Madrid suma 5.700 nuevas mesas de terraza durante la pandemia, la mitad de ellas sobre aparcamientos

Imagen de una terraza en Malasaña, sobre el mapa de veladores en Madrid

Imaginar es un ejercicio mental que ayuda, con poco esfuerzo, a darse cuenta de la dimensión de las cosas. Saber cuántas terrazas hay en Madrid es tan fácil como consultar su número en el portal de datos del Ayuntamiento: 6.276, con 60.912 mesas y 198.466 sillas. Pero esos datos, en frío, no sirven para hacernos a la idea de si son muchas o pocas.

El Ayuntamiento de Madrid retirará todos los permisos para terrazas sobre aparcamientos el 1 de enero de 2022

El Ayuntamiento de Madrid retirará todos los permisos para terrazas sobre aparcamientos el 1 de enero de 2022

Ahora bien, imaginemos que empezamos a poner mesas de terraza en fila, una a una, desde la Puerta del Sol. Casi todos los madrileños han estado allí y en torno a la mesa de un velador (0,80 metros de ancho), conocen los dos elementos necesarios para este ejercicio. Supongamos que las podemos colocar seguidas, desde el Kilómetro Cero y saliendo por la calle de Alcalá. Empezamos a caminar sobre ellas, sin tocar el suelo.

Para llegar hasta Cibeles bastaría con colocar las mesas existentes en Barajas, la zona que menos tiene. Con todas las de Chamberí alcanzaríamos Las Ventas. Juntando estas con las del distrito Centro (el que más alberga), la fila de veladores se extendería hasta Coslada. Y si pusiéramos todas las de la ciudad juntas nos plantaríamos en la entrada de Guadalajara, a 48 kilómetros de Madrid.

Imaginemos ahora que queremos sentar en todas las sillas existentes a los habitantes de una capital de provincia. Podríamos hacerlo con todos los empadronados en San Sebastián (188.240) y todavía sobrarían unos 10.000 asientos para que invitaran a algún conocido de fuera. Se podrían llenar casi tres estadios Metropolitanos con los comensales de las terrazas con autorización en Madrid.

Una vez que tenemos la visión general, hay que bajar al detalle de los datos para entenderlos. En general en Madrid se tiene la sensación de que hay más terrazas que antes de la pandemia. Esto es cierto, no solo porque ahora ocupan más espacio -por aquello de la distancia de seguridad- sino porque su número ha aumentado desde que se decretó el cierre de toda la hostelería por el confinamiento, allá por marzo de 2020: ahora hay 953 autorizaciones de terraza más que entonces y 5.747 mesas adicionales, según datos municipales recopilados por Somos Madrid. Aunque las cifras son muy distintas en cada distrito.

La mayor multiplicación de mesas ha tenido lugar en Salamanca, donde han aparecido más de un millar durante la pandemia (exactamente 1.199, con un incremento del 37%). Han aumentado tanto que se ha convertido en el cuarto distrito con más mesas de terraza de todo Madrid. El primero sigue siendo Centro, aunque allí el aumento ha sido mucho menor (292 nuevas mesas desde marzo del año pasado), debido a múltiples factores. Pisándole los talones si de terrazas hablamos está Chamberí, que durante la crisis del Covid-19 ha pasado a ser el segundo distrito con más espacio de terrazas (824 mesas de incremento), adelantando a Chamartín.

El número de terrazas y de mesas no se ha multiplicado en Madrid por arte de magia. Siempre fue un negocio lucrativo para bares y restaurantes, pero con la desescalada de la primavera pasada el Ayuntamiento vio una oportunidad para sostener el negocio de la hostelería en espacios abiertos, más seguros a la hora de evitar los contagios de Covid-19 que los interiores. El área de Vicealcaldía, de la que depende la normativa de terrazas, buscó una interpretación más laxa de la ordenanza y permitió que el mobiliario urbano o los árboles no contaran a la hora de dejar una zona libre de paso de 2,5 metros.

De repente, cientos de aceras que hasta entonces no podían albergar terrazas cumplían los requisitos para solicitarlas, y a partir de junio llegó una avalancha de peticiones, cuyo fruto fueron las 5.747 nuevas mesas que se han concedido hasta ahora. Además y para paliar sus problemas económicos, el Ayuntamiento les eximió de pagar la tasa de terrazas en 2020 y 2021, así que contar con esta instalación ha salido a buen precio para la hostelería.

Los propios locales confirman que las perspectivas han mejorado gracias a los veladores, en un año en el que han tenido las peores condiciones de trabajo posible con la pandemia: según un sondeo elaborado por Hostelería Madrid, la asociación de mayor peso en la capital, la situación actual es "buena o muy buena" para más de la mitad de locales con terraza, que han recuperado "entre el 60% y el 90%" de su facturación previa a la crisis sanitaria. "Las terrazas de veladores han sido, en esta pandemia, más importantes que nunca para los negocios", apunta el director de la asociación, Juan José Blardony.

Terrazas en aceras... y en aparcamientos

¿Dónde se encuentran las terrazas de Madrid? Además de su distribución por distritos, es revelador observar qué lugares de la ciudad ocupan. La inmensa mayoría (dos de cada tres) se asientan sobre las aceras de las calles, cerca de una carretera. Actualmente hay 41.792 mesas colocadas en estos espacios, de las que 2.082 fueron aprobadas después del periodo de pandemia. Las que se sitúan en otros lugares (plazas, calles peatonales o bulevares) son 10.729, de las que 751 llegaron en el último año. Todas ellas restan espacio público disponible.

Las únicas terrazas que no ocupan espacios peatonales en la capital son las que se ubican en parcelas privadas (2.331) y las que se colocan en la calzada. Estas últimas no existían hasta junio del año pasado, pero una nueva interpretación de la Ordenanza de Terrazas habilitó la concesión de permisos excepcionales en plazas de aparcamiento de toda la ciudad. De esta forma llegaron 2.723 nuevas mesas, el 47% de todas las que han obtenido autorización municipal desde que reabrieron los bares.

La distribución de las nuevas mesas fue fruto de una intensa discusión política durante la primavera de 2020. Más Madrid propuso trasladar las terrazas a las plazas de aparcamiento, aprovechando la escasa movilidad que había entonces, para ampliar el espacio disponible en las aceras. Ciudadanos cogió la idea pero la aplicó para conceder nuevas autorizaciones de veladores a los bares que, por espacio, no podían colocar mesas en sus aceras contiguas, por ser demasiado estrechas.

El resultado fue, en general, que los locales ampliaron sus espacios autorizados al aire libre -principalmente en aceras- en perjuicio de los peatones, que ven cómo los nuevos permisos les van quitando espacio en las calles: en concreto 25.241 metros cuadrados en toda la ciudad, de los que solo 1.397 están sobre las calzadas.

Este es el mapa de la ubicación de los 6.276 locales con terraza en la capital. En verde, las existentes en marzo de 2020. En rojo, los permisos concedidos durante la pandemia:

Y en este otro mapa se muestran las terrazas ubicadas sobre aparcamientos (en naranja) frente a las del resto (en azul):

Al contrario que en otros lugares de España, las terrazas de Madrid han permanecido abiertas desde el 26 de mayo de 2020 hasta hoy. Un año en el que, a cambio, han tenido que aplicar algunas restricciones a su funcionamiento. A fecha de hoy solo pueden colocar el 75% de sus mesas y sillas permitidas, y han de cerrar a la medianoche.

La duda es saber qué efectos tendrá el actual volumen del terraceo madrileño cuando estas limitaciones se levanten y vuelvan los cierres hasta la 1.30 horas (hasta las 2.30 en algunas zonas) para sus 198.466 clientes potenciales. También está por ver cuántas de las terrazas Covid desaparecen el año que viene. De momento las de los aparcamientos tienen permiso para operar hasta el 31 de diciembre. Ciudadanos apuesta por su continuidad más allá de esa fecha. El PP ha anunciado que no lo permitirá porque "lo extraordinario no puede convertir en ordinario", defendió el alcalde este viernes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats