Almeida presenta el presupuesto más alto desde Gallardón y destina el 10% de los 5.066 millones a medidas pactadas con la oposición

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís / Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado el proyecto de presupuestos de 2021, la herramienta con la que el Consistorio afrontará la crisis económica y social derivada de la COVID-19. Se trata de las cuentas más expansivas desde el año 2009, cuando gobernaba la ciudad el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón y el municipio acumulaba una deuda meteórica. El presupuesto crece un 8% hasta los 5.066 millones de euros y la inversión llegará a los 488 millones, ha explicado el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno extraordinaria que ha aprobado este primer boceto de las cuentas.

El proyecto debe aún ganarse los votos a favor de Vox para alcanzar la mayoría. El Gobierno municipal también aspira a lograr que la oposición de Más Madrid y PSOE no voten en contra para "repetir el consenso" de los Acuerdos de la Villa. El 10% del presupuesto se ha destinado, según PP y Ciudadanos, a la ejecución de esos pactos.

El aumento del presupuesto a niveles históricos sucede pese a que los ingresos del Consistorio van a volver a caer en 2021 en 167 millones por el contexto de crisis económica y también por una nueva bajada de impuestos –general por el IBI y particular para la hostelería y el comercio–.

¿Cómo salen entonces las cuentas? Con la flexibilización de las normas fiscales para los Ayuntamientos, decretadas de forma excepcional por el Gobierno de Sánchez, la corporación no está obligada a amortizar la deuda y, además, tendrá libertad para gastar su superávit en 2021. Serán 223 millones extra, además de los 5.066. En la oposición asoma el temor de que el Ayuntamiento rompa la tendencia consolidada desde la etapa de Manuela Carmena a reducir año a año la deuda y en el próximo ejercicio vuelva a abultarse. El equipo de Almeida cuenta con que puede producirse este escenario si no se compensa con ayudas externas (por ejemplo, los fondos europeos).

Así se reparte la tarta: prioridad del empleo sobre los servicios sociales

Economía y Turismo, las que más crecen. Las partidas aumentan en todas las áreas de Gobierno, excepto Hacienda, que dejará de gastar 31 millones por la reducción de intereses de la deuda municipal, ha aclarado la titular de la cartera. Engracia Hidalgo. Pero tanto el alcalde como la vicealcaldesa han remarcado las inyecciones previstas para Economía y Empleo y Turismo. La primera concejalía se lleva 37 millones de euros más (32%) para fomentar el comercio, la hostelería, los avales a pymes, las políticas de empleo y la "atracción del talento innovador"; la segunda, liderada por Andrea Levy, un extra de cuatro millones para volver a colocar la ciudad como destino turístico.

Las obras previstas para 2021. Las cuentas revelan también las obras proyectadas el año que viene: la finalización de los trabajos en Plaza de España, la cubrición de la M-30 a su paso por el antiguo Estadio Vicente Calderón, la peatonalización definitiva de la Puerta del Sol o la reurbanización del entorno del puente de Joaquín Costa, además de más viviendas públicas en Carabanchel, Villaverde, Vicálvaro, Puente de Vallecas y Villa de Vallecas. También tres aparcamientos disuasorios (Aravaca, Canillejas y Villaverde Bajo-Cruce).

Nuevos contratos de limpieza. Seguridad y Emergencias, ya muy beneficiada en 2020 –cuando el presupuesto de la Policía Municipal se cuadriplicó–, dispondrá de 58 millones más para 2021. De esta área dependen también Bomberos o Madrid Salud. Y el área de Medio Ambiente y Movilidad tendrá también un buen empuje presupuestario también para 2021 por la firma de los nuevos contratos de limpieza, que rompen con el sistema ideado por Ana Botella. El presupuesto crece en 282 millones y alcanza los 1.500.

