Las obras de la escuela infantil y el polideportivo del Paseo de la Dirección deberían empezar a principios de 2023

Luis de la Cruz

0

Las dos gigantescas torres de lujo Skyline, que se vislumbran desde medio distrito de Tetuán enmarcadas por la sierra madrileña, parecen haber tocado techo. Las obras de las torres de Marqués de Viana también van a buen ritmo. Los vecinos del Paseo de la Dirección asisten al crecimiento y se preguntan por qué la vivienda privada avanza tan rápidamente y los equipamientos públicos, sin embargo, no han asomado la cabeza. Pronto llegarán muchos vecinos nuevos al barrio –también hay previstas dos promociones de vivienda de la EMVS, amén de otras privadas– y esto hace más acuciante si cabe la construcción de servicios públicos.

Han pasado ya más de tres años de la última modificación del Plan Parcial del Paseo de la Dirección, la hoja de ruta urbanística que guía el rediseño del barrio después de décadas de sufrimiento urbanístico, expropiaciones injustas y la desaparición del barrio tal y como lo habían conocido los vecinos. Las obras de reurbanización de las calles del entorno llegan poco a poco, de las zonas verdes nada se sabe, los accesos al parque son desastrosos y los equipamientos son promesas escasas.

Además, algunas de las reclamaciones vecinales han caído en saco roto últimamente. Por un lado, se ha sabido que el cantón de limpieza, situado en el Paseo de la Dirección, sobre el parque Rodríguez Sahagún en una zona catalogada como estancial, no será trasladado por falta de alternativas. Por otro, y pese a las buenas palabras de todos los grupos municipales, no hay a día de hoy una solución clara para la viabilidad de la morera centenaria de la calle Alberdi, que los vecinos consideran un símbolo del barrio.

Al menos, parece que empiezan a aparecer en el horizonte las primeras noticias tangibles sobre la llegada de los ansiados equipamientos. El pasado 25 de mayo, Paloma García Romero (Concejal de Obras) dio algunas previsiones en el marco de la Comisión de Urbanismo, respondiendo a una pregunta general sobre el avance del proyecto de reforma del Paseo de la Dirección formulada por Más Madrid.

Según explicó la titular del negociado, el comienzo de las obras del centro deportivo municipal y la escuela infantil –los dos equipamientos públicos que, de momento, están previstos en el ámbito– estaría más cerca: deberían comenzar a finales de este año o principios de 2023, según afirmó García Romero.

El proyecto para la escuela infantil está ya redactado y se está revisando para sacar en breve el proceso de licitación de la obra. La licitación de la concesión de obra del centro deportivo municipal, por su parte, tiene que salir también en los próximos meses. Hay que tener en cuenta que en la misma parcela irá también una piscina polivalente de verano y otra de chapoteo, cuyo proyecto estaría también redactado, a falta del informe favorable necesario previo a la licitación.

El centro deportivo y la piscina estarán en el cruce del Paseo de la Dirección y Ofelia Nieto, en un solar un tanto separado del centro del área reformada pero suficientemente cerca como para ser disfrutado por sus vecinos. La gestión del centro deportivo será privada –previsiblemente, por 25 años– y la parcela está atravesada por el Acueducto del Obispo, una parte del Canal Baja de Isabel II especialmente maltratada que debe ser atendida en el proyecto desde una perspectiva patrimonial. Como en el resto de centros deportivos municipales proyectados por esta corporación, habrá gimnasio pero carecerá de pistas deportivas. La parte correspondiente a las piscinas, 765 metros cuadrados, contará con su propio proyecto.

De la escuela infantil, cuya ubicación ha ido cambiando a lo largo de los últimos años, han trascendido menos detalles. Se sabe que irá en el solar situado en el Paseo de la Dirección con Alberdi y, por boca de la propia García Romero, que tendrá 1000 metros cuadrados, dos plantas y seis clases.

Reurbanización sin salida y nerviosismo

García Romero también hizo repaso del estado de las obras de reurbanización de los viales y de los planes para urbanizar más tramos, aclarando que no todo el suelo necesario está expropiado aún. Según ha sabido este medio, quedan derribos por hacer, hay aún ocho viviendas con realojos pendientes y una vivienda a la espera de sentencia judicial. La semana pasada, incluso, se vivió una situación rocambolesca en la Travesía de Pando, donde se derribó por sorpresa parte de una finca aún habitada.

Se han ejecutado ya las obras de Travesía del Pando con vuelta a Capitán Blanco Argibay, Isabel Serrano con vuelta a Paseo de la Dirección, Alberdi y la de la calle Cosmos. Sin embargo, según explican los vecinos de la zona, hay algún problema en las obras realizadas: “no entendemos que la calle Cosmos no tenga salida, tendría que conectar con Alberdi según el plan y no lo han hecho”. Entre ambas media una pendiente cuya solución no está explicada en el plan y, de momento, parece que el problema se ha obviado.

¿Qué vendrá a continuación? Actualmente se estarían terminando los proyectos para acometer el área estancial de la calle Alberdi con vuelta al Paseo de la Dirección, calle Cantueso 38 con vuelta a Capitán Blanco Argibay, Travesía del Pando 14 a 12 con la zona verde de Capitán Blanco Argibay 119 y la calle Pando entre Travesía de Pando y calle Sorgo, según se explicó en la comisión de obras.

Cada día que pasa sin hechos y noticias claras sobre la reordenación del barrio es demasiado para el vecindario. Mucho ha llovido desde que el alcalde Ruiz Gallardón privatizara en 2007 la reforma del área con terribles consecuencias para los vecinos. Acostumbrados a esperar y que las estimaciones se estiren, las noticias sobre avances con un horizonte temporal concreto son siempre buena noticia…siempre que se cumplan los plazos.

Las dos gigantescas torres de lujo Skyline, que se vislumbran desde medio distrito de Tetuán enmarcadas por la sierra madrileña, parecen haber tocado techo. Las obras de las torres de Marqués de Viana también van a buen ritmo. Los vecinos del Paseo de la Dirección asisten al crecimiento y se preguntan por qué la vivienda privada avanza tan rápidamente y los equipamientos públicos, sin embargo, no han asomado la cabeza. Pronto llegarán muchos vecinos nuevos al barrio –también hay previstas dos promociones de vivienda de la EMVS, amén de otras privadas– y esto hace más acuciante si cabe la construcción de servicios públicos.

Han pasado ya más de tres años de la última modificación del Plan Parcial del Paseo de la Dirección, la hoja de ruta urbanística que guía el rediseño del barrio después de décadas de sufrimiento urbanístico, expropiaciones injustas y la desaparición del barrio tal y como lo habían conocido los vecinos. Las obras de reurbanización de las calles del entorno llegan poco a poco, de las zonas verdes nada se sabe, los accesos al parque son desastrosos y los equipamientos son promesas escasas.

Además, algunas de las reclamaciones vecinales han caído en saco roto últimamente. Por un lado, se ha sabido que el cantón de limpieza, situado en el Paseo de la Dirección, sobre el parque Rodríguez Sahagún en una zona catalogada como estancial, no será trasladado por falta de alternativas. Por otro, y pese a las buenas palabras de todos los grupos municipales, no hay a día de hoy una solución clara para la viabilidad de la morera centenaria de la calle Alberdi, que los vecinos consideran un símbolo del barrio.

Al menos, parece que empiezan a aparecer en el horizonte las primeras noticias tangibles sobre la llegada de los ansiados equipamientos. El pasado 25 de mayo, Paloma García Romero (Concejal de Obras) dio algunas previsiones en el marco de la Comisión de Urbanismo, respondiendo a una pregunta general sobre el avance del proyecto de reforma del Paseo de la Dirección formulada por Más Madrid.

Según explicó la titular del negociado, el comienzo de las obras del centro deportivo municipal y la escuela infantil –los dos equipamientos públicos que, de momento, están previstos en el ámbito– estaría más cerca: deberían comenzar a finales de este año o principios de 2023, según afirmó García Romero.

El proyecto para la escuela infantil está ya redactado y se está revisando para sacar en breve el proceso de licitación de la obra. La licitación de la concesión de obra del centro deportivo municipal, por su parte, tiene que salir también en los próximos meses. Hay que tener en cuenta que en la misma parcela irá también una piscina polivalente de verano y otra de chapoteo, cuyo proyecto estaría también redactado, a falta del informe favorable necesario previo a la licitación.

