La portada de mañana
Acceder
El Gobierno afronta el 'segundo asalto' en la batalla por subir el salario mínimo
Mapa del mayor éxodo de la última década: así se mueve la población en pandemia
Opinión - Lo que se vende y se compra con la información manipulada, por Rosa María Artal

Las mejores vistas de Madrid: nueve miradores gratuitos a los que merece la pena subir

Mirador de la plaza de la Armería, junto al Palacio Real

Las ciudades son diferentes si las miras de lejos. Las más grandes necesitan contemplarse desde varios puntos, para ser consciente de toda su magnitud. Por suerte, Madrid cuenta con muchos lugares para ser vista, gracias a su complicada orografía, llena de elevaciones y depresiones. Los tiene distribuidos por toda la ciudad. Algunos son oficiales y otros, más populares, han ganado su fama con el uso de los propios madrileños.

En esta guía recogemos algunos de los más conocidos y listamos otros más escondidos. Para no repetirnos demasiado, dejamos fuera los que comparten vistas con los situados en sus aledaños.

CORNISA DEL PALACIO REAL (Centro)

Acaba de reabrir uno de los mejores lugares para disfrutar del atardecer de Madrid, con un aire renovado y mejores vistas de las que contaba antes de las largas obras en su explanada. Se trata del mirador situado entre el Palacio Real y la Catedral de la Almudena -conocida como Plaza de la Armería- que es ahora un espacio gestionado por Patrimonio Nacional, situado a la entrada del futuro Museo de las Colecciones Reales.

El visitante se puede asomar al Oeste de Madrid y divisar en un primer plano los Jardines del Campo del Moro, la Casa de Campo al fondo, los distritos de Latina y Carabanchel, el parque del Oeste y el cercano mirador del Templo de Debod. El nuevo diseño permite incluso disfrutar de la fachada del Palacio Real, gracias a que sobresale unos metros por delante de esta.

Además, hay una ventaja extra para gente con vértigo: la cornisa de granito cuenta con una gran anchura, que además desciende suavemente durante varios metros, de forma que es imposible mirar hacia abajo pero no se pierde nada del paisaje de enfrente.

El mirador está abierto todos los días, de 12.00 a 22.00 horas, y se accede a través de cinco puertas de una verja diseñada en 1899, recuperada para la apertura de este espacio.

DÓNDE: Explanada entre el Palacio Real y La Almudena (Plaza de la Armería)

RUINAS DE LA CASA DE CAMPO

A veces, lo mejor para apreciar una ciudad es alejarse un poco de ella. Una de las formas más fáciles de hacerlo es adentrarse en la Casa de Campo y subir una de sus pequeñas lomas para divisar, entre otros lugares, el mirador del Palacio Real.

Al lugar que proponemos se puede subir por caminos paralelos a las cercanas pistas de tenis y también por la carretera (cerrada para coches) que asciende hacia el teleférico. Las mejores vistas están en el lugar que ocupan las ruinas de unas antiguas construcciones y lo que parece que pudo ser un cementerio. Desde allí se obtiene una bella panorámica de la cornisa Oeste de Madrid, así como parte de la zona de Lago de Casa de Campo, la ribera del Manzanares, además de otros edificios de gran porte en la ciudad, como los de Plaza España, Torre Picasso e incluso las torres de La Castellana. En los días despejados también se divisa claramente toda la sierra.

Como atractivo extra, la zona está llena de naturaleza, tanto de vegetación como animales. No sería extraño si por el camino te encuentras con madrigueras de conejos y algunos de estos mamíferos cruzando el camino.

DÓNDE: Carretera del teleférico

CORTE INGLÉS DE CALLAO (Centro)

Una de las imágenes más bonitas que se puede disfrutar de Madrid es la de sus tejados del centro. La oferta de miradores de pago para verlos es muy abundante (Ayuntamiento, Círculo de Bellas Artes, terrazas de hoteles, etc) pero hay uno al que el acceso es libre y tiene además el atractivo de contar con la mejor paronámica de la Gran Vía. Se trata del situado en la última planta del Corte Inglés de Callao.

El lugar fue durante muchos años un pequeño secreto de enteradillos. Su cafetería solo era visitada por señoras de avanzada edad que acudían a merendar, y jóvenes modernos que se habían enterado que podían disfrutar desde allí de una magnífica panorámica mientras comían tortitas con nata. Pero la cadena de centros comerciales decidió aprovechar el enorme potencial de sus terrazas, hasta entonces muy desaprovechadas, y convertirlas en espacios gastronómicos de primer orden.

