La portada de mañana
Acceder
Israel baraja posibles respuestas al insólito ataque de Irán
El hospital Zendal apenas ingresó un paciente al día en 2023
OPINIÓN | 'Guerra para llevar', por Antón Losada

Un total de 60 infracciones este fin de semana por incumplir las ordenanzas de Logroño

Policía Local de Logroño

Europa Press

0

La Policía Local de Logroño ha registrado este fin de semana casi 60 infracciones por incumplimientos de diferentes ordenanzas municipales, como ha asegurado este martes el concejal de Interior Francisco Iglesias, que esta mañana, junto con el comisario jefe Héctor Ruiz, ha dado cuenta de la memoria del cuerpo correspondiente al año 2023.

Un registro de infracciones que, como ha apuntado el edil, en respuesta a los medios de comunicación sobre quejas vecinales, especialmente en el Casco Antiguo, sobre 'inacción' policial, “supone que la Policía Local está, ha estado y seguirá estando en las calles”.

Por ello, ha asegurado que “no comparto que la Policía Local no haga su trabajo, al contrario, se están sancionando determinados comportamientos”, entre los que ha citado actitudes incívicas, temas relacionados con ruidos, con tenencia de animales, con drogas o con terrazas. Una tarea, ha recalcado, que “ya está dando resultados”.

“Desde que está este Gobierno, la presencia policial en las calles ha aumentado, la presencia de efectivos reales para combatir las infracciones ha aumentado. En la problemática del Casco Antiguo, desde que hemos puesto en marcha un abanico de medidas se han incrementado las sanciones administrativas en por incumplimiento de ordenanzas, se han reforzado en los fines de semana las patrullas a pie, la presencia policial en determinadas zonas”, ha asegurado Iglesias.

Eso ha tenido su efecto, ya que, como ha incidido, “en estos nueve meses, la situación del Casco Antiguo no se ha deteriorado más, se ha sancionado mucho más y se han corregido mucho más determinados comportamientos”. Ha hecho, por ello, especial hincapié en que “las instrucciones que tiene la Policía Local de este Gobierno son las de actuar, las de no inhibirse, porque, entonces, no estaría haciendo su trabajo, y, a partir de ahí, los resultados se irán viendo poco a poco”.

De acuerdo con los datos que ha aportado Héctor Ruiz, “durante el año 2023, en materia de espectáculos públicos y actividades recreativas, se han incoado 62 expedientes, frente a 10 en el 2022, lo que supone un incremento del 83%; y en materia de protección de la seguridad ciudadana, dentro de las cuales se sancionan conductas incívicas o consumo de estupefecientes en vía pública, hemos pasado en 2022 de 434 expedientes a 597, lo que supone un 28% de incremento”.

Cifras que, en palabras del comisario jefe, “me llevan a decir que no estoy en absoluto de acuerdo con esa percepción que yo entiendo que a veces algún vecino pueda tener de que su problemática puntual no queda suficientemente atendida, la Policía Local sí que interviene, sí que acude siempre que se le requiere, otra cosa es que tengamos una varita mágica para solucionar los problemas de un plumazo”.

Así, ha afirmado que “se ha intervenido directamente sobre locales de ocio que generaban mucha inseguridad y muchas molestias a los vecinos, al final, a lo largo de los meses, con resultados positivos, como es la imposición de sanciones, incluso clausura temporal de locales de ocio importantes en la ciudad, que además están pendientes de ejecución pero se verán en los próximos meses”.

Como ha abundado Francisco Iglesias, “entiendo al vecino que tiene debajo un problema, tiene un local que le genera ruido, tiene comportamientos incívicos y aparecen determinadas situaciones en su portal o cerca de su portal, o incluso en la propia vivienda, como ha sido el caso de tirar cosas a un balcón de un primer piso, pero es verdad que los medios se están poniendo y que el trabajo dará sus frutos”.

“Es un trabajo que va a costar -ha reconocido el concejal-, cuesta cambiar determinados comportamientos, pero normalmente cuando ese trabajo se está haciendo de manera constante, y en este caso se va haciendo de manera constante desde hace ya unas cuantas semanas, llegará el momento en que en determinadas zonas cada vez habrá menos comportamientos y cada vez habrá, no voy a decir más satisfacción, pero sí que se volverá a la normalidad de compatibilizar el ocio nocturno con los usos y costumbres de los ciudadanos o habitantes habituales de las zonas donde se implementa ese ocio nocturno”.

Ha recordado que “en otras zonas de la ciudad se ha conseguido y ha costado años, ha costado tiempo cambiar esos hábitos y a partir de ahí aquí estamos en esa fase”, y ha señalado que “afortunadamente contamos con el respaldo de las asociaciones de vecinos, contamos con el respaldo de los hosteleros, del gremio de hostelería y contamos con el respaldo también de las fuerzas políticas con las que se ha hablado en el Ayuntamiento”.

“Esperemos que en un medio plazo se estén consiguiendo resultados que se puedan ver ya y que los vecinos puedan apreciar. Pero les puedo decir que, en el corto plazo, en esa semana tras semana, estamos incrementando mucho esa sensación de no impunidad y esa sensación de tranquilidad y de seguridad combatiendo determinados comportamientos de personas que no saben distinguir el pasárselo bien con el guardar el respeto hacia los demás que intentan descansar o que intentan tener otro tipo de ocio mucho más tranquilo”, ha afirmado Iglesias.

La memoria de la Policía Local señala más datos, como en el caso de las infracciones administrativas. Así, en materia de tráfico, la Policía Local sancionó el año pasado 47.641 infracciones de tráfico, de las que 14.743 fueron multas por exceso de velocidad (12.449 de radares fijos, 2.221 de radares móviles láser y 73 de radares móviles instalados en vehículo).

La grúa municipal, con su posterior multa y pago por la retirada del depósito, retiró un total de 1.241 vehículos de la vía pública tras la infracción de su conductor, frente a los 1.162 del año anterior.

En concreto, 315 fueron retirados en controles de alcoholemia; 253 por estar mal aparcados e impidiendo la circulación; 248 por estar estacionados en vados; 127 por estar ocupando zonas de carga y descarga; y 52 por estar aparcados en doble fila, entre otras situaciones.

En cuanto al incumplimiento de las ordenanzas municipales, se sancionaron un total de 525 infracciones. De ellas, 380 eran referentes a la Ordenanza de Fomento de la Convivencia (ruido en viviendas y en la vía pública, consumo de alcohol en la vía pública, perturbar la convivencia, impedir el funcionamiento del sistema de alquiler de bicis BiciLog, etc.); 87 violaban la Ordenanza de Limpieza (orinar y ensuciar la vía pública, principalmente); y 53 referentes a la Ordenanza de Tenencia y Protección de Animales (pasear perros sin correa o sin bozal en el caso de las razas potencialmente peligrosas, entre otras actuaciones).

Por otro lado, los agentes de la Policía Local de Logroño realizaron en 2023 un total de 374 detenciones, de las que 188 incurrían en delitos contra la seguridad colectiva; 180 contra la seguridad vial; y 66 referentes a violencia de género y doméstica.

Etiquetas
stats