eldiario.es

9
Menú

El PP evita la foto con Carmena y Ábalos en el entierro público de parte de la herencia urbanística de Ana Botella

El presidente de la Comunidad de Madrid no va a la presentación de la nueva Operación Chamartín, que acaba con el desarrollo diseñado con la exalcaldesa

Madrid Nuevo Norte duplica las viviendas públicas hasta 2.100 (un 20% del total) y se vertebrará sobre un gran parque

La marcha del plan se ha frenado porque el Gobierno regional dice que aún no ha recibido toda la información para emitir el informe medioambiental

- PUBLICIDAD -
Fomento reinvertirá todo lo que saque por Madrid Nuevo Norte en Chamartín

Fomento reinvertirá todo lo que saque por Madrid Nuevo Norte en Chamartín. EFE

La nueva Operación Chamartín, rebautizada como Madrid Nuevo Norte, se ha puesto por primera vez de tiros largos este viernes un año después de que el Ayuntamiento de Madrid presentara su propuesta de modificación del plan que ha estado paralizado durante 25 años y cuya último diseño corrió a cargo del equipo municipal de Ana Botella (PP). El consistorio actual dirigido por Manuela Carmena ha organizado una presentación oficial una vez recibido el visto bueno de Fomento la semana pasada al que ha acudido el ministro José Luis Ábalos y el presidente del Distrito Castellana Norte, Antonio Béjar. 

De la foto del día se ha borrado el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. El martes ya anticipó que no asistiría justificando que la administración regional aún no ha emitido el informe medioambiental necesario para que el nuevo desarrollo urbanístico sea aprobado en Junta de Gobierno municipal.

Tres días después ha admitido que el proyecto final le gusta menos que el original, el diseñado por el equipo municipal de la exalcaldesa del PP Ana Botella. "No estamos en desacuerdo con este proyecto. Nos gustaba más el original pero ya dijimos que no pondríamos palos en las ruedas a un proyecto con el aval del Ayuntamiento y del Ministerio".  

El presidente regional no ha puesto plazo a la entrega del informe medioambiental y argumenta que aún faltan cuatro informes sectoriales previos por llegar. "Lo haremos enseguida", ha dicho Garrido este viernes, que ha decidido enviar en su lugar al viceconsejero de Medio Ambiente y al director general de Urbanismo. "No queríamos que diera la sensación de que avalamos el proyecto", ha reconocido ante las acusaciones del Ayuntamiento de "oposición política". 

Garrido se ha negado a ponerse en una instantánea a un año de las elecciones al lado de la alcaldesa Manuela Carmena y, sobre todo, cerca de un ministro del Gobierno central ahora que Madrid se ha posicionado como polo de oposición política a las decisiones del equipo de Pedro Sánchez. La expresidenta Cristina Cifuentes también rehusó acudir a un acto relacionado con este proyecto en 2016.  

El Ayuntamiento prevé llevar al pleno de diciembre la aprobación provisional del plan. Después, como ha desgranado el concejal de Urbanismo, es la Comunidad de Madrid quien tiene que aprobar la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, porque es su competencia. El consistorio, sobre el futuro, ha evitado concretar plazos de urbanización y construcción. De manera que todo apunta a que serán varios años los que restan para que el proyecto se convierta en algo tangible. 

Los cambios respecto al plan de Botella

El proyecto definitivo "reduce la edificabilidad total permitida en el ámbito", de 3.370.000 metros cuadrados a 2.657.313 al no considerar como tal la zona de las vías del ferrocarril, donde se construirá un gran parque que actuará "como eje verde" y a través del que se conectarán barrios ahora separados por "la brecha urbana" que ha generado los desencuentros con este plan: Sanchinarro y Las Tablas con Fuencarral. 

El concejal de Urbanismo y Desarrollo Sostenible ha destacado que el plan reduce la "edificabilidad lucrativa" un 21% respecto al diseño de Ana Botella y duplica el número de viviendas protegidas. Las 18.000 viviendas previstas en total se reducen a 10.500, y de ellas el 20%, unas 2.100, serán las protegidas, frente al 10% previsto en el plan de 2015. 

El ministro José Luis Ábalos ha dicho, en un cruce de buenas palabras con la alcaldesa Manuela Carmena, que recibió el proyecto nada más llegar a Fomento cuando ya había acuerdo con el anterior ministro del PP. "No me imaginaba a la alcaldesa de Madrid liderando un proyecto especulativo y eso siempre me dio la confianza necesaria", ha dicho. El presidente de Distrito Norte Castellana ha admitido, en su intervención, que partían de "bases que no eran cercanas" y se han ido aproximando con diálogo, el mismo que ha puesto en valor la alcaldesa. "Cuántas veces nos habéis dicho que esto no iba, que os queríais levantar de la mesa, pero el consenso siempre es posible", ha zanjado. 

Madrid Nuevo Norte prevé hacer de la estación de Chamartín, que tendrá una reforma integral, el "nodo de transporte más importante de la ciudad". El Ayuntamiento ha anunciado que, a su alrededor y para llegar a una proporción de movimiento por la zona del 80% en transporte público, se ampliará la red de Cercanías y también la de Metro. 

Fomento también ha avanzado que Adif y Renfe ya se han abierto a instalarse en la zona y Correos podría hacerlo. También ha anunciado que el Ministerio revertirá todo lo que se embolse por la cesión terrenos de Adif en la remodelación de la estación de Chamartín. La alcaldesa, por su parte, no ha descartado que la zona encuentre acomodo una nueva Ciudad de la Justicia porque el lugar es "absolutamente idóneo porque está cerca de los juzgados de primera instancia". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha