTA | Elma Saiz: “Feijóo tiene una relación tóxica con Vox"
OPINIÓN | Regeneración democrática sí, pero más, por Jose Luis Martí

Miles de personas se manifiestan en Logroño por el “cambio global”

0

Más de tres mil personas se han manifestado hoy en Logroño convocados por la Asamblea de Indignados para exigir un cambio político y económico global y una democracia participativa con mayor presencia de los ciudadanos en la gobernación.

La manifestación ha partido con puntualidad desde la plaza del Mercado del Casco Viejo de la capital riojana, encabezada por un carricoche que arrastraba con un féretro con la leyenda “democracia” y un muñeco-cadáver dentro.

Seguía una pancarta en la que se podía leer “Unidos por un cambio global” portada por personas enmascaradas y otras disfrazadas con con buzos blancos que semejaban uniformes contra la guerra radiactiva, porque “los bancos son tóxicos”, según ha dicho uno de los manifestantes.

A lo largo de la tarde los indignados, acampados desde ayer en la plaza del Mercado, han estado confeccionando pancartas y carteles con todo tipo de leyendas la mayoría de ellas críticas con la banca y los políticos.

Otras reclamaban viviendas dignas, democracia directa y participativa, acusaban al sistema financiero de los problemas laborales, avisaban de que el actual sistema político “no nos representa” y acusaban a los políticos de irresponsables.

La marcha ha arrancado con alrededor de dos mil personas de todas las edades, muchas familias con hijos pequeños y un ambiente lúdico, y a lo largo del recorrido por la calle Portales se han unido otros tantos manifestantes.

La marcha ha recorrido las calles habituales del centro de la ciudad para volver al punto de partida, donde se ha leído un manifiesto reivindicativo en el que se alude al carácter mundial de las movilizaciones, celebradas “en más noventa países y más de mil ciudades”.

“Porque políticos y banqueros se juntan para saquearnos, para echarnos de las casas que nos vendieron con trampa y han convertido en deudas que nunca podremos pagar, por eso nosotros nos juntamos para defendernos”, reza el primer párrafo del manifiesto, que continúa con acusaciones del mismo tenor.

“Ahora ha llegado el momento de unirnos todas las personas en una protesta no violenta y global”, agrega el documento, que acusa a los poderes establecidos de actuar en beneficio de unos pocos, desoyendo la voluntad de la gran mayoría, sin importarles los costes humanos y ecológicos que haya que pagar.

El movimiento de indignados reclama una verdadera soberanía social que defienda al individuo en igualdad con el resto de su comunidad y una verdadera soberanía política que garantice una democracia real, directa y participativa.

“Para que triunfe el mal sólo es necesario que las personas de bien no hagamos nada”, concluye el manifiesto.

Etiquetas
stats