La portada de mañana
Acceder
El PP pacta la renovación del Poder Judicial con el mismo acuerdo que rechazó
Vox traspasa otros 3,5 millones a la fundación privada que preside Abascal
'Un gran día para la justicia, ya verás como viene alguien y lo jode', por Isaac Rosa

Santos dedica su tercer banderazo “al acuerdo entre todos para salir de la crisis”

Rioja2

0

La lluvia ha aguantado hasta el final. Los nubarrones negros que cubrían el cielo de Logroño se han resistido a descargar sobre la ciudad durante el acto más significativo de las Fiestas de San Bernabé: los banderazos.

A pesar de que la mañana era desapacible, los logroñeses han salido a la calle Portales ataviados de gabardinas y paraguas para presenciar la procesión de San Bernabé y el Pasacalles de Gigantes y Cabezudos.

Tal y como manda el 'voto a San Bernabé', el alcalde de Logroño, Tomás Santos, llamó a concejo y acudió, acompañado también por el presidente riojano, Pedro Sanz, a la misa que se celebró en la Concatedral de San María La Redonda en honor a San Bernabé.

Después, encabezó la tradicional procesión con la imagen del santo. La misma iba precedida por los Gigantes y Cabezudos de Logroño, tras los que se situó el alcalde acompañado de la Corporación municipal, después los niños representantes de la ciudad acompañados de los vendimiadores.

A continuación portada por la Cofradía de San Bernabé, la imagen del Santo, protegida por la Guardia de Gala. Detrás de él, y con la Cofradía que lleva su nombre, la patrona de Logroño, la Virgen de la Esperanza.

Representantes de las peñas y las Casas Regionales antecedieron al Cabildo, las autoridades políticas, con el presidente del Ejecutivo regional, Pedro Sanz a la cabeza, civiles y militares, y cerrando la procesión del Banda Municipal de Música.

A las 12.00 horas, el sol ha conseguido salir y hacer un poco más cálido el comienzo de los banderazos. Bajo el Arco de San Bernabé, Tomás Santos ha dedicado el primer banderazo: “a una familia logroñesa que perdió la vida en la explosión de gas del edificio de Gran Vía; el pasado 22 de mayo, fue un día triste para la ciudad, ya que una explosión se llevó por delante la vida de una familia; dejó sin casa a muchos vecinos; y unos comerciantes perdieron sus negocios”.

La procesión hizo varias paradas, una de ellas, en la plaza de Amós Salvador, donde un grupo musical cantó el “Himno de San Bernabé”, al paso del Santo, y en el Hospital de La Rioja, donde la imagen de San Bernabé se acercó a la puerta y “bailó” para los enfermos.

El segundo banderazo tuvo lugar en los 'Cuatro Cantones' de la calle Rodríguez Paterna. Allí, el presidente ha recordado el trabajo que desde el Ayuntamiento se está llevando a cabo por la recuperación del Casco Antiguo y ha nombrado obras de rehabilitación de zonas como el PERI Herrerías o e Centro de Cultura del Rioja. Por ello, Santos ha dedicado ese segundo banderazo a la zona con más historia de Logroño; el Casco Antiguo, y a sus habitantes.

Al llegar a la Plaza del Parlamento la procesión hizo una de sus paradas más importantes para asistir a las jotas tradicionales, a cargo del Grupo de Danzas 'Aires de La Rioja' y, después, encontrarse con miembros de la Cofradía del Pez que entregaron una pieza al Santo. Allí se ha unido a la comitiva, representantes del Gobierno de La Rioja, con Pedro Sanz a la cabeza, los consejeros y el secretario general del PSOE, Francisco Martínez Aldama, y el presidente del Partido Riojano, Miguel González de Legarra.

Ya en el Cubo del Revellín, Santos ha pedido un minuto de silencio por el voluntario de la Cofradía del Pez y el Vino, Ramón Rubio, que ha fallecido esta mañana cuando ayudaba en el reparto del pez y el vino en el Revellín.

El tercer banderazo siempre es clave en este acto. La crisis, como no podía ser de otra manera, ha sido la protagonista en esta ocasión. El alcalde Logroño ha dedicado el tercer banderazo al acuerdo de todos para salvar la mala racha económica: “Estamos atravesando momentos complicados, de crisis, desempleo. Hay gente que lo está pasando mal. Hago una petición clara a todos los que tenemos obligaciones de gestión, políticas o administrativas.. tenemos la obligación por respeto a los desempleados de ponernos de acuerdo las instituciones, los sindicatos, los empresarios y hasta los ciudadanos. Por el acuerdo, por el entendimiento y por entre todos salir de la crisis en el menor tiempo posible”.

Una vez terminado el acto, todos los representantes institucionales han degustado el pan, el pez y el vino que les ha entregado la Cofradía.

Etiquetas
stats