La portada de mañana
Acceder
Varias comunidades tendrán que bajar las tasas universitarias
El fiasco de la Sareb suma 35.000 millones a un rescate que no costaría “un euro”
Opinión - 'La importancia del consenso en la reforma laboral', por Ignacio Escolar

¿Cómo mejorar el aspecto de tu terraza?

Césped en una terraza

Canal Empresas


0

Con la llegada del buen tiempo, algo que todavía aparece en el horizonte como algo muy lejano, a todos nos gusta pasar más rato al aire libre. Los meses más cálidos del año son sinónimo de terrazas, baños en piscinas y playas y más encuentros sociales con amigos y familiares.

Si dispones de una vivienda con suficientes dimensiones, y un espacio ajardinado al exterior, todo esto lo puedes hacer sin salir de casa, salvo lo de ir a la playa. Por ello hoy te ofrecemos algunos consejos para sacar el máximo partido posible a tu terraza.

Convierte tu terraza en una segunda vivienda al exterior

Esta propuesta es válida especialmente para terrazas o zonas ajardinadas con suficientes dimensiones. No hay espacio de estas características que se precie sin una cocina exterior o una barbacoa.

La barbacoa es fácilmente instalable incluso en espacios más reducidos, pero si la superficie es bastante amplia, puedes decantarte por una cocina de obra que esté bien resguardada. Además, por el piso no tienes que preocuparte, pues siempre está la opción de acudir al césped artificial, que es económico, no requiere de excesivos cuidados, ofrece un aspecto muy natural y combina a la perfección con todo tipo de superficies.

Para saber más sobre esta solución, en TodoCESPED (https://todocesped.es/) vas a encontrar respuesta a todas tus dudas. Esta empresa comercializa ocho modelos de césped adaptados a distintas superficies y con características variables.

¿Cuáles son los mejores suelos para tu terraza?

Uno de los aspectos que más hace cambiar el aspecto visual y funcional de la terraza es el tipo de suelo. Hay multitud de opciones para el pavimento, desde el composite al césped artificial pasando por la piedra natural, la madera o los suelos hidráulicos.

Incluso si quieres ir más allá, puedes optar por varios tipos de superficies, colocando por ejemplo una zona con suelo de composite o de madera y otra con césped artificial. Un apunte que sí es relevante es la política de muchos fabricantes para reducir su impacto ambiental.

Así ocurre con el césped. Hoy día podemos encontrar en el mercado distintas variedades de césped artificial sostenible, que aunque esté elaborado a partir de materiales plásticos, se puede considerar más respetuoso porque ahorra en el consumo de recursos y no requiere químicos para su mantenimiento ni productos frente a las plagas.

Los ya clásicos espacios chill out a partir de muebles de palets

Se ha naturalizado mucho el uso del concepto chill out, hasta el punto de que mucha gente no sabe realmente en qué consiste esta práctica pero sí sabe distinguir entre un espacio con este tipo de decoración y el que no la tiene.

La expresión procede del inglés y significa relajarse o tranquilizarse. Con estas premisas, cualquier terraza o zona ajardinada podría incluirse dentro de este ambiente. Sin embargo, la realidad dicta que los espacios chill out son aquellos que están protagonizados por mesas y sillas bajas, sillones de puffs y el uso de materiales como la rafia, las fibras naturales, la madera, y sobre todo los palets.

Los palets no son un material en sí mismo, sino que pueden ser de madera, de plástico o de metal. Los más clásicos son los de madera, y existe ya una amplia tradición artesana para crear muebles con estos elementos para recrear en ambientes exteriores espacios propios de relajación. Esta propuesta, junto con un buen césped artificial, resulta económica y muy funcional.

Terraza al aire libre, pero protegerse del sol y las inclemencias meteorológicas

Si queremos ir más allá en el aprovechamiento de la terraza y los espacios exteriores, la clave es dotar esas áreas de más funcionalidad. ¿Cómo se consigue eso? Con estructuras que favorezcan la entrada de sombra y que incluso se puedan cerrar en caso de lluvia o viento excesivo.

Los toldos, las velas, las sombrillas o los cenadores son fórmulas relativamente económicas. Otra solución son las pérgolas bioclimáticas, que se incluyen lamas inteligentes que se abren o cierran en función de las condiciones de temperatura, humedad e insolación.

A mayor grado de complejidad en estos sistemas, más costosa será la instalación, pero también ofrecerá más posibilidades, pues en algunos casos se puede hablar de espacios que están a medio camino entre ser interiores y exteriores.

Utilizar setos como vallas de jardín

La última idea para mejorar tu terraza guarda relación con la privacidad. Las zonas ajardinadas que están rodeadas por vallas pierden sensación de naturalidad. Incluso si el límite de la finca es mediante un muro, su limpieza visual no es tan potente como sí podría serlo con setos.

Y si te preocupa el exceso de cuidado que esto implica, también puedes probar con setos artificiales, que requieren menos mantenimiento, son más económicos y cumplen igualmente con la función de ocultar y decorar.

Con las terrazas y las zonas ajardinadas se gana en habitabilidad en las viviendas, pero también en preocupación por mantener cuidadas esas zonas. Por suerte, existen muchas soluciones económicas para disfrutar de estos ambientes con la llegada del buen tiempo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats