Ayuso premia con un puesto en la dirección del PP de Madrid a la alto cargo que firmó a mano el contrato de la comisión de su hermano

La recién elegida presidenta del PP de Madrid ha premiado con un puesto en su nueva dirección a la que fuera viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Ana Dávila, la alto cargo de la Comunidad de Madrid que firmó de su puño y letra el contrato de suministro de mascarillas durante la pandemia que, posteriormente, le supuso al hermano de la propia Ayuso una comisión de al menos 55.850 euros, tal y como informó elDiario.es

Caso Ayuso: elDiario.es ya lo contó

Saber más

La adjudicación de 1,5 millones de euros en mascarillas a la empresa que pagó una comisión al hermano de Isabel Díaz Ayuso suma varias circunstancias inusuales. Entre ellas, el documento oficial por el que se adjudica este contrato: está firmado a mano y no cuenta con el código seguro de verificación que acompaña a otros documentos de este mismo expediente y que habitualmente tienen estas resoluciones de la administración para certificar su autenticidad. Como ya adelantó elDiario.es, fue Ana Dávila la persona que firmó a mano dicho contrato.

A lo largo de la primera jornada del congreso autonómico que la ha entronizado al frente del partido, Ayuso ha hecho mención en varias ocasiones a esta nueva área, que confía a Dávila. Por la mañana ya anunció que le daría un peso prioritario “a la discapacidad, a la familia, a la natalidad y a políticas que tienen que ver con la maternidad y la paternidad”. En su intervención de la tarde, volvió a incidir en que “discapacidad tendrá su propia área”.

La alcaldesa imputada por corrupción, vicesecretaria del nuevo PP de Madrid

Ayuso también ha incluido en su nueva ejecutiva a Ana Millán, la alcaldesa de Arroyomolinos, muy cercana a la presidenta e imputada por corrupción junto a un empresario que se habría beneficiado de unas contratos durante su anterior etapa como concejala en el Consistorio. 

Millán, que hasta ahora era vicesecretaria de Acción Sectorial del PP, ocupará ahora la vicesecretaría de Organización y Territorial del partido en la región. Es, de hecho, una de las pocas que Ayuso mantiene para su nuevo equipo. A ella le ha agradecido su trabajo en la dirección saliente.  

La alcaldesa defendió el pasado 22 de abril ante un juez de Navalcarnero la legalidad de los ingresos que le realizó el empresario que recibía adjudicaciones de la concejalía que encabezó entre 2012 y 2016 porque correspondían al alquiler de un ático de su propiedad, con derecho a compra. En cuatro años, Millán recibió más de 44.000 euros de la empresa Neverland, propiedad del empresario Vicente Roselló, cuyas empresas recibieron contratos por valor de más de 660.000 euros.  

La recién elegida presidenta del PP de Madrid ha premiado con un puesto en su nueva dirección a la que fuera viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Ana Dávila, la alto cargo de la Comunidad de Madrid que firmó de su puño y letra el contrato de suministro de mascarillas durante la pandemia que, posteriormente, le supuso al hermano de la propia Ayuso una comisión de al menos 55.850 euros, tal y como informó elDiario.es

Caso Ayuso: elDiario.es ya lo contó

Saber más

La adjudicación de 1,5 millones de euros en mascarillas a la empresa que pagó una comisión al hermano de Isabel Díaz Ayuso suma varias circunstancias inusuales. Entre ellas, el documento oficial por el que se adjudica este contrato: está firmado a mano y no cuenta con el código seguro de verificación que acompaña a otros documentos de este mismo expediente y que habitualmente tienen estas resoluciones de la administración para certificar su autenticidad. Como ya adelantó elDiario.es, fue Ana Dávila la persona que firmó a mano dicho contrato.

A lo largo de la primera jornada del congreso autonómico que la ha entronizado al frente del partido, Ayuso ha hecho mención en varias ocasiones a esta nueva área, que confía a Dávila. Por la mañana ya anunció que le daría un peso prioritario “a la discapacidad, a la familia, a la natalidad y a políticas que tienen que ver con la maternidad y la paternidad”. En su intervención de la tarde, volvió a incidir en que “discapacidad tendrá su propia área”.

La alcaldesa imputada por corrupción, vicesecretaria del nuevo PP de Madrid

Ayuso también ha incluido en su nueva ejecutiva a Ana Millán, la alcaldesa de Arroyomolinos, muy cercana a la presidenta e imputada por corrupción junto a un empresario que se habría beneficiado de unas contratos durante su anterior etapa como concejala en el Consistorio. 

Millán, que hasta ahora era vicesecretaria de Acción Sectorial del PP, ocupará ahora la vicesecretaría de Organización y Territorial del partido en la región. Es, de hecho, una de las pocas que Ayuso mantiene para su nuevo equipo. A ella le ha agradecido su trabajo en la dirección saliente.  

La alcaldesa defendió el pasado 22 de abril ante un juez de Navalcarnero la legalidad de los ingresos que le realizó el empresario que recibía adjudicaciones de la concejalía que encabezó entre 2012 y 2016 porque correspondían al alquiler de un ático de su propiedad, con derecho a compra. En cuatro años, Millán recibió más de 44.000 euros de la empresa Neverland, propiedad del empresario Vicente Roselló, cuyas empresas recibieron contratos por valor de más de 660.000 euros.  

La recién elegida presidenta del PP de Madrid ha premiado con un puesto en su nueva dirección a la que fuera viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Ana Dávila, la alto cargo de la Comunidad de Madrid que firmó de su puño y letra el contrato de suministro de mascarillas durante la pandemia que, posteriormente, le supuso al hermano de la propia Ayuso una comisión de al menos 55.850 euros, tal y como informó elDiario.es

Caso Ayuso: elDiario.es ya lo contó

Saber más

La adjudicación de 1,5 millones de euros en mascarillas a la empresa que pagó una comisión al hermano de Isabel Díaz Ayuso suma varias circunstancias inusuales. Entre ellas, el documento oficial por el que se adjudica este contrato: está firmado a mano y no cuenta con el código seguro de verificación que acompaña a otros documentos de este mismo expediente y que habitualmente tienen estas resoluciones de la administración para certificar su autenticidad. Como ya adelantó elDiario.es, fue Ana Dávila la persona que firmó a mano dicho contrato.