En Callao se colocaron numerosas mesas y sillas a lo largo de la azotea, pero también se hizo un guiño a los que suben solo para disfrutar de las vistas: una gran cristalera permite contemplar desde una de sus esquinas la plaza de Callao y el tramo de la Gran Vía que va hasta Plaza España. Otros miradores colocados al final del espacio, en el exterior, llegan hasta divisar los tejados alrededor de la Puerta del Sol (se ve el Tío Pepe de espaldas), así como varios de los monumentos más característicos de esta parte de Madrid.

DÓNDE: Plaza de Callao

MIRADOR DE PLAZA MONCLOA

Uno de los menos elevados y más ocultos de la lista. El mirador de la Plaza de Moncloa es uno de los mejores sitios para ver la sierra de Madrid y la monumentalidad que se extiende hacia la carretera de la Coruña. Se accede a él por unas sencillas escaleras situadas junto a una de las entradas al intercambiador, al lado de la Junta de Distrito.

Arriba se puede contemplar el enorme arco de la Avenida de la Memoria, el Faro de Moncloa (otro de los miradores de pago más recomendables), así como una bonita mirada hacia el Parque del Oeste.

DÓNDE: Plaza de Moncloa

CERRO DE LOS LOCOS (Dehesa de la Villa)

Vamos hacia el norte para el siguiente punto al que ascenderemos, en el Parque de la Dehesa de la Villa. El conocido como Cerro de los Locos se levanta sobre los terrenos de las universidades Complutense y Politécnica, con panorámicas sobre sus campus y sobre la zona Oeste de la ciudad, que levanta en esta zona una imagen muy verde y desconocida para madrileños.

Como nota curiosa, la torre de telecomunicaciones plagada de antenas de televisión es utilizada por los vecinos y usuarios habituales del parque desde hace décadas como frontón improvisado, solo para jugadores experimentados, que apunten bien para evitar que, en caso de fallo, la pelota vaya ladera abajo.

DÓNDE: C/ Francos Rodríguez 1

MIRADOR DE MONTECARMELO

Otro de los atardeceres más bellos de Madrid. Esta vez muy poco urbano. El Mirador de Montecarmelo está al norte de la ciudad, en un entorno sin apenas viviendas, con vistas a grandes carreteras, vías de tren, carriles bici y a enormes extensiones de terreno hasta la sierra de la región, por donde se oculta el sol.

DÓNDE: Avenida del Santuario de Valverde 11

PARQUE DE LAS 7 TETAS (Vallecas)

Uno de los clásicos del sur de Madrid. El parque de colinas redondeadas que podrían recordar a senos (de ahí su nombre) es un lugar al que cuesta subir pero desde el que se tiene una de las mejores panorámicas de la ciudad, con edificios modernos, otros de ladrillos naranjas y algunos más antiguos. Una colección de manzanas y barrios castizos de un vistazo.

Merece la pena la vista de día, al atardecer y de noche, cuando la capital se convierte en un mosaico de luces de decenas de tonos. Desde aquí se sacan -teleobjetivo mediante- las espectaculares fotografías de edificios icónicos como el rascacielos de Telefónica en Gran Vía, el Pirulí o las torres de Chamartín, con la sierra al fondo.

DÓNDE: C/ Benjamín Palencia 1

CABEZA DE ARIADNA (Parque del Manzanares)

La Dama del Manzanares, de Manolo Valdés, marca el punto al que hay que ascender para recrear la vista con infraestructuras de comunicaciones enormes (andenes infinitos y Nudo Sur), el barrio de Entrevías (por allí también hay buenos miradores), Arganzuela al otro lado y la Caja Mágica mirando al sur, donde también se extiende una pradera verde.

DÓNDE: Parque Lineal del Manzanares

TERRAZA DEL PLAZA RÍO 2 (Usera)

Madrid visto desde el sur. La planta más alta del centro comercial de Madrid Río dispone de un mirador al que solo se va a observar (es el único espacio del edificio donde no se vende nada). Desde allí se tiene una posición privilegiada sobre el Manzanares y Matadero en primer término, y una panorámica de Arganzuela y la parte baja del distrito Centro, con casi todos los edificios más altos de Madrid vistos desde una posición poco habitual.

DÓNDE: Avenida del Manzanares 210

Otros miradores

Madrid posee muchos más puntos desde los que observar el infinito y otros miradores podrían haber entrado en esta lista: el del Parque de la Cuña Verde, los de la zona verde de Juan Carlos Primero, el de Payaso Fofó... si quieres compartir alguno más, lo puedes sugerir en los comentarios de este artículo, en Twitter o Instagram bajo el hastag #somosMiradores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats