eldiario.es

9
Menú

Uno de cada cinco trenes de Metro de Madrid no circula por falta de maquinistas, según los sindicatos

Entre el 4 y el 23 de noviembre, una media del 17% de los trenes que estaban previstos no pudieron circular porque no había quien los condujera

El Consorcio regional de Transportes realiza diariamente unas tablas en las que establece cuantos trenes deben circular para atender a la demanda

La empresa dependiente de la Comunidad de Madrid niega que no hayan circulado trenes

- PUBLICIDAD -
Cortes en la línea 6 Metro de Madrid por maleta que fue detonada por TEDAX

Un gran número de viajeros circulan a diario por los andenes del Metro de Madrid. Imagen de archivo. EFE

El Metro de Madrid está funcionando por debajo de su capacidad porque faltan maquinistas. La plantilla era de 2.000, pero hoy solo quedan 1.765 tras el ERE que puso en marcha la Comunidad en 2013. Esta reducción en el número de conductores se está notando, y mucho, en el servicio. Durante la hora punta, en los turnos de la mañana hasta medio día, una media del 17% de los trenes previstos no pudieron circular porque no había quien los condujera, según los datos de los sindicatos a los que ha tenido acceso eldiario.es de las últimas semanas, entre el 4 y el 23 de noviembre.

El peor día fue el pasado viernes 23 de noviembre cuando, según la previsión, debían estar circulando 269 trenes. Solo salieron 207 unidades. Otros 62 se quedaron en la cochera porque, entre turnos y libranzas, no había maquinistas suficientes. Pero no fue el único día. El 17 de noviembre, cuando menos trenes fallaron, el porcentaje de trenes que no estaban circulando ascendió a un 9%. De los 183 programados, no salieron 16.

Metro de Madrid es la infraestructura clave en la movilidad de la ciudad. También una de las más caras. En los últimos años, la administración autonómica ha invertido millones de euros en obras para mejorar las líneas. En estos momentos, por ejemplo, está acometiendo trabajos para acondicionarlas y que garanticen la accesibilidad para personas con movilidad reducida o haciendo un vestíbulo para unir las estaciones de Sol y Gran Vía que costará más de siete millones, el doble de lo inicialmente revisto. Pero el servicio está fallado por su eslabón más barato: los maquinistas. La ausencia de conductores.

El Consorcio de Transportes de Madrid, dependiente de la Comunidad de Madrid, es el responsable de la programación de los servicios de transporte de viajeros: Metro, Metros ligeros, autobuses urbanos de Madrid, de otros municipios y autobuses interurbanos). El organismo público realiza diariamente unas tablas en las que establece, según la previsión de viajeros, cuantos trenes deben circular para atender a la demanda. Esta previsión varía según las horas, es decir, a primera hora de la mañana y a medio día es cuando más trenes programa ya que es cuando se hay una mayor demanda. Por las tardes la previsión baja.

Desde los sindicatos achacan a la falta de maquinistas que haya trenes que no estén circulando. Desde Metro de Madrid niegan a este diario que tal situación se haya producido. La empresa pública asegura que el hecho de que el 23 de noviembre no estuvieran circulando a las 14 horas los 269 trenes previstos se debió a que a esa hora pudo producirse un retraso en la salida de los 62 trenes que no estaban circulando. Lo que no explica es que esta situación se haya dado durante 15 días.

El secretario general de Comisiones Obreras de Metro de Madrid, Juan Carlos de la Cruz, asegura que en los últimos años la empresa no ha tenido un plan estratégico para evitar la situación. "Tenemos un déficit de plantilla importante. Estamos en una situación precaria que se incrementará teniendo en cuenta que habrá un aumento de usuarios", denuncia. 

El propio Metro de Madrid admite que tiene un problema por falta de conductores. La empresa ha ofrecido promociones al personal  de la compañía de otras áreas, para que opten a ser maquinistas, aunque solo han conseguido reclutar a 20 trabajadores que pasarán conducir trenes en las próximas semanas. Además también ha hecho un llamamiento para que los maquinistas realicen horas extras remuneradas para suplir el incremento de usuarios que provocará el Puente de la Constitución, las navidades, así como la entrada en vigor de Madrid Central prevista para este viernes.

Pero ese plan de Metro de Madrid para reforzar de urgencia el servicio hasta final de año no ha dado el resultado esperado. Menos del 1% de los maquinistas en plantilla han respondido al llamamiento de la empresa de hacer horas extras remuneradas Solo 11 conductores se han apuntado voluntariamente a trabajar horas de más hasta el 31 de diciembre de un total de 1.800 que hay en plantilla, según los datos ofrecidos por la empresa pública a este medio.

UGT cifra en "al menos 120" el número de maquinistas extra que deberían incorporarse a las filas de Metro de Madrid para dar un servicio "decente" hasta final de año. Pero la empresa no hará un incremento de personal así hasta el próximo año. Según Metro de Madrid publicará en enero una oferta de empleo público que incluye la contratación de 100 nuevos conductores que tendrán que examinarse y, si aprueban, formarse. "Eso nos coloca casi en el verano", augura el secretario general de CCOO. 

Madrid Central entra en vigor

Las aglomeraciones en Metro de Madrid ya se están produciendo pese a que el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, los haya augurado para cuando entre en vigor Madrid Central, la iniciativa del Ayuntamiento de la capital que restringirá el tráfico de paso y el más contaminante en el centro de la capital. De hecho, Garrido ha llevado a los tribunales la medida. 

La delegada de Movilidad y Medio Ambiente del Consistorio, Inés Sabanés, defiende que el recurso del Gobierno regional que tacha de "deslealtad institucional" quiere desviar la atención sobre los problemas que ya tiene actualmente la empresa de trasporte público. "Toda la agresividad de la Comunidad de Madrid contra el Ayuntamiento tiene que ver con tapar los problemas reales de Metro", asegura Sabanés a eldiario.es.

"Es una situación seria y nos tenemos que sentar a organizar, pero para eso el Gobierno de Garrido debe admitir que tiene un problema", defiende la concejala. "Negando la mayor no se va a solucionar el problema y llevando el debate a otros derroteros tampoco", afirma. 

Sabanés vuelve a hacer un llamamiento para que el Consorcio regional de Transportes siente a todas las administraciones para abordar las insuficiencias de Metro. "Abogamos por la cooperación institucional y volvemos a poner sobre la mesa la disposición del Ayuntamiento para ayudar a solucionar los problemas". La delegada de Movilidad y también presidenta de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) asegura que el Consorcio estaría dispuesto a redoblar esfuerzos con el transporte municipal para paliar las deficiencias de metro. "Para eso el primer paso es admitir que se tiene un problema, porque de otra manera es imposible", defiende. 

En la misma línea considera Sol Sánchez, portavoz de Izquierda Unida en Madrid, que debe ir la solución. Pero Sánchez va más allá y acusa al Gobierno regional de estar haciendo "una gestión temeraria". 

Al  déficit de personal se suma otra problemática: los trenes que se han retirado de la circulación por contener amianto. De unos 320 trenes con los que cuenta Metro de Madrid, 50 unidades no pueden circular. Por tanto, Metro de Madrid tendrá dificultades para asumir que circulen más trenes cuando haya un incremento de los usuarios. Los viernes ya circulan casi la totalidad de los trenes con los que cuenta la empresa: 270.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha