Madrid abre el centro para víctimas de violencia de género seis meses después del cierre del anterior

Nuevo centro de acogida para mujeres víctimas de violencia machista de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid abrirá este jueves un nuevo centro de acogida para mujeres en situación de exclusión social, en su mayoría víctimas de la violencia machista, después de seis meses en los que estas mujeres no han tenido ningún establecimiento municipal específico en el que poder refugiarse. El pasado 31 de mayo el consistorio cerró el centro Geranios, que cumplía esas funciones cuando la ciudad estaba gobernada por Manuela Carmena. Pero desde entonces, la nueva administración, en manos de PP y Ciudadanos, no había abierto un centro alternativo. La apertura coincide con el Día Internacional contra la Eliminación de la Violencia de Género que se celebra cada 25 de noviembre.

El Ayuntamiento de Madrid decreta el cierre del único albergue para mujeres sin hogar sin esperar a que se abra el nuevo

El Ayuntamiento de Madrid decreta el cierre del único albergue para mujeres sin hogar sin esperar a que se abra el nuevo

Este miércoles, una comitiva municipal encabezada por la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y el delegado del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social, José Aniorte, ambos de Ciudadanos, inauguraban el nuevo inmueble de tres plantas situado en el distrito de Hortaleza de la capital, cuya ubicación concreta prefieren que no se dé a conocer para no poner en riesgo a las mujeres que comenzarán a habitarlo dentro de escasos días. "En Madrid no puede haber un butacón en el que duerman estas mujeres", sentenció Aniorte, en referencia a los camastros en los que tenían que pernoctar las que vivieron en Geranios. La apertura de este espacio estaba incluida en las 21 medidas contra la violencia de género aprobadas en noviembre de 2019 por el pleno municipal que contó con el apoyo de PP, Ciudadanos, Más Madrid y PSOE y la abstención de Vox.

El centro cuenta con 30 plazas fijas, cinco de emergencia, y otras 60 plazas como centro de día. En la primera planta se encuentran la cocina y el comedor. La segunda planta está destinada a despachos y salas de usos múltiples, y en la tercera hay seis habitaciones con cuatro o cinco camas, cada una de ellas con baño y vestidor. Uno de estos apartamentos está adaptado para personas con movilidad reducida.

Los dirigentes de Ciudadanos destacaron que por sus características "es un proyecto pionero en España", aunque el primero para mujeres sin hogar de la red municipal fue Geranios, que cerró por decisión del nuevo equipo de Almeida y Villacís. No obstante, aquel nunca llegó a contar con tan buenas instalaciones y servicios como tiene el edificio reformado ahora en Hortaleza. Las fotos de los camastros en los que dormían impactaron.

Entonces, las 35 mujeres que vivieron allí fueron enviadas en su mayoría al albergue Juan Luis Vives, de carácter mixto, y otras a pensiones pagadas por el ayuntamiento. Una decisión que criticaron Más Madrid y el PSOE al considerar que "su proceso de reinserción social quedaría irremediablemente interrumpido". Además, alertaron de que "lo peor" era que "algunas iban a tener que convivir con maltratadores". Los dos grupos de la oposición consideraron que el alcalde tenía que haber previsto una alternativa mejor o esperar a que el nuevo centro de Hortaleza estuviera en condiciones de acogerlas.

Otra de las preocupaciones de la oposición se centró en el futuro de los trabajadores de Geranios que, al cerrar sus puertas, terminaron en un ERTE. Pero según confirmaron los dirigentes de Ciudadanos durante el acto, toda la plantilla, formada por 55 personas, se incorporará a trabajar con la nueva empresa que ha ganado el concurso para la gestión del centro, la Fundación Salud y Comunidad, cuyo director Antonio Garín también estuvo presente en la inauguración, al igual que Alberto Serrano, concejal presidente del distrito de Hortaleza y ​Laura Castaños, directora general de Inclusión Social del Ayuntamiento.

"Estas mujeres tiene que tener un espacio digno, a la altura de lo se merecen, para darles una nueva oportunidad para su reinserción socio laboral", destacaron todos los intervinientes, que fueron tomando la palabra hasta dar paso a Villacís, que cerró el acto. La vicealcaldesa aseguró que las mujeres representan entre el 15% y el 20% ciento de las cerca de 600 personas sin hogar que se han contabilizado en Madrid, pero "son las que más sufren una realidad especialmente cruel, ya que además del sinhogarismo y tener que vivir a la intemperie, han sufrido alguna forma de violencia de género".

Por ello, las autoridades municipales explicaron que el centro va a contar también con el primer equipo de psicólogas especializadas en violencia de género en el marco de la Red Municipal de Personas Sin Hogar. Estas profesionales trabajarán de forma intensiva caso a caso, estableciendo diagnósticos y seguimientos específicos, favoreciendo así el trato personalizado a las mujeres, destacan los responsables del área de Familias, Igualdad y Bienestar Social. Un dato que llamó la atención es que el 17% de esas mujeres que han terminado cayendo en la exclusión cuenta con estudios universitarios.

Villacís: "Hay que velar por una ciudad más humana"

Villacís hizo hincapié en que el trabajo que van a desarrollar ahí no será "una labor caritativa o asistencial", sino de "velar realmente por que la ciudad sea humana, cogiendo a estas personas y tratando de darles una segunda oportunidad, que su vida empiece ahora".

Aniorte, por su parte, no dejó pasar la oportunidad de recordar otro de los programas impulsados por su departamento que comenzó a funcionar en junio de este año y al que bautizaron como No second night, orientado a la detección y atención tempranas a mujeres en riesgo grave de quedar en una situación de exclusión social. "Después de un proyecto piloto exitoso con 30 plazas se han aprobado 50 nuevas plazas para convertirlo en un programa permanente", destacan. A estas se sumarán otras 100 plazas que contemplan otro programa, Housing First, que son pisos para personas sin hogar también gestionados por la misma concejalía a cargo de Ciudadanos.

Este nuevo centro ha sido bautizado como Beatriz Galindomaestra de la reina Isabel la Católica, y a la que llamaban La Latina, pionera de esta labor social. Según los datos ofrecidos por los responsables municipales, la edad media de las mujeres que vivirán en el Beatriz Galindo es de 40 años, siendo un tercio de ellas extranjeras.

Al acto de este miércoles acudieron concejales del PSOE y Más Madrid, a los que Villacís agradeció su presencia, pero ninguno de Vox ni de Recupera Madrid -"por cuestiones de agenda, porque apoyamos la iniciativa", explicaron luego a esta redacción-. Tampoco hubo representación del PP, una ausencia a la que Villacís restó importancia asegurando que no tenía sentido porque conforman con Ciudadanos "un equipo de Gobierno", que en este caso estuvo representado por ella y por el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social.

Etiquetas
Publicado el
24 de noviembre de 2021 - 22:31 h

Descubre nuestras apps

stats