El centro deportivo y la piscina estarán en el cruce del Paseo de la Dirección y Ofelia Nieto, en un solar un tanto separado del centro del área reformada pero suficientemente cerca como para ser disfrutado por sus vecinos. La gestión del centro deportivo será privada –previsiblemente, por 25 años– y la parcela está atravesada por el Acueducto del Obispo, una parte del Canal Baja de Isabel II especialmente maltratada que debe ser atendida en el proyecto desde una perspectiva patrimonial. Como en el resto de centros deportivos municipales proyectados por esta corporación, habrá gimnasio pero carecerá de pistas deportivas. La parte correspondiente a las piscinas, 765 metros cuadrados, contará con su propio proyecto.

De la escuela infantil, cuya ubicación ha ido cambiando a lo largo de los últimos años, han trascendido menos detalles. Se sabe que irá en el solar situado en el Paseo de la Dirección con Alberdi y, por boca de la propia García Romero, que tendrá 1000 metros cuadrados, dos plantas y seis clases.

Reurbanización sin salida y nerviosismo

García Romero también hizo repaso del estado de las obras de reurbanización de los viales y de los planes para urbanizar más tramos, aclarando que no todo el suelo necesario está expropiado aún. Según ha sabido este medio, quedan derribos por hacer, hay aún ocho viviendas con realojos pendientes y una vivienda a la espera de sentencia judicial. La semana pasada, incluso, se vivió una situación rocambolesca en la Travesía de Pando, donde se derribó por sorpresa parte de una finca aún habitada.

Se han ejecutado ya las obras de Travesía del Pando con vuelta a Capitán Blanco Argibay, Isabel Serrano con vuelta a Paseo de la Dirección, Alberdi y la de la calle Cosmos. Sin embargo, según explican los vecinos de la zona, hay algún problema en las obras realizadas: “no entendemos que la calle Cosmos no tenga salida, tendría que conectar con Alberdi según el plan y no lo han hecho”. Entre ambas media una pendiente cuya solución no está explicada en el plan y, de momento, parece que el problema se ha obviado.

¿Qué vendrá a continuación? Actualmente se estarían terminando los proyectos para acometer el área estancial de la calle Alberdi con vuelta al Paseo de la Dirección, calle Cantueso 38 con vuelta a Capitán Blanco Argibay, Travesía del Pando 14 a 12 con la zona verde de Capitán Blanco Argibay 119 y la calle Pando entre Travesía de Pando y calle Sorgo, según se explicó en la comisión de obras.

Cada día que pasa sin hechos y noticias claras sobre la reordenación del barrio es demasiado para el vecindario. Mucho ha llovido desde que el alcalde Ruiz Gallardón privatizara en 2007 la reforma del área con terribles consecuencias para los vecinos. Acostumbrados a esperar y que las estimaciones se estiren, las noticias sobre avances con un horizonte temporal concreto son siempre buena noticia…siempre que se cumplan los plazos.

Las dos gigantescas torres de lujo Skyline, que se vislumbran desde medio distrito de Tetuán enmarcadas por la sierra madrileña, parecen haber tocado techo. Las obras de las torres de Marqués de Viana también van a buen ritmo. Los vecinos del Paseo de la Dirección asisten al crecimiento y se preguntan por qué la vivienda privada avanza tan rápidamente y los equipamientos públicos, sin embargo, no han asomado la cabeza. Pronto llegarán muchos vecinos nuevos al barrio –también hay previstas dos promociones de vivienda de la EMVS, amén de otras privadas– y esto hace más acuciante si cabe la construcción de servicios públicos.

Han pasado ya más de tres años de la última modificación del Plan Parcial del Paseo de la Dirección, la hoja de ruta urbanística que guía el rediseño del barrio después de décadas de sufrimiento urbanístico, expropiaciones injustas y la desaparición del barrio tal y como lo habían conocido los vecinos. Las obras de reurbanización de las calles del entorno llegan poco a poco, de las zonas verdes nada se sabe, los accesos al parque son desastrosos y los equipamientos son promesas escasas.