19 millones para "emergencia social". El Ayuntamiento ha dado prioridad a estas carteras frente a la de Familias, Igualdad y Bienestar Social en unas cuentas pensadas para atajar una crisis económica y también social. El área que dirige Aniorte se beneficiará de un aumento del presupuesto de 22 millones. Un 8%. De esa cantidad, prácticamente la totalidad (19 millones) irán a combatir la "emergencia social", es decir, servirán para financiar las ayudas a la alimentación o el alquiler cuando miles de familias se agolpan en las despensas solidarias montadas por las asociaciones vecinales ante la falta del respuesta del Ayuntamiento. Es un 25% más que en 2020. Villacís ha destacado que el gasto social aumenta un 14%: 187 millones. Dentro de este cajón de sastre se incluyen también partidas como el aumento de presupuesto de vivienda, con 33 millones extra.

La tarjeta familias, la medida estrella del Consistorio para atender a las personas más vulnerables que acumula ya tres meses de retrasos, cuenta con una partida de 19 millones de euros, a la que se suman 7,2 más de este año, según un portavoz de Familias, Igualdad y Bienestar Social. Los primeros plásticos se entregarán a finales de noviembre tras anunciarse su puesta en marcha en septiembre. El servicio de ayuda a domicilio, gestionado por los distritos, contará con una inyección de 13 millones.

Más recortes a subvenciones directas. El Ayuntamiento de Madrid sigue profundizando en el recorte de las subvenciones directas, una de las peticiones que ya Vox hizo en 2020 para apoyar las cuentas. El presupuesto para estas ayudas baja en siete millones hasta los 25. Este año ya se metió la tijera para reducirlas en 14 millones. Almeida aseguró en una entrevista este fin de semana con Efe que la medida responde a "una de las señas de identidad" de su Ejecutivo y "no es una concesión anticipada a Vox". El Consistorio aumenta también el gasto en los distritos, que pasa de 706 millones a 770. Los más beneficiados son Villa de Vallecas y Latina. El Ejecutivo ha destacado que el esfuerzo presupuestario se ha centrado en los nueve distritos del Plan Sures para impulsar el sureste de la capital y reducir la brecha dentro de la capital.

PSOE y Más Madrid creen que "benefician" a los que más tienen

Para Más Madrid, el proyecto de presupuestos van a generar "deuda y déficit" para "financiar los regalos fiscales a las partes más favorecidas de la ciudad". "Pese al enorme superávit heredado del gobierno de Manuela Carmena y a contar con todas las posibilidades de gasto del Gobierno central, este año no dibuja ningún nuevo proyecto de ciudad", ha lamentado el concejal Jorge García Castaño.

El grupo socialista ha acusado al Gobierno municipal de "desleal" antes de que terminara la presentación de los presupuestos porque, según la edil Enma López, se han enterado por la prensa de que iban a aprobarse este lunes. Después, la concejala ha valorado que el proyecto "baja los impuestos a los que más tienen" y ha asegurado que "ahí no van a encontrar a los socialistas". "Van a tener que elegir si están con la ultraderecha o con la izquierda, que lo que queremos es que haya unos Presupuestos verdaderamente sociales que corrijan la desigualdad vergonzosa que existe en Madrid”, ha añadido López, que considera insuficientes las partidas dedicadas al reequilibrio territorial y al empleo.

Vox ha aprovechado la jornada de presentación de los presupuestos para cargar contra las ordenanzas fiscales confeccionadas por el Ayuntamiento hace unas semanas. La ruptura de Casado y Abascal ha tensado la relación entre los socios en el Ayuntamiento. El partido de extrema derecha ya lanzó un aviso votando en el último Pleno con la izquierda todas las iniciativas. Con todo, el alcalde confía en que Vox termine apoyando las cuentas y pide a la oposición que no ponga la "venda antes de la herida" y margen para negociar.

Etiquetas
Publicado el
16 de noviembre de 2020 - 16:17 h

Descubre nuestras apps

stats